RADARES Y LÍMITES DE VELOCIDAD MÁS ESTRICTOS

Estas son las nuevas medidas 'a la francesa' de la DGT para salvar vidas en carretera

Más radares y reducir los límites de velocidad: así se prepara España para tratar de mejorar sus cifras en carreteras, una vía que ya exploró Francia en 2018... y con mucho éxito

Foto: Desde este martes, no se puede superar los 90 km/h en carreteras convencionales. (EFE)
Desde este martes, no se puede superar los 90 km/h en carreteras convencionales. (EFE)

Adiós a circular a 100 km/h: desde este martes, entra en vigor la nueva norma de la DGT, por la que los nuevos límites de velocidad en las carreteras españolas será de 90 km/h, una reducción que busca un descenso significativo de los fallecidos en carretera. Pero, ¿se trata de una medida efectiva? Solo el tiempo dirá sí es así, pero un último ejemplo confirma que el camino elegido puede ser el correcto: la vía francesa que España quiere adoptar para mejorar su seguridad.

Tradicionalmente, las carreteras convencionales son las que cuentan con un mayor número de accidentes mortales. Se trata de vías con escaso arcén, normalmente de un carril por sentido -donde hay que utilizar el contrario para adelantar- y, por lo general, con numerosas curvas, donde el exceso de velocidad suele ser un factor importante a la hora de congujar un cóctel con triste desenlace: de hecho, el 75% de los accidentes con víctimas se producen en este tipo de vías.

Ahora, la DGT y el Ministerio de Interior han decidido llevar a cabo un plan para intentar bajar la tasa de fallecimientos en nuestras carreteras. En 2011, se puso en marcha la nueva estrategia de Seguridad Vial, cuyo plazo acaba en 2020 y en la que el principal objetivo era conseguir que la tasa de muertos por cada millón de habitantes estuviera por debajo de 37. Ya el año pasado se consiguió alcanzar los 39, una cifra que se quiere bajar de cara al presente 2019.

Y, para ello, se quiere seguir el ejemplo de Francia. Los datos de mortalidad en carretera del país vecino son realmente elevados: desde que se lleva un registro, la mayor cifra tuvo lugar en 1972, donde fallecieron 16.545 personas en accidentes de tráfico. Desde entonces, se han decidido aplicar políticas para hacer bajar ese número, especialmente basadas en dos aspectos: reducir la velocidad máxima en vías secundarias y la instalaciones de radares para controlar la velocidad.

Con ambas medidas, Francia ha conseguido un importante descenso de sus muertos en carreteras en los últimos cuarenta años, siendo el 2018 el mejor año de su historia, con 3.259 muertos. Es cierto que los datos de España siguen siendo mucho mejores, pues la última cifra disponible, la de 2017, confirma que hubo 1.827 muertos en nuestro país. Pero no solo hay que tener en cuenta los números absolutos: en realidad, han fallecido casi 200 personas menos en las carreteras galas.

"Una decisión impopular"

De hecho, según estimaciones del Ejecutivo francés, se calcula que 116 de esas 'vidas salvadas' tuvieron lugar en vías secundarias. "Cuando tomamos esta decisión con el gobierno, asumimos nuestras responsabilidades. Tomamos una decisión que sabíamos que era impopular, pero ahora estamos orgullosos de los resultados, de esas 116 vidas salvadas", afirmaba el primer ministro francés, Edouard Philippe, este mismo lunes, tras tener certezas sobre los nuevos datos de fallecidos en carreteras.

Ya este lunes, Pere Navarro, director de la DGT, anunció la intención de contar con 40 nuevos radares en nuestras carreteras, con el objetivo de "acercarnos un poco a lo que son los estándares europeos". Y, ¿qué significa eso? Pues aumentar el número de cinemómetros en las vías españolas, especialmente en las secundarias. De hecho, tenemos unos 1.000 radares en la actualidad; el país galo, cuenta con 4.000, por lo que es de esperar que los radares aumenten en los próximos años.

Bien es cierto que las medidas francesas son aún más restrictivas, pues ellos han establecido los nuevos límites de velocidad en 80 km/h, diez por debajo de los nuevos límites españoles pero, en esencia, España sigue el camino de Francia. Más radares y límites de velocidad más restrictivos para hacer bajar el número de fallecidos en carretera: ¿será efectivo en nuestro país? De momento, la experiencia dice que sí funciona, al menos, en Francia.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios