Todo lo que debes saber de la fusión del Grupo PSA y Grupo FCA
  1. Motor
SE CREA EL 4º GRUPO MUNDIAL DE AUTOMOCIÓN

Todo lo que debes saber de la fusión del Grupo PSA y Grupo FCA

Con fuerte integración en Europa y en América del Norte y del Sur, prevé un ahorro en costes de 3.700 millones de euros cada año

Foto: Carlos Tavares y Mike Manley firman el acuerdo de la fusión de Grupo PSA y Grupo FCA.
Carlos Tavares y Mike Manley firman el acuerdo de la fusión de Grupo PSA y Grupo FCA.

Después de un mes de intensas reuniones tras el anuncio oficial del comienzo de negociaciones, el Grupo PSA y Fiat Chrysler Automóviles han firmado un acuerdo vinculante para la fusión de ambas compañías al 50%, lo que permitirá al nuevo consorcio consolidarse como el 4º a nivel mundial por sus ventas y el 3º más importante por su volumen de ingresos. El presidente de la nueva compañía será John Elkann, mientras que el CEO será Carlos Tavares y la fusión podría estar completada en un plazo de entre 12 y 15 meses.

Tras la firma de este importante acuerdo, se crea un gran grupo industrial del automóvil con una fuerte implantación en Europa, pero también en América del Norte y del Sur. Y con los recursos necesarios para poder ampliar su área de influencia a otras regiones del mundo. El nuevo grupo ofrece modelos de vehículos en todos los segmentos del mercado, desde el lujo a los deportivos, descapotables, urbanos, todoterreno, furgonetas o pick-up.

La nueva empresa obtendrá unas ventas anuales de 8,7 millones de vehículos, con unos ingresos por un valor aproximado de 170.000 millones de euros, unos resultados de explotación superiores a 11.000 millones de euros y un margen operativo del 6,6%. Unas cifras obtenidas solo en base a la suma de los resultados logrados por ambas compañías por separado en el año 2018.

La entidad fusionada tendrá una presencia global equilibrada y rentable y cuenta con una cartera de marcas complementarias que abarcan todos los grandes segmentos del mercado, desde turismos de lujo, premium y generalistas, hasta modelos todocamino, pick-up y vehículos comerciales ligeros. El grupo Fiat aporta al nuevo consorcio la gran fortaleza que tiene en Norteamérica y Latinoamérica, mientras que el grupo PSA aporta una gran solidez en el mercado Europeo. En este sentido, destacar que el 46% de los ingresos provendrá de operaciones en Europa y el 43% de Norteamérica, según los datos agregados de cada empresa en 2018.

Foto: Fábrica de vehículos eléctricos (EFE)

Un aspecto clave en esta fusión es el de los ahorros por sinergias y de reducción de costes en el desarrollo y fabricación de las plataformas. En este sentido, conviene destacar que más de dos tercios de los volúmenes de producción se centrarán en dos plataformas, una pequeña para modelos de tipo Peugeot 208, y una compacta para el Peugeot 3008. El grupo prevé unas ventas de coches con cada una de estas plataformas de 3 millones de unidades cada año.

A ello hay que sumar también los ahorros en costes por las sinergias en cuanto a motores, cajas de cambio y demás elementos mecánicos. Se prevé que el ahorro total en costes tras la fusión puede suponer unos ahorros anuales de unos 3.700 millones de euros para el nuevo grupo. De esta cantidad cerca de un 40% corresponden a la optimización de costes por el uso de las plataformas compartidas. Otro 40% de dicho ahorro se debe a las mejoras en los costes por las compras en cantidades superiores, mientras que el 20% restante corresponderá a otros aspectos, como el marketing, los bienes inmuebles, las tecnologías de información y digital, gastos generales y logística.

Todas estas valoraciones de ahorros en costes permitirán al nuevo grupo afrontar con más opciones de éxito la profunda revolución que vive el sector del automóvil y la movilidad en general, con nuevas empresas implicadas y con nuevas tecnologías que llegan para cambiar completamente el sector en solo unos años. Coche eléctrico, autónomo, conectado, o vehículo compartido son algunas palabras que están cambiando la movilidad y el nuevo grupo PSA FCA está bien posicionado para afrontar este futuro.

Por lo que se refiere a estructura administrativa, el nuevo grupo tendrá un Consejo formado por 11 miembros, en su mayoría independientes. Cinco miembros del Consejo de Administración serán designados por FCA y su accionista de referencia (incluido John Elkann como presidente) y cinco serán nombrados por Grupo PSA (incluido el vicepresidente y el director principal no ejecutivo). Además, al cierre el Consejo incluirá dos miembros en representación de los empleados de FCA y Grupo PSA. El consejero delegado será Carlos Tavares por un periodo inicial de cinco años y también formará parte del Consejo de Administración.

Foto: Carlos Tavares saluda al Rey Felipe VI en la visita a la fábrica de Opel en Figueruelas, a principios de octubre. Opinión

Carlos Tavares, máximo responsable del Grupo PSA y Mike Manley, su equivalente en FCA, junto a sus equipos ejecutivos tienen una gran experiencia en la conversión de empresas y la combinación de fabricantes muy diferentes. Esa experiencia impulsará la velocidad de ejecución de la fusión. La nueva compañía matriz con domicilio en Países Bajos cotizará en la Euronext (París), la Bolsa de Valores italiana (Milán) y la Bolsa de Valores de Nueva York, y disfrutará de una presencia importante en Francia, Italia y Estados Unidos.

Carlos Tavares, presidente del Consejo de Administración de Grupo PSA, dijo: “Nuestra fusión es una oportunidad extraordinaria de adoptar una posición más fuerte en la industria de la automoción y controlar las transiciones hacia un mundo de movilidad limpia, segura y sostenible para suministrar a nuestros clientes productos, tecnología y servicios de primera. Estoy absolutamente convencido de que con su inmenso talento y su actitud de colaboración, nuestros equipos conseguirán ofrecer un rendimiento extraordinario con vigor y entusiasmo”.

Por su parte Mike Manley, consejero delegado de FCA, añadió: “Esta es la unión de dos compañías con marcas extraordinarias y un personal capacitado y muy entregado. Ambas han superado las épocas más difíciles y han emergido como competidores ágiles, inteligentes y formidables. Hay un rasgo común en nuestra gente: enfrentan los cambios como oportunidades que deben aprovecharse para mejorar nuestra manera de hacer las cosas".

Las dos empresas automovilísticas estiman que el cierre de la operación de combinación de sus negocios se podría completar en un plazo que oscilará entre 12 y 15 meses, una vez que se hayan recibido las autorizaciones correspondientes.

El redactor recomienda