AL VOLANTE DE LA VERSIÓN HIBRIDA ENCHUFABLE

Mercedes GLE, el Clase M se moderniza

Ofrece un amplio abanico de opciones desde el kit off-road hasta las variantes de altas prestaciones

Mercedes lanzará al mercado en el mes de septiembre el nuevo GLE que viene a sustituir a su todamino grande, el Clase M, y en el que entre otras muchas cosas se incorpora la nueva tecnología híbrida enchufable en su versión 500e. Este es un vehículo que podíamos definir como todo uso, porque además de esta variante eléctrica, ofrece versiones de altas prestaciones, las AMG con 557 y 585 caballos, y la posibilidad de un kit todoterreno. Un gran coche disponible desde 60.125 euros.

La verdad es que ningún otro coche del segmento todocamino premium ofrece un abanico de opciones tan grande como el del nuevo GLE. Pero lo que le hace aún más diferente es que los clientes que necesiten un coche campero de verdad, tienen la opción de adquirir como opción el kit off-road con un sobreprecio de 2.800 euros.

Con ello, el GLE se convierte en un vehículo imparable en un uso campero gracias a sus marchas reductoras, a su sistema de tracción y al uso de la suspensión neumática de altura regulable. Y eso es algo que ni Audi, ni BMW, ni ninguna otra marca premium ofrece en el mercado, un sistema para transformar un todocamino lujoso y confortable en un coche campero extremo.

La filosofía de la marca en este sentido es perfecta. Para el 95% de los usuarios, o incluso más, que solo quieren un todocamino lujoso, confortable y ágil en carretera, se ofrece el GLE con una gama de motores entre los 204 y los 367 caballos, además de las variantes más deportivas, las firmadas por AMG. Y solo para ese 5% de posibles usuarios, o incluso para un porcentaje mucho menor, se ofrece la posibilidad de montar ese kit campero.

Durante la toma de contacto que hemos podido hacer en tierras austríacas, pudimos conducir el GLE equipado con este kit y con neumáticos camperos en una cantera y en condiciones realmente extremas. Es increíble lo que es capaz de superar este coche, pero lo más destacable es lo fácil que resulta conducir en estas circunstancias. Todos los mandos que incluye este kit se sitúan en la consola entre los asientos delanteros.

Allí tenemos además de dos posiciones nuevas en el Dynamic Select, las de conducción fuera de carretera y otra más extrema de off-road, los mandos para seleccionar las marchas reductoras, para el control de descenso y para ajustar la suspensión neumática con cuatro alturas diferentes en función de las necesidades.  

Además, para tener un poco más de ayuda en la conducción off-road cuando se complica la situación, tendremos una pantalla en la que se nos indican algunos consejos para poder superar las zonas, que indica los grados de inclinación y demás. También tendremos una cámara con visión delantera, para poder ver perfectamente la situación cuando vamos a tirarnos por una cuesta muy pronunciada o cuando necesitamos saber si realmente cabe el coche por una zona más estrecha.

Otro aspecto destacable es el control de descenso regulable con el que podremos ajustar la velocidad a la que queremos bajar por una pendiente. El sistema se encarga por si solo de hacer totalmente segura una bajada a 3, 4 ó 10 kilómetros por hora, algo que seleccionaremos con la palanca a la izquierda del volante.

Después de hacer un completo y delicado recorrido por la cantera les puedo decir que este modelo Mercedes GLE con la motorización 350d de 257 CV y con el kit todoterreno es casi imparable. Solo una pendiente excesivamente pronunciada que nos vuelque el coche o un terreno muy resbaladizo que haga imposible avanzar nos podría parar. Y en cualquier caso no creo que nadie que se haya gastado más de 70.000 euros en un coche quiera ponerlo en tales aprietos.

El otro modelo innovador en la gama del GLE, aunque menos porque tanto Audi con su Q7, como BMW con su X5 o Volvo con su flamante XC90 ya han anunciado versiones similares, es el híbrido enchufable. Mercedes anunció que en 2017 casi toda su gama tendría versiones de este tipo, de las que ya tiene en el mercado el Clase S y el Clase C. El nuevo GLE será el tercero.

El Mercedes GLE 500e, incorpora una combinación de un motor de gasolina de 6 cilindros con turbo junto a otro motor eléctrico. La potencia combinada entre ambos motores es de 442 caballos, con lo que el 500e tiene unas prestaciones realmente deportivas. 245 km/h de velocidad punta y 5,3 segundos para pasar de 0 a 100 km/h, una cifra muy buena para un todocamino.

Donde llega la diferencia es en su consumo. El valor homologado es de 3,3 litros o su equivalente en emisiones de CO2, 78 g/km. Es decir que es un todocamino grande y bastante pesado, con unas prestaciones de un vehículo con motor V8 pero con los consumos de un vehículo urbano con un motor de 3 cilindros.

Durante la toma de contacto también tuvimos la ocasión de rodar con este modelo durante casi 100 kilómetros. La verdad es que el vehículo es una gozada, por la suavidad de marcha que proporciona cuando se conduce normalmente por la carretera en modo eléctrico, pero también por las posibilidades que ofrece cuando realmente se quiere ir muy deprisa con él.

Nada más comenzar nuestro recorrido circulábamos por una zona bastante llana y pudimos hacer casi 10 kilómetros con un “consumo” de solo dos kilómetros de autonomía eléctrica, de los 32 de partida hasta 30. La suavidad de marcha es, entonces, perfecta.

El coche tiene una tecla con la que se pueden seleccionar los diferentes modos de utilización del sistema híbrido. El modo más habitual es el Hybrid con el que el sistema gestiona la batería y decide cuándo conectar el motor de gasolina y cuándo no.

También tiene un e-mode con el que siempre que tenga carga la batería funciona en modo eléctrico, un modo e-save para guardar la máxima carga de la batería para cuando sea necesaria. Por ejemplo para cuando se llega a una ciudad en la que está prohibido el uso de vehículos que no sean eléctricos.

Hay un último modo de utilización que es el e-charge, en el que siempre va en uso el motor de gasolina, que además sirve para ir recargando la batería. Una recarga completa de la misma partiendo de cero requiere el equivalente a unos 20 minutos de uso del vehículo. Por cierto y ante sde que se me olvide, una carga complete en un enchufe pueden suponer dos horas de carga.

Este coche, como el resto de vehículos con tecnología híbrida enchufable, supone un cambio de mentalidad en el uso de un vehículo a motor. Cuando uno llega a casa o al trabajo, o incluso al centro comercial si tiene la infraestructura necesaria, se ocupa de enchufarlo. Si está el tiempo suficiente tendrá hasta 32 kilómetros de uso en modo solo eléctrico, pero lo importante es que cuando se acaba la batería se pone en marcha automáticamente el motor de gasolina.

Además de esta variante híbrida enchufable y de la posibilidad de montar un kit off-road, el nuevo Mercedes GLE aporta muchos cambios interesantes. Quizá el más destacado es que todos los nuevos GLE llevan de serie un cambio automático de nueve marchas que permite suavidad de marcha y consumos ajustados, pero al mismo tiempo, gracias a su rapidez de accionamiento, permite un nivel de prestaciones elevado. Además, gracias a las levas en el volante su manejo es realmente rápido.

Las variantes GLE AMG montan otro cambio diferente, el de doble embrague y siete marchas, desarrollado específicamente por la división de vehículos de altas prestaciones de Mercedes.

En cuanto a la gama, el nuevo Mercedes GLE se ofrece con una versión de acceso con el motor 250d de de 204 caballos y por encima una variante más potente, el 350d en cuyo caso la cifra de potencia sube hasta los 258 caballos. En gasolina encontramos una sola versión, la 400 con el motor V6 de 333 caballos.

Como un vehículo diferente, que combina un motor de gasolina y otro electric, el 500e  del que ya les hemos hablado anteriormente, y dentro de la familia AMG de altas prestaciones, dos variantes, el “pequeño” con un motor V8 biturbo de 557 caballos y como tope de gama el 63S en cuyo caso la potencia del motor V8 sube hasta los 585 caballos. 

Estos son los precios recomendados para el nuevo Mercedes GLE cuyas primeras entregas comenzarán en España en el mes de septiembre,

Mercedes GLE 250 d 4Matic, 204 CV, 60.125 euros  

Mercedes GLE 350 d 4Matic, 258 CV, 68.425 euros 

Mercedes GLE 400 4Matic, 333 CV,  72.975 euros

Mercedes GLE 500e 4Matic, 333 + 116 CV, 77.875 euros

Mercedes GLE AMG 63 4Matic, 557 CV, 129.800 euros

Mercedes GLE AMG 63s 4Matic, 585 CV, 141.000 euros.                       

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios