Es noticia
Menú
La sorprendente multa de la DGT a un motorista por mirarse en el retrovisor
  1. Motor
  2. Tráfico
POR VALOR DE 90 EUROS

La sorprendente multa de la DGT a un motorista por mirarse en el retrovisor

A nadie le hace gracia 'pasar por caja' para pagar una multa. Sin embargo, es frecuente que los conductores se tengan que enfrentar a sanciones de lo más curiosas

Foto: La sorprendente multa de la DGT a un motorista por mirarse en el retrovisor (Pixabay)
La sorprendente multa de la DGT a un motorista por mirarse en el retrovisor (Pixabay)

Uno de los principales objetivos de la Dirección General de Tráfico (DGT) es que los conductores cumplan con el reglamento vigente para evitar que siga habiendo accidentes en las carreteras. Y para ello, no duda en sancionar a todo aquel que infringe las normas establecidas. Sin embargo, alguna de estas multas resulta de lo más sorprendente.

Todos conocemos un amplio abanico de multas que los agentes de la autoridad nos pueden poner si no respetamos todo aquello que recoge el Reglamento General de Circulación, sin embargo, hay muchas otras sanciones que son más desconocidas para los conductores. Por desgracia, el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento.

Claro ejemplo de ello es la multa que recibió un conductor por mirarse en el retrovisor de su moto como si fuera un espejo, según informa la red SocialDrive en su cuenta de Twitter. El monto de la multa ascendía a 80 euros.

Infracción grave

Según los datos que se reflejan en la sanción, al conductor se le multa por "conducir sin mantener la propia libertad de movimientos mirándose en el espejo del retrovisor con una mano en el manillar y la otra en el retrovisor", algo prohibido y que se recoge en el artículo 16.1 del Reglamento General de Circulación.

El conductor de la BMW R12 cometió la infracción en la N-240 y fue multado por la Jefatura Provincial de Tráfico de Zaragoza. El motivo principal es que se considera que no está prestando la atención que merece a la carretera, por lo que se considera una infracción tan grave como ir escribiendo en el teléfono móvil o ir manipulando el GPS.

Mirarse en el retrovisor como si fuera un espejo mientas se conduce es objeto de sanción

Esta multa se suma así a otras, cuanto menos, curiosas como la de 6.000 euros por llevar deteriorada la matrícula o la de 260 euros por no abrir la puerta como es debido.

Uno de los principales objetivos de la Dirección General de Tráfico (DGT) es que los conductores cumplan con el reglamento vigente para evitar que siga habiendo accidentes en las carreteras. Y para ello, no duda en sancionar a todo aquel que infringe las normas establecidas. Sin embargo, alguna de estas multas resulta de lo más sorprendente.

Dirección General de Tráfico (DGT) Multa
El redactor recomienda