LOS XC60 Y XC 90 CON TECNOLOGÍA MILD HYBRID

Por qué los 'Mild Hybrid' de Volvo no son coches eléctricos, pero sí son muy ECO

Los nuevos modelos semi híbridos de Volvo permiten un ahorro de consumo de medio litro por cada 100 kilómetros y le aporta la etiqueta ECO

Foto: Los Volvo XC60 y XC90 son los primeros en emplear la tecnología Mild Hybrid para reducir sus emisiones.
Los Volvo XC60 y XC90 son los primeros en emplear la tecnología Mild Hybrid para reducir sus emisiones.

Volvo lanza al mercado las nuevas versiones Mild Hybrid de sus modelos XC60 y XC90 con los que sigue adelante hacia su futuro más electrificado que incluye el nuevo XC 40 Recharge presentado el pasado jueves a nivel internacional, con lo que se estrena una nueva gama de modelos, los eléctricos que llevarán esta denominación. Estos modelos son la continuación de las variantes híbridas enchufables ya disponibles en las gamas 60 y 90 de Volvo.

La marca sueca, ahora propiedad de la china Geely, vive un gran momento comercial, tras cinco años consecutivos de fuertes crecimientos de las ventas. Si en 2012 vendía 400.000 coches, solo seis años después, en 2018, ha logrado 650.000 ventas. Para completar su robusto crecimiento, la marca de origen sueco tiene en estos momentos seis fábricas operativas (dos en Europa, una en Estados Unidos y tres en China) que están aumentando su capacidad producción para cumplir con los pedidos pendientes. Sin duda los modelos XC60 y XC 90, las versiones grandes de su gama de modelos todocamino, suponen una parte importante de este éxito comercial.

Cómo funciona el Mild Hybrid

Ahora, estos nuevos modelos son los que estrenan la tecnología Mild Hybrid que llega tanto para las versiones diésel como las de gasolina. Se denominan Mild Hybrid o semi híbrido, porque en realidad no tienen un motor eléctrico que llegue a mover las ruedas. Pero de la misma forma que no tiene ese motor eléctrico, sí tiene todo un sistema que permite recuperar la energía en las frenadas y retenciones y almacenar esta energía en una batería de 48 voltios. Esta tecnología se irá ampliando al resto de la gama del fabricante sueco.

Interior del Volvo XC60.
Interior del Volvo XC60.

Esta energía almacenada es la que se emplea para hacer funcionar todos los sistemas eléctricos del vehículo, la calefacción, la iluminación y demás. Esto permite reducir el consumo de carburante del vehículo, al reducir notablemente el uso del alternador que supone pérdidas de potencia. El ahorro puede superar el medio litro de combustible cada 100 km en condiciones normales. Y eso hace que cuente con la etiqueta Eco de la DGT.

La gama de modelos de Volvo está formada, hasta ahora, por las versiones diésel con la denominación D4 o D5 a las que se sumen las versiones de gasolina, denominadas T4 o T5. Estas nuevas variantes híbridas enchufables mild hybrid tendrán la denominación con la letra B seguida del número de la versión.

500 euros

Las nuevas versiones Mild Hybrid disponibles a partir de ahora vienen a sustituir a las variantes equivalentes diésel o de gasolina. Es decir que si hasta ahora había una versión D5, desde ahora será un B5. Sin embargo cuando no hay una versión Mild Hybrid se mantiene la variante diésel o de gasolina. La diferencia de precio entre un modelo con esta nueva tecnología para Volvo que le aporta su etiqueta Eco y el equivalente sin este sistema semi híbrido es de aproximadamente unos 500 € superior.

En cuanto a sus precios, el XC60 con la motorización Mild Hybrid parte de los 52.160 € mientras que el XC 90, el todocamino grande de la marca nórdica, está disponible desde 68.650 €. En los próximos meses se irá ampliando la oferta de este tipo de versiones con nuevas variantes.

Hemos podido hacer más de 500 kilómetros con una versión B4 del XC60 y con un B5 del XC90 y en ambos casos no hay ninguna diferencia con respecto a los diésel de los que derivan. Eso sí, con respecto a las variantes anteriores ofrecen un ahorro de consumo que según los valores homologados son de medio litro menos, pero que si andamos con cierta agilidad puede alcanzar incluso el litro cada 100 kilómetros. Por lo demás, no hay ningún cambio en lo que se refiere a la conducción del vehículo, no hace falta ajustar un modo de conducción, no hay que añadir nada en el depósito, ni nada parecido. Es el mismo, pero ahora es más limpio.

Y la otra la novedad que Volvo ha anunciado la pasada semana es el XC40 Recharge, el modelo con el que empieza la electrificación real de Volvo. Hay un aspecto importante y es que mientras que en otros fabricantes las versiones eléctricas comienzan por los más alto de gama, en el caso de Volvo comienza por su modelo básico, una demostración de que quiere vender muchos coches eléctricos desde 2020 cuando llegará al mercado.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios