Es noticia
Menú
El deportivo de Porsche para 'principiantes': 718 Cayman
  1. Motor
CON DOS VARIANTES DE MOTOR CON 300 O 350 Cv

El deportivo de Porsche para 'principiantes': 718 Cayman

Los motores de seis cilindros de su antecesor dejan su lugar a unos eficaces propulsores de cuatro cilindros opuestos con turbocompresor más eficientes

Tras el Porsche 718 Boxster lanzado en verano, ahora llega al mercado la otra alternativa de la gama de deportivos con motor central, el 718 Cayman, que ofrece la carrocería cerrada de tipo coupé. Emplea, como su hermano el descapotable Boxster, motores de cuatro cilindros con turbo en dos variantes de potencia, 300 o 350 caballos. Su precio parte de los 58.148 euros, lo que le convierte en el deportivo de acceso a la gama Porsche.

Porsche ha cambiado, con la llegada de los nuevos 718, su filosofía respecto a estos deportivos de motor central. Si primero el Boxster estuvo solo durante años, la llegada de la variante con carrocería coupé se hizo tratando de mantener las máximas diferencias con respecto al descapotable. Y se vendieron como coches distintos, el Cayman más deportivo, con versiones más potentes, y el Boxster más lúdico y racional.

Con la creación de la gama 718, en homenaje a un coche legendario de los años cincuenta, ambos modelos se han unificado en muchos criterios y han pasado a ser el mismo coche, un deportivo de altas prestaciones con motor central, y con las mismas motorizaciones, pero disponible con dos variantes de carrocería, una cerrada y otra abierta.

También se igualan ambos modelos de carrocería abierta o cerrada en su potencia disponible, 300 caballos para la versión pequeña que suben hasta los 350 caballos en el caso de los modelos “S”. Por ello, estas nuevas versiones del Cayman son, en ambos casos, 25 caballos más potentes que el disponible hasta la fecha. Además, hay un dato importante con los nuevos 718 Cayman, y es que son más baratos que sus hermanos descapotables. Esto posiciona al nuevo 718 Cayman como el deportivo de acceso a la gama de Porsche, con un precio de partida de 58.148 euros.

Pero el hecho de que sea el más barato de la gama Porsche no significa que este modelo renuncie a sus prestaciones deportivas, un aspecto clave en cualquier modelo fabricado por esta marca legendaria. En el caso del modelo más barato, el 718 Cayman, su capacidad de aceleración con el cambio PDK de doble embrague es de 4,7 segundos, mientras que la velocidad punta alcanza los 275 km/h.

Gracias al incremento de la potencia de la variante Cayman S y sus 350 caballos, esta versión mejora en medio segundo el registro de aceleración mientras que la velocidad punta alcanza los 285 km/h. Lo que Porsche busca no es ofrecer con el Cayman un deportivo con unas cifras de prestaciones elevadas, el objetivo es hacer un coche muy dinámico. Y todo ello sin renunciar a eficiencia y bajo consumo. Pese a sus prestaciones deportivas de verdad, el consumo del Cayman de 300 CV con el cambio PDK es de 6,9 litros, mientras que la variante más potente pasa a 7,3 litros en el ciclo homologado.

El nuevo propulsor, de 2.0 litros de cilindrada en el caso del Cayman básico, se consigue básicamente quitando los dos cilindros más alejados del volante motor de un grupo motriz de seis cilindros de los estrenados en el nuevo Porsche 911. Y para conseguir la potencia deseada en un deportivo de la marca de Stuttgart, se recurre al turbocompresor. Con ello, el peso se reduce en unos 30 kilos frente al de 6 cilindros. Y lo más importante es que no se pierde en respuesta al acelerador por ser un turbo muy pequeño con pocas inercias.

La primera toma de contacto con el nuevo 718 Cayman la pudimos hacer por carreteras de la sierra madrileña, con muchas curvas en las que la precisión y el dinamismo del modelo alemán resultan impresionantes. Y casi da igual que se trate de la variante Cayman o Cayman “S”. Para apreciar de verdad diferencias es imprescindible entrar en un circuito a rodar. Porque este modelo, que es un gran deportivo, está tan a gusto en una carretera de montaña como en el mejor circuito de carreras.

La presencia de un turbo pequeño y con poca inercia hace que el tiempo de respuesta desde que pisamos con fuerza el acelerador hasta que el motor empieza a empujar sea realmente mínimo. Según la marca son 0,3 segundos, pero en la práctica no se llega a apreciar que es un motor turboalimentado. Parece un atmosférico, eso sí, muy potente. Las sensaciones de conducción que transmite son las de un gran deportivo por esa combinación de un motor muy potente que ofrece su par máximo hasta las 4.500 vueltas, junto a un chasis muy ligero y bien desarrollado. Todo ello hace que este modelo sea insuperable en una carretera virada.

Pero para los que buscan aún más, en Porsche se ofrecen dos alternativas opcionales en la suspensión. Sobre la variante básica se puede contar con la suspensión activa, en la que se rebaja en 10 mm la altura de la carrocería y que ofrece dos programas de conducción, uno más confortable y otro más deportivo. En cuanto a la otra opción, es la suspensión deportiva activa, en cuyo caso se rebaja la altura del coche en 20 mm. Esta opción permite un comportamiento aún más deportivo, en el que se pierde algo de confort, y que solo está disponible para el Cayman S.

Por si sus prestaciones se quedan algo justas en algún momento, algo realmente difícil en este coche, su conductor cuenta con el sistema Sport Response. Presionando el botón correspondiente se consiguen las máximas prestaciones durante un periodo de tiempo limitado a 20 segundos. Es ideal cuando se quiere hacer un adelantamiento o algo parecido, y se puede utilizar tantas veces como se quiera. No ofrece más par o potencia, pero si optimiza todo para que los cambios se hagan más rápido, para que el acelerador actúe con más rapidez. Este modo solo está disponible en las versiones con el cambio PDK de doble embrague.

Y otra novedad importante en el Cayman, también presente en el Boxster, es el nuevo selector de modos de conducción. Va situado en el volante, como un apéndice en el lado derecho y permite elegir entre cuatro modos de conducción. El punto de partida es el Normal, y por encima encontramos un modo Sport, otro Sport+ un poco más radical y por encima el modo individual en el que cada conductor configura diferentes sistemas del coche a su gusto de forma totalmente independiente uno de otro.

El Cayman es una joya de Porsche, que se posiciona como el modelo más barato de su gama de deportivos. El coche ya está a la venta en la red de concesionarios. Los precios recomendados para el mercado español son los siguientes:

Porsche Cayman Manual, 58.148 euros

Porsche Cayman PDK, 58.911 euros

Porsche Cayman “S” Manual, 72.040 euros

Tras el Porsche 718 Boxster lanzado en verano, ahora llega al mercado la otra alternativa de la gama de deportivos con motor central, el 718 Cayman, que ofrece la carrocería cerrada de tipo coupé. Emplea, como su hermano el descapotable Boxster, motores de cuatro cilindros con turbo en dos variantes de potencia, 300 o 350 caballos. Su precio parte de los 58.148 euros, lo que le convierte en el deportivo de acceso a la gama Porsche.

Tecnología
El redactor recomienda