Es noticia
Menú
¿Leer mientras 'conduces'? Volvo probará en California su conducción 100% autónoma
  1. Motor
  2. Tecnología y motor
Conducción autónoma no supervisada

¿Leer mientras 'conduces'? Volvo probará en California su conducción 100% autónoma

Aunque en un primer momento la firma sueca lo implementará en el estado de California, ya están recopilando datos en carreteras de Suecia y en otras zonas de Europa y Estados Unidos

Foto: Se incluirá en el próximo SUV eléctrico de la marca sueca. (Volvo)
Se incluirá en el próximo SUV eléctrico de la marca sueca. (Volvo)

Volvo Cars ofrecerá en primer lugar su función de conducción autónoma no supervisada Ride Pilot a los clientes del estado de California, en Estados Unidos. El objetivo de dicha función, que se incluirá en la próxima generación de vehículos eléctricos puros de la firma sueca, es ofrecer más tiempo libre al usuario y hacer que la conducción de un Volvo sea aún más cómoda y segura. Una vez se haya verificado su seguridad en carretera abierta, se prevé que la función Ride Pilot esté disponible mediante suscripción adicional en el próximo SUV eléctrico de la empresa, un nuevo modelo que podría ser el sucesor del actual XC90 y que se presentará este mismo año.

placeholder Dispone de sensor LiDAR, 8 cámaras y 16 sensores ultrasónicos.
Dispone de sensor LiDAR, 8 cámaras y 16 sensores ultrasónicos.

En la siguiente generación de vehículos de Volvo, la compañía quiere establecer un nuevo estándar de seguridad, con actualizaciones inalámbricas del software y una configuración de sensores de tecnología avanzada. El soporte lógico ha sido desarrollado por Zenseact, una empresa de software especializada en conducción autónoma, junto con el equipo interno de ingenieros de Volvo Cars, así como los expertos de Luminar, uno de sus socios tecnológicos. Con todo esto, la configuración del nuevo sistema está formada por más de dos docenas de sensores que trabajan conjuntamente con el software, entre los que se encuentra el avanzado Iris LiDAR de Luminar.

LiDAR, 8 cámaras y 16 sensores

Con esta combinación de sensores y software, y la seguridad que es capaz de proporcionar según sus creadores, la empresa sueca incluirá de serie desde el primer día en sus próximos SUV totalmente eléctricos las nuevas tecnologías de asistencia, que irán evolucionando progresivamente. Sin embargo, la función Ride Pilot solo se pondrá a disposición de los clientes una vez se haya superado el riguroso protocolo de verificación y pruebas de Volvo Cars. Esto incluye la validación de la tecnología como 'segura' para su uso en carreteras en diversas condiciones.

placeholder El próximo SUV 100% eléctrico de Volvo se presentará este año.
El próximo SUV 100% eléctrico de Volvo se presentará este año.

Como parte de ese proceso de seguridad y verificación, Volvo Cars y Zenseact ya se encuentran probando las funciones de conducción autónoma en las carreteras de Suecia, y además están recopilando datos en otras zonas de Europa y Estados Unidos. A mediados de este mismo año, la empresa tiene previsto comenzar las pruebas en las carreteras de California, estado que ofrece un entorno idóneo para la introducción de la conducción autónoma por su marco regulador más favorable, pero también por su clima y las condiciones del tráfico. Tras haber superado estos pasos, y una vez se haya verificado su seguridad y se hayan obtenido todas las autorizaciones necesarias, el plan de la empresa escandinava es introducir Ride Pilot primero en California, antes de extender gradualmente su implantación hacia otros mercados y regiones del mundo.

placeholder Busca que los usuarios disfruten de tiempo libre extra y lleguen más descansados al destino.
Busca que los usuarios disfruten de tiempo libre extra y lleguen más descansados al destino.

Lo que buscan con la nueva función Ride Pilot es dar a los conductores un tiempo libre adicional, que podrán dedicar a actividades secundarias como leer, escribir, trabajar o hacer vida social. Además, y siempre según la tesis de los responsables de Volvo, ayudará también a que "lleguen a su destino más descansados y llenos de energía", al reducirse la tensión mental que puede suponer conducir, especialmente en caso de retenciones o tráfico muy denso.

Para hacer realidad este objetivo, el sensor LiDAR de Luminar complementará a los cinco radares, ocho cámaras y nada menos que dieciséis sensores de ultrasonidos del próximo SUV eléctrico de Volvo. Una configuración de sensores que ofrece una visión y una percepción de extraordinaria fiabilidad. De esta manera, junto con las continuas actualizaciones inalámbricas del software, el sistema permitirá a Volvo Cars conseguir con la función Ride Pilot una conducción autónoma segura.

Volvo Cars ofrecerá en primer lugar su función de conducción autónoma no supervisada Ride Pilot a los clientes del estado de California, en Estados Unidos. El objetivo de dicha función, que se incluirá en la próxima generación de vehículos eléctricos puros de la firma sueca, es ofrecer más tiempo libre al usuario y hacer que la conducción de un Volvo sea aún más cómoda y segura. Una vez se haya verificado su seguridad en carretera abierta, se prevé que la función Ride Pilot esté disponible mediante suscripción adicional en el próximo SUV eléctrico de la empresa, un nuevo modelo que podría ser el sucesor del actual XC90 y que se presentará este mismo año.

California Tecnología Movilidad del futuro
El redactor recomienda