EL TRÁMITE FINAL SE HACE EN EL CONCESIONARIO

Internet revoluciona la compra de coches

Los usuarios utilizan cada vez más la red para buscar información y características de los coches y para comparar los precios en las diferentes tiendas oficiales de la marca

Foto: El último trámite en el concesionario
El último trámite en el concesionario

Internet se ha convertido en una nueva forma de comprar cada día más utilizada por los usuarios. Un buen ejemplo es el de Amazon o el de Aliexpress, pero en el mundo del automóvil aún no está generalizado completar la compra por internet. Pese a ello, lo que si hacen la mayoría de compradores, más del 80%, es buscar información de lo que quieren comprar, ver las fotos del vehículo, y buscar las mejores ofertas en los concesionarios. Y solo a última hora visitan la tienda para hacer la compra final.

Esta es una práctica obligada si queremos acertar realmente con nuestra decisión de compra. Pero además, internet también sirve para conseguir no solo el mejor precio de adquisición sino también encontrar el coche que de verdad queremos o necesitamos. De esta manera, ahorraremos dinero y también mucho tiempo en nuestra gestión de compra, que de otra forma podría alargarse demasiado.

Lo primero que hay que hacer para comprar un coche nuevo es tener claro qué tipo de automóvil queremos, el modelo, el motor, el equipamiento… para poder concretar el precio lo máximo posible. No siempre es interesante comprar un diesel, si no hacemos muchos kilómetros al año, o un monovolumen si no tenemos una familia numerosa… Y lo mismo ocurre con el nuevo concepto de todocamino, que es más una moda por la que hay que pagar, que una necesidad real.

Con el presupuesto impreso al concesionario

Una vez tengamos esto claro, debemos echar un vistazo a las páginas oficiales de las marcas para comprobar si el vehículo elegido tiene algún descuento de la marca. En estas páginas se ofrece un configurador en el que podemos concretar exactamente el modelo que vamos a comprar dentro de su catálogo disponible. Al configurar el vehículo, modelo, motor, color, equipamiento, extras… se nos ofrecerá un precio final, con o sin financiación y también con o sin los descuentos incluidos. Este presupuesto, impreso, lo llevaríamos al concesionario elegido, donde nos lo tienen que respetar, para finalizar la compra.

Concesionario de Volvo
Concesionario de Volvo

Pero el sector de la venta de coches está cambiando mucho y ya en los nuevos concesionarios ni siquiera tendremos que llevar ese papel impreso porque en el mismo concesionario habrá un ordenador accesible por el cliente en el que podremos comprobar, con nuestros datos, el coche elegido. Y solo será cuestión de aceptar el pedido del coche previamente elegido y acordar el pago.

Sin embargo, para  sacarle más partido a nuestra compra es mejor visitar varios concesionarios de la marca elegida. Aquí podemos encontrar bastantes diferencias de precio de un concesionario a otro por el mismo modelo y con las mismas características. Aunque visitar online varios concesionarios, a veces, no es fácil porque no todas las marcas tienen las direcciones web de sus concesionarios en su página de internet.

Comparadores en concesionarios de todo el país

Aquí juegan un interesante papel a favor del comprador las páginas comparadoras de concesionarios en internet que ofrecen la posibilidad de confrontar en diferentes tiendas oficiales el precio del coche que queremos comprar y nos informará en qué concesionario se encuentra dicho coche al precio más barato. En este punto surgen dos problemas, por un lado que la mayoría de las veces para acceder a esta información hay que registrarse en la página y dar algunos datos personales. El otro problema es que no siempre el mejor precio está en un concesionario cercano a nuestro domicilio. Podría estar en la otra punta del país y quizá no salga a cuenta el ahorro por tener que atravesar a cambio el país para recogerlo. Pero si esto no es problema, esta también es una opción a tener en cuenta para buscar el mejor precio.

Antes de cerrar el presupuesto, hay que estar pendiente si la marca ofrece algún tipo de descuentos para el coche que hemos elegido o si nos vamos a acoger al Plan PIVE o a otro plan de ayudas, como el Movea… Y, algo muy importante, hay que ver la posibilidad de probar el vehículo, lo que no significa que si lo probamos tengamos el compromiso de comprarlo. Antes de cerrar el trato conviene conducir el vehículo algunos kilómetros no solo para ver si de verdad es el coche que queremos sino también si nos sentimos a gusto al volante, si nos parece cómodo…

Punto de venta de BMW
Punto de venta de BMW

Sea cual sea nuestra forma de buscar el coche, una vez tengamos el presupuesto en la mano tenemos que tener cuidado en el concesionario para no dejarnos convencer por el comercial de que necesitamos tal o cual equipamiento opcional que no habíamos incluido en nuestro presupuesto previo. Esto encarecerá el producto y es su trabajo, hacer que paguemos más por el coche.

Una clave de oro para comprar un coche es no mostrar prisa ante el comercial cuando ya estamos ultimando la operación, para que no nos intente colocar cualquiera de los coches que tenga en stock, a no ser que esto nos convenza por las características del coche, por el color o el equipamiento, y sobre todo por su precio.

Donde está muy introducido el uso de internet es para la compra o la venta de un coche de segunda mano. La posibilidad de acceder a una gran cantidad de vehículos de todas las marcas y precios hace que internet sea el principal acceso a este importante mercado. Hay portales especializados en este tipo de vehículos que ofrecen miles de vehículos que incluyen entre otros detalles fotos del coche que permiten ver su estado real de mantenimiento. 

 

Motor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios