Es noticia
Menú
Los fabricantes de componentes de automoción, en cifras prepandemia
  1. Motor
  2. Industria
BUENAS CIFRAS DE BENEFICIOS

Los fabricantes de componentes de automoción, en cifras prepandemia

Multinacionales españolas del sector, Antolin, Gestamp, CIE Automotive o Teknia, logran excelentes resultados pese a la menor producción mundial de coches y la falta de microchips

Foto: El 75% d el valor de un coche lo aporta el sector de componentes, frenos, neumáticos, asientos, volante...
El 75% d el valor de un coche lo aporta el sector de componentes, frenos, neumáticos, asientos, volante...

El sector de fabricantes de componentes de automoción anticipa la salida de la crisis provocada por el coronavirus con un notable crecimiento de los beneficios logrados en el primer semestre por las principales compañías españolas, Gestamp, Antolin, Teknia o CIE Automotive. Es una industria vital en la recuperación del sector de automoción, que invierte en I+D+I el 4 % de su facturación anual, el triple que la inversión de la industria en general en España y que facturó en el año 2020 unos 30.200 millones de euros.

El sector de automoción es muy importante en España, supone cerca del 10% del PIB y más de medio millón de empleos Pero muchas veces pasa desapercibida la aportación a este sector de la industria de componentes, vital para el mantenimiento de las 17 fábricas de coches instaladas en España. Un coche es un mecano formado por piezas fabricadas por estas empresas, que son casi desconocidas para el gran público.

Pero la calidad de los vehículos depende de todas esas piezas. Y de ahí que la notable recuperación de estos fabricantes tras la pandemia represente un gran impulso al sector de automoción español. Sobre todo porque estos fabricantes aportan el 75% del valor de un automóvil nuevo.

El Grupo Antolin, especializado en el desarrollo y producción de soluciones tecnológicas para el interior de los vehículos, registró un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 171 millones de euros entre enero y junio, lo que supone un incremento del 227,4% respecto a las cifras de 2020. Su margen operativo sobre las ventas fue del 8,1%, lo que supone un incremento de 4,7 puntos con respecto al primer semestre de 2020. Pero lo más importante es que representa una cifra por encima de los niveles previos a la pandemia. Con ello, la cifra de negocio del grupo fue de 2.116 millones de euros, un 36% superior a los datos de 2020.

placeholder La innovación forma parte importante del sector de componentes, como ocurre en el Grupo Antolin, experto en interiores.
La innovación forma parte importante del sector de componentes, como ocurre en el Grupo Antolin, experto en interiores.

Otra de las grandes del sector de componentes, CIE Automotive, contabilizó un beneficio neto de 148,2 millones de euros hasta junio, lo que supone un incremento del 154% respecto a los datos de 2020. Unas cifras importantes, que también suponen volver a las cifras prepandemia. Y todo ello pese a que en el primer semestre se han producido seis millones de vehículos menos que en el mismo periodo de 2019.

Su cifra de negocio alcanzó los 1.681 millones de euros, un 39% más que en 2020, y el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 302,8 millones, un 97% más. En cuanto al margen operativo sobre las ventas, fue del 18%.

Gestamp, la compañía especializada en la producción de aceros de alta y ultra alta resistencia para las plataformas de los vehículos, contabilizó un beneficio neto atribuido de 83 millones de euros en el primer semestre del año, consolidando la recuperación emprendida en el primer trimestre del año. Estas cifras contrastan con las pérdidas acumuladas de 120 millones registrados en el primer semestre de 2020 como consecuencia de la pandemia.

Foto: El presidente y consejero delegado de Gestamp, Francisco J. Riberas. (EFE)

La cifra de negocio de la empresa creció un 34% hasta los 4.076 millones de euros, superando al mismo tiempo al mercado de producción de automóviles en 10,8 puntos porcentuales. El resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en los 498 millones de euros, más del doble que el año pasado, con un margen del 12,2%. Por su parte, el resultado neto de explotación (Ebit) volvió a terreno positivo, con 208 millones de euros, y la deuda neta se redujo en más de un 22%, hasta 2.066 millones de euros.

Por su parte Teknia, otra gran compañía española de componentes para automoción, logró doblar su rentabilidad y obtuvo ingresos de 174,5 millones de euros, un 50% superiores. En cuanto al Ebitda, ascendió a 20,1 millones de euros, aumentando un 188% respecto al mismo periodo de 2020. La rentabilidad aumentó hasta situarse en un 11,5% de margen Ebitda frente al 6% de los primeros seis meses de 2020. Esta cifra fue incluso mejor que en el primer semestre de 2019, cuando se situó en el 9,7%.

El Ebit se mantuvo en los 11,5 millones de euros, un incremento de 15,7 puntos porcentuales respecto a 2020. La deuda se situó en una ratio de 1,93 veces el Ebitda mientras que la posición de liquidez fue de 50,2 millones, debido a un estricto control de caja.

El panorama que muestra el sector de componentes de automoción no puede ser mejor tras el cierre del primer semestre. Y eso pese a que la producción mundial de coches se redujo en casi seis millones de vehículos en el primer semestre y que las ventas de coches no despegan, sobre todo en Europa. Pero también hay otro grave problema que planea sobre el sector, la falta de chips. Esta situación, que está paralizando factorías enteras, aún no tiene una solución a corto plazo. Pero el sector de componentes, integrado en la asociación Sernauto, sigue adelante con paso firme.

El sector de fabricantes de componentes de automoción anticipa la salida de la crisis provocada por el coronavirus con un notable crecimiento de los beneficios logrados en el primer semestre por las principales compañías españolas, Gestamp, Antolin, Teknia o CIE Automotive. Es una industria vital en la recuperación del sector de automoción, que invierte en I+D+I el 4 % de su facturación anual, el triple que la inversión de la industria en general en España y que facturó en el año 2020 unos 30.200 millones de euros.

PIB
El redactor recomienda