Es noticia
Menú
Hypercar 499P, el asombroso prototipo de Ferrari para las carreras de resistencia
  1. Motor
  2. Novedades
Debutará en las 1.000 Millas de Sebring

Hypercar 499P, el asombroso prototipo de Ferrari para las carreras de resistencia

La próxima temporada, y tras medio siglo de ausencia, la firma de Maranello regresa a la máxima categoría del Mundial de Resistencia con el 499P, dotado de propulsión híbrida y 680 CV de potencia máxima para mover sus 1.030 kilos de peso

Foto: Los coches correrán con los números 50 y 51. (Ferrari)
Los coches correrán con los números 50 y 51. (Ferrari)

50 años han pasado ya desde que Ferrari dejase de competir en la máxima categoría del Campeonato Mundial de Resistencia. Medio siglo desde aquel 1972. Un periodo de espera que llega a su fin, pues la firma del 'cavallino' acaba de desvelar el 499P, su nuevo Hypercar para carreras como la de Le Mans, y con el que Ferrari afrontará su regreso a la máxima categoría del FIA WEC a partir de 2023.

placeholder La librea que decora el 499P rinde homenaje al último modelo con el que corrieron.
La librea que decora el 499P rinde homenaje al último modelo con el que corrieron.

El nombre elegido para este esperado regreso evoca la historia del fabricante italiano. En el pasado, los prototipos se identificaban con la letra 'P', a menudo precedida por el número de la cilindrada unitaria del motor. Con este nuevo 499P, Ferrari no ha hecho una excepción, y luce orgulloso toda la historia de las carreras que dio lugar a la leyenda que es hoy, permitiendo a la empresa atesorar 22 títulos mundiales y 9 victorias absolutas en las 24 Horas de Le Mans.

placeholder Por el momento, la firma italiana no ha dado a conocer quienes serán sus pilotos.
Por el momento, la firma italiana no ha dado a conocer quienes serán sus pilotos.

El aspecto exterior del 499P llama la atención no solo por sus soluciones técnicas, que también, sino por la librea con la que debutará en las próximas 1.000 Millas de Sebring, carrera inaugural del Campeonato Mundial de Resistencia 2023. Esta incluye una versión del famoso esquema de color del 312 P de los años 70 para subrayar visualmente la conexión histórica con el último trabajo de Ferrari hace 50 años. Además, la numeración de ambos coches no ha sido elegida al azar, pues uno de los bólidos de Maranello estará adornado con el número 50, en referencia a los años de ausencia de la marca en la máxima categoría de la Resistencia, mientras que el otro llevará en su carrocería el 51, uno de los números que más éxitos ha brindado a la compañía en las carreras. Lo que no se conoce de momento es la alineación de pilotos que se encargarán de conducir los dos 499P.

placeholder El alerón trasero es doble, con uno de gran tamaño y unos flaps.
El alerón trasero es doble, con uno de gran tamaño y unos flaps.

Para el desarrollo del 499P se ha cuidado de forma muy especial la aerodinámica. La carrocería del prototipo está esculpida a partir de una superficie plana, de la que se sobresalen armoniosamente las vainas laterales y los pasos de rueda. Los flujos aerodinámicos pasan por las vainas laterales sobre los huecos entre las crestas principales que rodean el habitáculo, refrigerando los radiadores ocultos bajo la carrocería. Encima de los pasos de rueda encontramos un sello inconfundible de Ferrari, las grandes rejillas, que se destinan a reducir la presión en el interior de los alojamientos de las ruedas. Su frente recuerda sutilmente, mediante distintos rasgos de estilo, al Ferrari Daytona SP3.

placeholder El número 50 hace referencia a los años de ausencia, y el 51 les ha dado grandes victorias.
El número 50 hace referencia a los años de ausencia, y el 51 les ha dado grandes victorias.

En la zaga, una fina piel de fibra de carbono cubre los distintos elementos funcionales, dejando completamente visibles las ruedas y la suspensión. Pero lo más llamativo de la parte trasera es su doble alerón horizontal, compuesto por un alerón principal y unos flaps superiores. En la zona baja, el alerón inferior también cuenta con una barra de luz que enriquece el diseño exterior y le da un toque moderno y minimalista. Para terminar, en la zona superior del coche se encuentra una toma de aire múltiple que alimenta la admisión del motor V6 y suministra aire de refrigeración a la batería y a la caja de cambios.

Un V6 biturbo y 680 CV

Y es que su propulsor ha de adecuarse al reglamente técnico y a los requisitos de la categoría Hypercar de Le Mans: tiene que ser híbrido y entregar una potencia máxima de 500 kW (680 CV), mientras que el conjunto debe tener un peso mínimo de 1.030 kilos. El prototipo, con tracción a las cuatro ruedas, recurre a una cadena cinemática híbrida que combina una unidad de potencia en la parte trasera con un motor eléctrico que impulsa el eje delantero. El motor de combustión interna deriva directamente de la familia V6 biturbo de carretera, y comparte arquitectura con el montado en el 296 GT3, aunque con una profunda revisión por parte de los ingenieros de Ferrari. Entre las características específicas del V6 del 499P destaca que es un motor portante y, por lo tanto, cumple una valiosa función estructural, en comparación con las versiones montadas en los coches GT de competición, en las que el motor está montado en el subchasis trasero del coche.

En cuanto a la parte eléctrica del propulsor híbrido, el sistema ERS cuenta con una potencia máxima de 200 kW (272 CV), sirviendo para alcanzar los 680 CV permitidos por reglamento como cifra total. Este motor eléctrico está equipado con un diferencial y es impulsado por una batería que se recarga durante la deceleración y el frenado. El paquete de baterías, con un voltaje nominal de 900V, se beneficia de la experiencia de la marca en Fórmula 1. En lo que se refiere a la transmisión, el tren motriz se acopla a una caja de cambios secuencial de siete velocidades.

placeholder La potencia total de su propulsor híbrido es la máxima por reglamento: 680 CV.
La potencia total de su propulsor híbrido es la máxima por reglamento: 680 CV.

Todo esto está construido sobre un chasis monocasco de fibra de carbono totalmente nuevo, mientras que la geometría de la suspensión de doble horquilla es del tipo 'push-rod'. Los sistemas electrónicos se han desarrollado a partir de la experiencia adquirida en el mundo de las carreras de GT, pero con una vuelta de tuerca más en innovación: el equipo de frenado integra un sistema 'brake-by-wire', necesario para la recuperación de energía cinética por parte del eje eléctrico delantero en las frenadas. Así, el eje delantero utiliza la energía recuperada durante las mismas, para almacenarla en la batería de alto voltaje antes de transmitir el par a las ruedas delanteras cuando se alcanza una determinada velocidad, contribuyendo así a mejorar el rendimiento en los circuitos previstos para el calendario WEC de 2023.

placeholder En la zona posterior, la barra de luz moderniza el diseño.
En la zona posterior, la barra de luz moderniza el diseño.

Tras 50 años fuera de la especialidad y con un regreso planteado por todo lo alto, Ferrari confía de nuevo la gestión en pista del 499P a los técnicos e ingenieros de Maranello con la colaboración de AF Corse. De este modo, la asociación continúa y busca seguir aumentando la racha de victorias, que comenzó con el FIA GT 2006 gracias al F430 GT2, un coche que aseguró los títulos de Equipo, Piloto y Constructor en su temporada de estreno. Y es que la mayoría de los éxitos en GT de los últimos años han sido resultado de la asociación entre Ferrari y AF Corse, incluyendo todos los logrados en el Campeonato Mundial de Resistencia desde su creación en 2012.

placeholder Su sistema de frenado permite al eje delantero regenerar energía eléctrica.
Su sistema de frenado permite al eje delantero regenerar energía eléctrica.

"Con el 499P volvemos a competir por la victoria absoluta en la serie WEC. Afrontamos este reto con humildad, pero conscientes de una historia que nos ha llevado a conseguir más de 20 títulos mundiales de resistencia y 9 victorias en la general de las 24 Horas de Le Mans", declaraba John Elkann, presidente ejecutivo de Ferrari.

50 años han pasado ya desde que Ferrari dejase de competir en la máxima categoría del Campeonato Mundial de Resistencia. Medio siglo desde aquel 1972. Un periodo de espera que llega a su fin, pues la firma del 'cavallino' acaba de desvelar el 499P, su nuevo Hypercar para carreras como la de Le Mans, y con el que Ferrari afrontará su regreso a la máxima categoría del FIA WEC a partir de 2023.

Tecnología Industria automóvil Movilidad del futuro
El redactor recomienda