Los turcos apuestan por bitcoin y tether para escapar de las 'erdoganadas' con la lira
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
POLÍTICA DE TIPOS BAJOS

Los turcos apuestan por bitcoin y tether para escapar de las 'erdoganadas' con la lira

Las criptodivisas tienen gran éxito en Turquía y en otros países en desarrollo donde las políticas económicas del Gobierno suscitan gran desconfianza

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La lira turca se ha vuelto tan volátil que los turcos han abandonado la divisa nacional en favor de monedas con una reputación aún más arriesgada: las criptodivisas.

Mientras la lira se derrumbaba durante el último trimestre de 2021, el volumen de operaciones de criptomonedas que usaban esta divisa se disparó hasta alcanzar una suma media diaria de 1.800 millones de dólares en tres bolsas, según los datos sobre Blockchain de Chainalysis. Este volumen aún es bajo si se compara con los resultados de una encuesta que realizó el Banco de Pagos Internacionales en 2019, según la que se habrían llevado a cabo transacciones con la lira por un valor de 71.000 millones de dólares al día. No obstante, sigue siendo superior al registrado en cualquiera de los cinco trimestres anteriores.

Los turcos tienen particular afinidad por la 'stablecoin' tether, cuyo valor está vinculado al dólar. Según el proveedor de datos Cryptocompare, la lira se convirtió en otoño en la moneda emitida por un Gobierno más negociada con tether, superando al dólar y al euro.

Foto: Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía. (EFE)

Los turcos ya se han enfrentado previamente a periodos de turbulencias económicas manteniendo su dinero en dólares, euros u oro. El auge de las criptomonedas en los últimos años se traduce en un nuevo grupo de instrumentos que pueden ser empleados como reserva de valor, si bien de mayor volatilidad. La lira ha perdido el 40% de su valor frente al dólar desde septiembre. El bitcoin subió un 40% frente al dólar en noviembre, pero ahora ha bajado más de un 10%.

En Estambul, la ciudad más grande y capital comercial de Turquía, han aparecido anuncios de cambio a criptodivisas en tranvías, vallas publicitarias y uno de los dos aeropuertos. También han aparecido establecimientos que venden bitcoins en el Gran Bazar, escondidos en los callejones donde también se venden oro y divisas extranjeras.

El presidente, Recep Tayyip Erdoğan, sumió el sistema financiero turco en el caos el otoño pasado al llevar adelante repetidos recortes de los tipos de interés en un contexto de inflación creciente. La divisa ha recuperado cierto nivel de estabilidad en las últimas semanas tras un rescate gubernamental de los ahorradores, pero los turcos siguen desconfiando.

"Debido a las políticas absurdas de tipos, la disminución de la confianza en las estadísticas publicadas sobre la inflación y las decisiones políticas, las criptodivisas se han convertido en un refugio, a pesar del riesgo y la volatilidad que las caracteriza", explica Kağan Şenay, un corredor de 27 años de Bursa (Turquía).

Las criptodivisas han cobrado popularidad en Turquía, donde hay gran desconfianza hacia las políticas económicas del Gobierno

Şenay cuenta que empezó a operar con bitcoins en 2017 para obtener ingresos adicionales. También lo ve, cada vez más, como una forma de proteger sus ingresos en liras ante la inflación. El poder adquisitivo de las liras que cobra en su trabajo como fabricante de tejidos se ha reducido a la par que han subido los precios.

El éxito de las criptodivisas en Turquía se ha producido a pesar de que el año pasado se prohibió oficialmente su uso como medio de pago en todo el país. Según Turan Sert, asesor de la bolsa turca de criptodivisas Paribu, la prohibición, que se anunció sin previo aviso, "fue una experiencia traumática para la comunidad turca de criptodivisas". Cuenta además que el Gobierno ha prometido que pronto enviará una nueva ley de criptodivisas al Parlamento, pero se conocen pocos detalles sobre el impacto que podría tener.

Las criptodivisas han cobrado popularidad en Turquía y otros países en desarrollo donde hay gran desconfianza hacia las políticas económicas del Gobierno. En Nigeria, muchos realizan pagos en bitcoins a raíz de la devaluación de la moneda y los estrictos controles impuestos sobre el acceso a divisas extranjeras. El año pasado, El Salvador se convirtió en el primer país en reconocer el bitcoin como moneda de curso legal tras haber mantenido su economía ligada al dólar estadounidense durante las dos últimas décadas.

En Turquía, parte de la desconfianza va más allá de la lira. Dos tercios de los depósitos bancarios del país son divisas extranjeras, principalmente dólares y euros. Los bancos turcos prestan algunos de esos dólares al banco central y al Gobierno, que los utiliza para intervenir en los mercados de divisas, librando una infructuosa batalla por mantener la lira.

Foto: EC.

Si se produjese una retirada masiva de dólares, los bancos turcos tendrían que recuperar parte de sus préstamos al Gobierno para satisfacer las necesidades de los depositantes, y existe cierta duda sobre si el Gobierno podría hacerse con los dólares necesarios. Algunos temen que, en el peor de los casos, el Gobierno opte por obligar a los bancos a convertir sus depósitos de dólares a liras.

Según varios ahorradores turcos, esto está llevando a algunos a cambiar los dólares depositados en los bancos y los dólares en efectivo por las denominadas 'stablecoins', criptodivisas cuyo valor está vinculado a monedas tradicionales como el dólar. Los datos de Chainalysis indican que el tether ha estado involucrado en más de la mitad de las operaciones contra la lira del mes de diciembre.

Las ‘stablecoins’ como el tether también se utilizan como vía para facilitar las operaciones de adquisición y venta de otras divisas más volátiles como el bitcoin o el ether. Según Esra Alpay, director de Marketing de la bolsa turca de criptodivisas Etlo, la empresa declaró un aumento en el número de corredores en el último trimestre, a la par que el valor de la lira caía.

Las criptodivisas ofrecen esperanza a los turcos porque están arruinados y quieren ganar dinero

"La volatilidad de la lira turca y el aumento de la inflación que se ha producido en los últimos meses han hecho que nuestros inversores perciban las criptodivisas como una inversión rentable a largo plazo y una forma de protegerse contra la inflación a corto plazo", explicó.

El lunes, Ege Tuluay, un estudiante de 24 años que se está formando para ser marinero, entró a Caspicoin, una tienda de criptodivisas del Gran Bazar, para informarse sobre la comisión que conlleva comprar tethers con sus ahorros en dólares estadounidenses. Tiene intención de utilizar tethers para adquirir otras criptodivisas.

"Las criptodivisas ofrecen esperanza a los turcos porque están arruinados, así que quieren ganar dinero. Parece una forma fácil de ganar dinero para los turcos", afirmó.

*Contenido con licencia de 'The Wall Street Journal'.

La lira turca se ha vuelto tan volátil que los turcos han abandonado la divisa nacional en favor de monedas con una reputación aún más arriesgada: las criptodivisas.

Sistema financiero Cotizaciones