Es noticia
Menú
El juguete favorito de los especuladores de Wall Street se la juega... y pinta regular
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
El futuro de las SPAC y sus fusiones

El juguete favorito de los especuladores de Wall Street se la juega... y pinta regular

Bill Ackman está cerrando su sociedad de adquisición con propósito especial (SPAC), y no será el último. Hace dos años, las SPAC se hicieron con el mercado de las ofertas públicas iniciales (OPI), a medida que la emisión de acciones se calentaba

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Las SPAC, o empresas de cheque en blanco, recaudan dinero a través de una OPI con el objetivo de encontrar y fusionarse con una empresa privada que necesita más capital para poder despegar. El dinero recaudado en la oferta pública inicial se deposita en un fideicomiso que recauda intereses hasta que se completa la fusión y el efectivo queda disponible para financiar el crecimiento.

El problema —una oportunidad en muchos casos— es que las SPAC suelen tener dos años para encontrar un socio y cerrar una fusión, o se arriesgan a tener que devolver el dinero a los inversores. Esos plazos se avecinan para las SPAC de 2020, las 248 empresas de cheque en blanco que empezaron a cotizar en bolsa ese año, beneficiándose de una ola de euforia cuando los inversores buscaron invertir en empresas ‘growth’.

Más de 1.000 empresas salieron a bolsa en 2021, incluyendo 613 SPAC, todo un récord. Pero los problemas de gran envergadura, como el declive del mercado de valores, la guerra en Ucrania, la inflación y los temores de recesión, han frenado las OPI este año. En lo que va de 2022, solo se han sacado a bolsa 70 empresas de cheque en blanco, mientras que las ofertas tradicionales se han ralentizado.

Foto: Firma convenio de colaboración para impulsar la educación financiera en el periodo 2022-2025

Los rendimientos de las SPAC de 2020 no son elevados. Según un análisis de 'Barron’s', más de 150 empresas de cheque en blanco de ese año han encontrado y llevado a cabo fusiones. Sin embargo, según Renaissance Capital, que proporciona investigación sobre las OPI, solo el 7% de ellas está cotizando por encima de sus precios de oferta de 10 dólares. El Renaissance Capital IPO ETF, que invierte en empresas que han salido a bolsa en los últimos tres años, ha caído un 44% en lo que va de año.

84 de las 248 SPAC de 2020, o un 34%, aún no han llevado a cabo una fusión. Entre ellas se incluyen 56 SPAC que no han anunciado acuerdos y 28 cuyas fusiones están pendientes, según el análisis de 'Barron's'.

Uno de los nombres más importantes de Wall Street, Pershing Square Tontine Holdings (PSTH), la empresa de 4.000 millones de dólares de Bill Ackman, ha anunciado que devolverá el dinero a los inversores tras no encontrar una empresa con la que fusionarse. El multimillonario escribió el lunes a los inversores, citando la rápida recuperación de los mercados de capitales tras la pandemia como una de las razones que afectaron a su capacidad para consumar un acuerdo.

84 de las 248 SPAC de 2020 aún no han llevado a cabo una fusión. De ellas, 56 SPAC no anunciaron acuerdos y 28 están con fusiones pendientes

Dos SPAC respaldadas por el capitalista de riesgo Chamath Palihapitiya aún no han completado su proceso de fusión. Las dos empresas de Palihapitiya, Social Capital Hedosophia VI (IPOF), de 1.150 millones de dólares, y Social Capital Hedosophia IV (IPOD), de 460 millones de dólares, tienen hasta el 14 de octubre para completar las operaciones. Pershing Square y Social Capital declinaron hacer comentarios.

Las liquidaciones de las SPAC de 2020 se han disparado. Siete empresas de ese grupo se han liquidado o están planeando hacerlo, según los datos de 'Barron's'. En cambio, en los años previos, las liquidaciones de empresas de cheque en blanco ascendieron a dos en 2019, dos en 2018 y tres en 2017, según SPAC Research, que realiza un seguimiento del sector. Ninguna de las SPAC puestas en marcha en 2021 ha buscado la liquidación.

Mitchell Nussbaum, un socio del bufete de abogados Loeb & Loeb que lleva más de 20 años proporcionando asesoramiento sobre SPAC, espera que se liquiden más debido al volumen de empresas de cheque en blanco que han salido a bolsa recientemente. Subrayó como ejemplo las 248 SPAC que cotizaron en 2020, un aumento del 76% respecto a las 59 que salieron a bolsa el año anterior.

Las liquidaciones "subirán una cantidad correspondiente", predice Nussbaum.

Foto: EC.

Evan Ratner, presidenta de Levin Capital Strategies, una empresa neoyorquina de gestión de dinero que ha invertido en SPAC, también espera que se liquiden más empresas de cheque en blanco. "La mayoría de los patrocinadores tendrán que sopesar la pérdida del capital de riesgo frente a hacer un mal negocio", advierte.

Según Matt Kennedy, estratega sénior de OPI de Renaissance Capital, se espera que la mayoría de las liquidaciones de SPAC de 2020 se produzca en el cuarto trimestre. "Sin embargo, podríamos ver una serie de liquidaciones en el tercer trimestre, especialmente si las fusiones pendientes se cancelan", añade.

Por su parte, Nussbaum, de Loeb, no espera que se produzca la liquidación de más del 20% de las SPAC, ya que las empresas de cheque en blanco suelen tener la posibilidad de ampliar sus plazos de fusión hasta que encuentran un objetivo adecuado. Por ejemplo, Greencity Acquisition Corp. ha ampliado su plazo para cerrar un acuerdo al menos 10 veces y ahora tiene hasta el 28 de octubre para completar una fusión, según una presentación ante la Comisión de Valores y Bolsa. Greencity no respondió a los mensajes en busca de comentarios.

Las empresas tienen que reembolsarles al precio de oferta, alrededor de 10 dólares por acción o más, incluso si un accionista compró más barato

Las liquidaciones de SPAC no son necesariamente un mal negocio para los accionistas, explica Nussbaum, porque las empresas tienen que reembolsarles al precio de oferta, normalmente alrededor de 10 dólares por acción o más, incluso si un accionista compró las acciones a un precio más bajo. "No pasa nada si no todo el mundo llega a un acuerdo, porque en ese caso el público recibe la devolución íntegra de su inversión", afirma.

La gran mayoría de las SPAC de 2020 ahora cotizan por debajo de sus precios de oferta. Las liquidaciones de SPAC "pueden proporcionar un rendimiento decente", afirma Ratner, de Levin. "Era mucho más atractivo antes de que los tipos se dispararan", aumentando las retribuciones disponibles de las inversiones en renta fija.

Se espera que más SPAC renuncien a encontrar socios para fusiones porque hay mucha competición. Alrededor de 600 empresas de renta fija, con un fideicomiso combinado de 161.500 millones de dólares, están a la caza de empresas con las que fusionarse, según datos de SPAC Research. "No todo el mundo podrá llegar a un acuerdo", advierte Nussbaum.

*Contenido con licencia de 'Barron’s'.

Las SPAC, o empresas de cheque en blanco, recaudan dinero a través de una OPI con el objetivo de encontrar y fusionarse con una empresa privada que necesita más capital para poder despegar. El dinero recaudado en la oferta pública inicial se deposita en un fideicomiso que recauda intereses hasta que se completa la fusión y el efectivo queda disponible para financiar el crecimiento.

Inversores Recesión Inflación
El redactor recomienda