PRUEBA MASERATI LEVANTE DIESEL

Maserati Levante, el primer deportivo todocamino y de lujo

Con un motor diésel V6 de 275 caballos y un cambio automático de ocho marchas asociado con una buena suspensión neumática de altura regulable en hasta seis posiciones

Poco a poco, la moda del vehículo todocamino, ese que ofrece sobre todo un aspecto algo más campero, una mayor altura libre al suelo y una postura de conducción elevada, se va generalizando y ya ha llegado incluso a las grandes marcas de lujo. Los primeros pasos los dieron Mercedes, Audi y BMW, que han puesto en marcha una amplia oferta de vehículos de estas características. Ahora les llega el turno a los fabricantes de deportivos y de coches mucho más exclusivos y lujosos, como es el caso de Maserati.

Maserati ha sido uno de los primeros, pero hay más. Lamborghini ya prepara un todocamino de altas prestaciones, el Urus, y Bentley vende el que es el todocamino más caro y deportivo del mercado, el Bentayga. También Rolls Royce prepara un vehículo para este segmento, y la británica Aston Martin ha anunciado una nueva inversión para una fábrica en la que fabricará un modelo todocamino.

Ferrari parece que no va a hacer un todocamino, pero Maserati ya tiene a la venta el Levante, uno muy deportivo pero también muy lujoso y bastante exclusivo. En ese difícil compromiso entre deportividad y carácter campero, los responsables de Maserati han optado para el Levante por potenciar el primer aspecto, su deportividad. De hecho, emplea el bastidor del Ghibli, aunque convenientemente ajustado para permitir subir su carrocería y superar con ello algunos obstáculos. Y también una tracción 4x4 para optimizar su motricidad.

La unidad que hemos probado es la equipada con motor diésel, un V6 de 275 caballos, mientras que la otra opción de la gama es un V6 de gasolina con turbo que proporciona 430 CV. El Levante, con este motor diésel, se mueve con una gran agilidad y con unos consumos altos pero razonables. Lo que me parece más destacable es que, según los botones que toquemos en la consola central, ofrece comportamientos muy diferentes.

En el modo normal, encontramos un coche civilizado y hasta muy tranquilo. No es que no corra, pero resulta bastante discreto en sus aceleraciones y comportamiento. Pero, ¡ojo!, esta forma de funcionar cambia radicalmente al activar el modo Sport. Entonces se convierte en un verdadero deportivo, con unas suspensiones más firmes, una entrega de par mucho más ágil y un cambio automático mucho más rápido, lo que hace a este Levante en el modo Sport un vehículo mucho más deportivo. Y todavía hay un modo más deportivo en el que se modifican algunos parámetros de los sistemas de ayuda.

Además de la tecla Sport, en la consola central y en el lado izquierdo de la palanca de cambios también encontramos otra tecla con el modo Off-road. Al activar esa tecla, lo que ocurre es lo contrario, que todo se ajusta a una utilización fuera del asfalto y básicamente por buenas pistas. El ESP o el control de tracción retardan su activación y permiten hacer una conducción algo más suave en estos terrenos.

Este Maserati Levante, con un precio de partida de 82.000 euros, puede ser una buena alternativa para aquellos clientes que buscan un todocamino de cinco plazas de lujo y quieren conseguir algo más de exclusividad que la que proporcionan los modelos alemanes, que ya están muy vistos por las carreteras españolas.

Ficha técnica

Motor: seis cilindros en V.

Potencia máxima: 275 CV a 4.000 rpm.

Par máximo: 600 Nm de 2.000 a 2.600 rpm.

Cilindrada: 2.987 cc.

Combustible: gasóleo.

Velocidad máxima: 230 km/h.

Aceleración de 0 a 100 km/h, 6,9 segundos.

Tracción: 4x4 permanente.

Consumos homologados (urbano/ extraurbano/ mixto): 8,2/ 6,6/ 7,2 litros.

Dimensiones (longitud/anchura/altura), 5,00 x 1,96 x 1,67.

Capacidad maletero: 580 litros.

Peso en vacío: 2.195 kg.

Precio: 82.275 euros.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios