FACTURÓ 6.250 MILLONES DE EUROS EN 2014

Gestamp, una empresa española líder mundial del automóvil

El sector industrial del automóvil en España atraviesa un buen momento, con crecimientos cercanos al 10% en la producción de vehículos cada año

Foto: Gestamp, una empresa española líder mundial del automóvil

El sector industrial del automóvil en España atraviesa un buen momento, con crecimientos cercanos al 10% en la producción de vehículos cada año. Siempre se habla de la competitividad de la industria española, pero una parte importante de esta competitividad se debe a la fuerza de la industria auxiliar, entre las mejores del mundo. Gestamp es líder mundial en la estampación de acero en caliente.

Un ejemplo del buen hacer de esta industria auxiliar es Gestamp, una compañía española que tiene 93 factorías repartidas por todo el mundo y que cuenta con más de 32.000 empleados. Su facturación en 2014 se situó en los 6.250 millones de euros

Gestamp se creó en el año 1997 como una escisión de una compañía de aceros, Gonvarri Steel. Entonces, los fabricantes de automóviles pedían cada vez más cantidad de acero para sus fábricas y necesitaban una atención específica. Así se creó Gestamp, centrada en la estampación de piezas de acero para automoción. La filosofía de la empresa fue muy clara desde el principio, seguir a los fabricantes de automóviles hacia nuevos países.

La compañía se dedica a estampar acero y aplicar las últimas tecnologías en este campo. Cada vez que llega un coche nuevo al mercado, una de las claves es la reducción de peso, el aumento de rigidez, la mejora de su estabilidad. Y todo ello está directamente relacionado con el acero y su estampación. Emplear aceros de alta resistencia permite reducir el peso y mejorar su rigidez, lo que repercute en su mejor estabilidad y su menor consumo. Y con ello se cumplen las estrictas normas anticontaminación de la UE.

La estampación en caliente del acero es una avanzada tecnología que permite optimizar el automóvil. Básicamente, consiste en calentar a cerca de mil grados una plancha de acero para posteriormente, a esa temperatura, proceder a su estampación y nada más terminar ese proceso se enfría la pieza por debajo de los 300 grados. Con ello se consiguen piezas con un peso mínimo y una resistencia máxima.

Pero es un proceso complicado y muy costoso por las necesidades térmicas del mismo. Gestamp es el líder mundial en la aplicación de esta técnica en el mundo del automóvil. De hecho de las 100 factorías capaces de hacer este proceso en todo el mundo, 54 son de Gestamp y están repartidas por el mundo.

Tres líneas de producto

Gestamp tiene, básicamente, tres líneas de producto diferenciadas. Por un lado la división de carrocería que se encarga de hacer piezas de la misma, puertas, capó, aletas y demás. Una segunda división es la que se ocupa de hacer piezas para el chasis. Aunque están escondidas en la parte baja del coche y no son muy conocidas, en realidad son las más importantes del vehículo, las responsables de la estabilidad, del comportamiento y de la seguridad.

La tercera división es la que hace piezas y mecanismos para el automóvil, pero siempre en base al empleo del acero y de otros metales. Por ejemplo, la palanca del freno de mano con todo su mecanismo o el sistema de bisagras de las puertas o de un portón.

Esta última división se denomina Edsche. Era una empresa alemana líder mundial en la producción de este tipo de mecanismos para el automóvil. La compañía se había metido en una situación económica delicada por hacer fuertes inversiones justo cuando llegó la crisis al mercado. En el año 2010 Gestamp compró esta empresa y desde entonces su facturación ha crecido al doble y se mantiene como líder del sector.

En el año 2011 la compañía española adquirió también la división de metal de Thyssen Group especializada en la producción de piezas de chasis para fortalecer esta división de la empresa.

Lo más llamativo es que Gestamp ha crecido de manera espectacular en los peores años de la crisis del sector. En el año 2009, en plena crisis, su facturación fue de 2.032 millones de euros y la previsión para el cierre de 2014 es de 6.250 millones de euros. Y lo mismo ocurre con su plantilla, en el año 2009 contaba con 13.212 empleados y la previsión para el cierre de 2014 es de 32.000 trabajadores.

Gestamp tiene como base de su negocio el estampado de piezas de acero para el automóvil, pero también trabaja con nuevos materiales que permiten reducir el peso de los vehículos, como es el aluminio o la fibra de carbono. También se utilizan las últimas tecnologías como el hidroforming en la planta de Pamplona o la soldadura laser. E igualmente emplea nuevas tecnologías en apartados como el desarrollo de los troqueles, en los procesos productivos o la puesta en marcha de los robots. Para ello, en el año 2013 el departamento de I+D de Gestamp contaba con 1000 personas, y este departamento se ha duplicado en el año 2014. La inversión durante el trienio 2012-2014 en I+D ha sido de 1.400 millones de euros.

Con todas las marcas 

Los principales fabricantes a nivel mundial trabajan con la compañía española. Desde Bentley o Porsche hasta los fabricantes chinos, o el Grupo Volkswagen, Peugeot y Citroën, Ford o Mercedes, entre otros muchos. Detrás de cada fábrica de una gran marca siempre hay una fábrica de Gestamp para suministrar de la manera más rápida y eficiente posible sus componentes de acero.

En España hay en estos momentos 17 fábricas de automóviles instaladas, pero es que Gestamp tiene en territorio español 20 factorías, a las que hay que sumar otros dos centros de I+D. Y cuenta con una fuerte implantación en Galicia con Citroën, o en Palencia con Renault o en Vitoria con Mercedes, entre otras.

España es el segundo mercado para Gestamp, tras el alemán. Y cuenta con una plantilla de 5.500 empleados en su sede de Madrid y sus distintos centros, lo que demuestra su clara apuesta por España. El 85% de esta plantilla es empleo fijo y es personal joven. Y un 27% de los empleados tienen una titulación superior. Gestamp compra cada año a proveedores españoles por valor de 900 millones de euros. Y cada nuevo puesto de trabajo que se crea en Gestamp supone la creación de otros seis empleos en su entorno industrial.

Gestamp tiene su prioridad en el mercado europeo, que supone el 65% de su negocio. América del Norte representa un 14% y América del Sur un 11%, mientras que el resto de su facturación se encuentra en Asia, con el 10%. Pero la apuesta para los próximos años es crecer muy fuerte en Asia y sobre todo en China, donde ya cuenta con 8 factorías instaladas.

La historia de Gestamp es una historia de éxito de una compañía española que en solo 17 años ha logrado posicionarse como líder mundial en estampado de acero para el sector del automóvil. Su filosofía, acompañar a los fabricantes de automóviles allí donde vayan y hacer lo que necesiten con unos costes ajustados, se ha demostrado que es la más inteligente.

Todo ello basado en un crecimiento sostenible y en la formación como principal argumento. Gestamp ha puesto en marcha un máster en la Universidad de Comillas para 30 alumnos de todo el mundo. El objetivo, formar personas capaces de poner en marcha una factoría en cualquier lugar del mundo y en las condiciones más adversas. La compañía, con un presente espectacular, trabaja cada día por un futuro aún mejor.
Motor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios