CON EL INNOVADOR VISIoN NEXT 100

Rolls-Royce anticipa el coche de lujo del futuro

El Vision Next 100 es un vehículo con la última tecnología, autónomo, eléctrico, con asistente personal y que permite cambiar su carrocería en función de las necesidades

Así es como Rolls-Royce, la marca que personifica el lujo más que ninguna otra en el mundo del automóvil, ve el coche del futuro. El Rolls-Royce Vision Next 100 es el símbolo del espíritu pionero de la marca y ha sido diseñado como un boceto visionario para la movilidad del lujo del futuro. Un vehículo completamente personalizable, con la última tecnología, con asistente personal, pero con el sello de máximo lujo, que es el emblema de la marca británica.

La marca Rolls-Royce fue fundada en el año 1904 por Sir Henry Royce bajo el lema de "Busca la perfección en todo lo que hagas. Toma la mejor solución y mejórala. Si no existe, invéntala". Y con este concepto Vision Next 100 tan futurista la marca de Goodwood (Reino Unido) adelanta ahora lo que podría ser el coche de lujo del mañana, de conducción autónoma, eléctrico, pero sin renunciar a la clave de todos los modelos Rolls-Royce, de máximo lujo y confort.

Interior espectacular
Interior espectacular

El punto de partida del proceso de diseño de la visión automovilística del Rolls-Royce del mañana fueron varias preguntas. ¿Cómo será el lujo en el futuronbsp;¿Cómo evolucionarán las exigencias de los clientes de Rolls-Roycenbsp;¿Cómo se combinarán los rasgos tradicionales de Rolls-Royce, precisión artesanal, ingenio y amor por la perfección, con las tecnologías y tendencias del futuronbsp;Pero sobre todo, la pregunta más importante era: ¿cómo se puede conseguir que el viaje en un Rolls-Royce siga siendo una experiencia única también en el futuro?

Las posibilidades de personalización de un Rolls-Royce casi no tienen límites en estos momentos. Pero en el futuro ofrecerá aún más posibilidades de diseñar cada Rolls-Royce como una pieza única. La base técnica del Rolls-Royce Vision Next 100 es una plataforma de construcción ligera avanzada equipada con un sistema de motor eléctrico de gran potencia.

Con ese punto de partida, el carácter del vehículo y su equipamiento se podrán adaptar de acuerdo a los deseos individuales de los clientes, desde la batalla hasta la forma de la carrocería. Para ello, los avances en los materiales y las tecnologías jugarán un papel importante en los procesos de fabricación del futuro.

El objetivo es el conseguir que fabricar un coche sea como la alta costura actual. El cliente podrá así elegir la forma de la carrocería y la distancia entre ejes de su vehículo en base a una plataforma ya establecida previamente. Los diseñadores de Rolls-Royce crearán a partir de ellos una obra global, una pieza única y personal con cada vehículo.

Iluminación futurista
Iluminación futurista

La clave de cualquier modelo de Rolls-Royce es su habitáculo y su confort de marcha. Este concept tan futurista incluye lo que llaman Gran Sanctuary, un interior pensado como un lugar de retiro privado para sus ocupantes. El diseño del interior es el punto de partida esencial: el ocupante debe disfrutar de su interpretación individual del lujo.

Para el diseño del interior, se apuesta por materiales auténticos, sostenibles y de gran calidad así como por el uso discreto de la luz. Esto tiene como resultado un remanso de paz y levedad, el ambiente ideal para que los pasajeros se relajen. En el Rolls-Royce Vision Next 100 se ha empleado, por ejemplo, delicada madera de ébano de Macasar, el piso está cubierto con una alfombra de seda tejida a mano y los asientos están recubiertos con un tejido de seda extraordinariamente suave. El concepto de vehículo completamente autónomo que se desliza a su destino hace innecesarios el asiento del conductor, el volante y los instrumentos y abre la puerta a una sensación de espaciosidad completamente nueva en un automóvil.

Otro objetivo fundamental de los diseñadores era integrar la tecnología de la forma más discreta posible pero ofreciendo a los ocupantes una conexión en red completa. De manejar el vehículo y satisfacer todos los deseos de los ocupantes durante el trayecto se ocupa una inteligencia virtual. Esta se representará mediante una visualización etérea y digital del Espíritu del Éxtasis sobre la pantalla OLED transparente de gran tamaño. Esta ha recibido el nombre de Eleanor en honor a Eleanor Thornton que inspiró al escultor Charles Robert Sykes la icónica figura del radiador de los modelos Rolls-Royce.

Eleanor es un asistente personal para los ocupantes y cuanto más tiempo esté con ellos, mejor les conocerá y mejor podrá solucionar sus necesidades. Por ejemplo, sus restaurantes favoritos, sus gustos artísticos o sus rutas preferidas. También los ocupantes podrán comunicarse en todo momento con Eleanor mediante un control por voz y diseñar de este modo su recorrido individual.

El Vision Next 100 tiene una estética atemporal. Sus 5,9 metros de longitud le aportan una silueta poderosa y elegante. Su forma de Coupé y los pasarruedas independientes a derecha e izquierda de la rejilla del radiador en forma de Panteón aportan al exterior un aspecto realmente espectacular. A ello también contribuye el color exterior 'Crystal Water' y el Espíritu del Éxtasis, la figura del radiador, iluminada desde el interior y realizada en cristal cortado a mano.

Espíritu del éxtasis
Espíritu del éxtasis

Otro aspecto destacado es su gran sistema de acceso al interior del vehículo, el denominado Grand Arrival, que ofrece la manera perfecta de salir del vehículo con gran elegancia. Para permitir un acceso y una salida muy cómodos y elegantes, en el coche se abre tanto la puerta como el techo para ofrecer un espacio realmente impresionante. También se proyecta luz sobre el suelo para que la puesta en escena de la salida sea realmente impactante. Y por si llueve cuando se va a salir del coche, en ambas puertas encontramos los clásicos paraguas firmados por Rolls-Royce.

El espacio para los equipajes ha sido muy bien pensado. El “maletero” por llamarlo de alguna forma, se encuentra en la parte delantera del vehículo y ofrece suficiente espacio. Al llegar al destino el sistema abre automáticamente una puerta entre la rueda delantera y la puerta y se ocupa de entregar al portero las maletas.

Giles Taylor, director de diseño de Rolls-Royce Motor Cars destaca que con el Rolls-Royce Vision Next 100 no querían "crear reminiscencias del pasado". Queríamos ofrecer el mayor grado de innovación posible y demostrar al mismo tiempo que la historia de diseño de la marca podía seguir evolucionando”, explica.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios