Una enmienda del PDeCAT congela la subida del impuesto de matriculación
  1. Motor
SE APLICABA DESDE ENERO

Una enmienda del PDeCAT congela la subida del impuesto de matriculación

Los coches fabricados en España, muy afectados por el nuevo ciclo de homologación WLTP en Europa

placeholder Foto: Los Volkswagen Polo fabricados en Landaben se han visto afectados por la subida del Impuesto de Matriculación desde principio de año.
Los Volkswagen Polo fabricados en Landaben se han visto afectados por la subida del Impuesto de Matriculación desde principio de año.

Una enmienda del PdeCAT votada por el PP, Vox. Esquerra Republicana, Ciudadanos, el propio PDeCAT y el PRC, con el voto en contra de PSOE y Unidas Podemos y la abstención del PNV ha permitido congelar la subida del Impuesto de Matriculación que el Gobierno lleva aplicando desde el pasado 1 de enero. Esta subida, provocada por la nueva normativa de homologación de las emisiones de los vehículos en la UE con el ciclo WLTP, incrementa en aproximadamente un 20% las emisiones legales de un coche.

Esta iniciativa, que debe ser ahora aprobada por el Senado, mantiene inalterado el Impuesto de Matriculación que pagaban los vehículos nuevos hasta el pasado 31 de diciembre, antes de la aplicación del nuevo ciclo WLTP. Para ello, el nuevo límite de emisiones para la exención del Impuesto de Matriculación pasaría de los 120 g/km vigente hasta final del año pasado a los 144 g/km tras la aprobación de la enmienda. Es la misma medida que aplicaron el pasado 1 de enero en Francia o Italia, pero que el Gobierno de Pedro Sánchez no quiso aplicar.

La entrada en vigor de este nuevo procedimiento de homologación, según recogía el PDeCAT en su enmienda, supone un aumento en el valor oficial de emisiones, ya que con el procedimiento WLTP es aproximadamente un 20% superior al anterior sistema de medición. Esto suponía la pérdida de bonificaciones para muchos modelos en el Impuesto de Matriculación. Sobre todo afectaba a la mayoría de vehículos fabricados en España. incluyendo los de Seat y del grupo Volkswagen.

Foto: Foto de archivo de una fábrica con 'stock' de vehículos.

Conviene recordar que el cambio de la normativa de homologación, el sistema WLTP, no significa que se demuestre que ahora un coche emite más, sino que se mide de otra forma. Por ello se dice que legalmente emite o consume más. Pero la realidad es que es otro protocolo de medición diferente, que hace que exactamente el mismo vehículo, ahora se diga que consume y emite aproximadamente un 20% más que antes.

Este valor de las emisiones es muy importante porque en el caso de España, como en otros países europeos, este valor se emplea para calcular el pago de impuestos. Este incremento de las "emisiones legales" ha hecho que suba el precio de adquisición de cerca del 60% de los coches nuevos vendidos en España. Y por ello, cuando las ventas en el primer cuatrimestre del año han aumentado un 18,8 %, la recaudación por dicho impuesto ha subido un 109%.

También modifica el resto de los escalones, ya que los vehículos que emiten entre 144 y 192 gramos de CO2 pagarían un 4,75% de este impuesto, mientras que un 9,75% lo abonarían aquellos clientes que optasen por automóviles que emiten entre 192 y 240 gramos de CO2. El último tramo, a pagar por aquellos vehículos que expulsen más de 240 gramos, sería del 14,75%.

Por una vez, los políticos han tomado una decisión que apoya a sus ciudadanos. Con la aprobación de esta enmienda, hasta final de año se van a reducir los impuestos que se pagan al comprar un coche nuevo. Esta decisión es importante en el caso de PdeCAT y ERC, dos partidos que apoyan abiertamente al Gobierno, pero que en este caso han votado a favor de los intereses de sus ciudadanos y empresas. Dos de las marcas más afectadas por la nueva normativa desde principio de año han sido Seat y Volkswagen, ya que la mayor parte de los vehículos que fabrican en España se ve afectada, con modelos como el Seat Ibiza o el Arona y en el caso de Volkswagen, el Polo y el T-Cross.

Teresa Ribera

La vicepresidenta para la transición ecológica, Teresa Ribera, aprovechaba su participación en el Congreso de los Diputados para considerar un "regalo demagógico" la congelación de la subida del impuesto de Matriculación para este año conseguida en el Congreso de los Diputados por la oposición del Gobierno. En la sesión de control al Ejecutivo en la Cámara Baja, Ribera subrayó que este tipo de regalos "no son buenos ni para la industria ni para los consumidores".

Los últimos meses de 2020 el Gobierno dijo en repetidas ocasiones a través de Reyes Maroto que estaba estudiando alguna forma legal para poder retrasar la aplicación de esta subida del Impuesto. Francia e Italia si encontraron una manera muy sencilla, que ahora ha copiado literalmente el PdeCAT en su enmienda, que ha sido refrendada por la mayoría de partidos de la Cámara.

Coches
El redactor recomienda