Un total de 159 personas fallecieron en la noche del 6 de abril de 1990, después de que se declarara un misterioso incendio a bordo del crucero Scandinavian Star. El primer fuego comenzó a las dos de la madrugada y, a partir de entonces, no hubo tregua. Varios focos fueron apareciendo por distintas cubiertas y partes del buque, propagándose rápidamente y dejando atrapados entre las llamas a dos tercios de los pasajeros –395 en total–. 

Filmin estrena este 8 de octubre una impactante miniserie documental que recuerda este trágico suceso que, tres décadas después, sigue sin resolverse. Inexplicablemente fallaron las puertas de emergencia y otros mecanismos de seguridad para la extinción de incendios.