CELEBRA LAS VICTORIAS DEL EQUIPO EN LOS SESENTA

McLaren 650S Can-Am, un homenaje a los sentidos

La escudería dominó el campeonato Can-Am entre 1967 y 1971 con Dennis Hulme y Bruce McLaren. Como homenaje, lahora la marca británica lanza una versión exclusiva, el 650S Can-Am

McLaren no vive sus mejores momentos en la Fórmula 1 esta temporada, como muy bien sabe Fernando Alonso. Pero siempre ha sido un equipo ganador. Y un buen ejemplo es el campeonato Can-Am en el que a finales de los años sesenta la escudería británica, con su creador Bruce McLaren a la cabeza, dominó con claridad. Y como un homenaje la marca lanzará una versión exclusiva, el 650S Can-Am.

Es el homenaje de McLaren a este campeonato organizado en Estados Unidos y Canadá y a su participación tan exitosa en el, McLaren lanzará al mercado en la primavera de 2016 una serie limitada basada en el 650S Spider, d ela que solo se harán 50 unidades, con la que quiere rendir homenaje al 50 aniversario de la puesta en marcha del mítico campeonato Can-Am. Y es que McLaren logró la victoria en ese certamen en cinco ocasiones consecutivas entre los años 1967 y 1971.

El nuevo superdeportivo de McLaren se llama 650S Can-Am, va equipado con el motor de V8 Twin Turbo de 650 CV y costará unos 350.000 euros. Como no podía ser de otra manera, es un coche exclusivo del que solo se fabricarán 50 unidades, disponibles en tres colores de carrocería y con techo duro retráctil. Su terminación está inspirada en los modelos de carreras de la época.

Placa conmemorativa
Placa conmemorativa

Como una reinterpretación moderna del los grandes deportivos de entonces, el nuevo McLaren 650S Can-Am está fabricado en fibra de carbono, con este material presente en el capó, los alerones, las puertas, en los cuatro tubos de escape… Las llantas, inspiradas en la de los deportivos empleados en la Can-Am genuina, son superligeras y están acabadas en negro brillante, con cinco radios y un borde diamantado. Los frenos cerámicos de carbono, de serie en esta edición tan especial, llevan las pinzas pintadas de color negro.

Equipado con el motor biturbo de 650 CV, el nuevo superdeportivo británico acelera de 0 a 100 km/h en 3 segundos y puede alcanzar una velocidad máxima de 330 km/h. En el interior se respira la máxima deportividad, con los asientos tapizados con cuero y Alcantara, y también la fibra de carbono está presente en la terminación. Cada uno de los 50 coches lleva una placa numerada conmemorativa.

La Can-Am fue una competición que se inició en 1966 y se disputaba en los mejores circuitos de Estados Unidos y Canadá y en la que se podía ver correr a los grandes de la época, tanto pilotos como coches. En el primero de los casos, nombres como los de Graham Hill, John Surtees, Jackie Stewart y, por supuesto, Bruce McLaren. Todos ellos dejaban por unos días sus monoplazas de F-1 para correr con unos vehículos de competición muy diferentes, carrozados.

Se emplea fibra de carbono
Se emplea fibra de carbono

En cuanto a los coches, tomaban parte en el campeonato las mejores marcas junto a McLaren, como Porsche, Ferrari, Lola o Chaparral. En esta competición había un reglamento muy abierto a innovaciones, no había límite de potencia ni de velocidad para los coches y en ellos se experimentaba con las últimas tecnologías del momento. Un ejemplo es que los McLaren de entonces estaban construidos en aluminio.

La escudería McLaren fue creada en el año 1964 por el piloto neozelandés Bruce McLaren en unas instalaciones en Colnbrook, en las proximidades de Londres. El primer modelo fabricado fue el M1 en sus diferentes versiones, mientras que con el M6 de 1967 la escudería dominó el campeonato Can-Am con Dennis Hulme y Bruce McLaren copando las dos primeras posiciones. Y ahí comenzó la leyenda de la escudería británica, que también en 1965 construyó su primer monoplaza de F-1. 

Motor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios