Es noticia
Menú
El arriesgado plan de Erdogan para contener el derrumbe de la lira turca
  1. Mercados
  2. El Valor Añadido
Recupera más del 40% de su valor

El arriesgado plan de Erdogan para contener el derrumbe de la lira turca

El mandatario turco ha puesto en marcha una medida que ha logrado detener súbitamente la sangría de la lira, pero que podría agudizar los problemas si acaba fallando

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Recep Tayyip Erdogan tiene un plan para salvar la lira. Y en su primera prueba en el mercado se ha mostrado tremendamente poderoso.

En apenas 24 horas, la lira turca ha recuperado casi un 40% de su valor frente al dólar, protagonizando así un súbito viraje, después de dejarse prácticamente la mitad de su valor en los tres meses precedentes.

Lo que el presidente turco presentó como “una nueva alternativa financiera para los ciudadanos” representó un llamativo mecanismo llamado a devolver la confianza de los ahorradores turcos en su moneda. El plan consiste en una especie de garantía por la que el Tesoro otomano se compromete a compensar a los depositantes cualquier pérdida que sufran por la pérdida de valor de la lira frente a las principales monedas si esta excede las tasas de interés bancarias. Es decir, que si los bancos ofrecen un tipo de interés por los depósitos en liras del 15% al año y la moneda perdiera en ese periodo una cifra superior a ese 15%, el Estado abonaría la diferencia a los depositantes.

De este modo, el Gobierno turco confía en poner freno a la demanda de moneda extranjera por parte de los ciudadanos del país. “A partir de ahora, ya no habrá necesidad de que ninguno de nuestros ciudadanos cambie sus ahorros de liras a moneda extranjera porque les preocupa que el tipo de cambio pueda subir”, señaló Erdogan. Y el súbito vuelco que experimentó la moneda tras sus palabras vino como un respaldo de su efectividad.

La bolsa turca recuperó más de un 21,5% de su valor en euros en una sesión

El violento derrumbe que registró este martes la bolsa otomana (el BIST 30 perdió más de un 8%) se torna en un histórico avance si se mide en euros o dólares, con ganancias superiores al 21,5%. El banco Garanti, filial de BBVA, recuperó un 30,5% de su valor en euros, lo que a su vez ayudó a su matriz a firmar una sesión de sólidas ganancias en el mercado español.

Con más de la mitad de los depósitos bancarios del país registrada en divisas fuertes extranjeras, el plan de Erdogan, de resultar efectivo, tiene un alto potencial para detener la acelerada caída de la lira, que amenaza con agudizar los problemas de inflación que enfrenta el país.

Foto: El presidente de Turquía, Tayyip Erdogan. (Reuters/Murad Sezer) Opinión

Entre los expertos, se resalta que es una medida que puede dar tiempo al polémico presidente otomano para enderezar la marcha económica del país y evitar el colapso del que muchas voces vienen alertando ante las controvertidas decisiones del mandatario turco, que ha forzado a su banco central a implementar una política de recortes de tipos que contraviene las leyes más firmes de la política monetaria.

Pero el plan turco no está, ni mucho menos, exento de riesgos. Al fin y al cabo, sin evidencias de que la inflación del país se adentra en una dinámica menos descontrolada es difícil imaginar que los ciudadanos turcos se lancen en masa a intercambiar sus ahorros en moneda extranjera por liras. Menos en el entorno de desconfianza que se ha generado hacia Erdogan y sus políticas en los últimos meses.

Los CDS de Turquía se han encarecido más de un 97% desde el inicio de 2021

Si el plan de Erdogan fallara en detener a medio plazo la depreciación de la lira, el presupuesto público turco podría verse en una situación comprometida. No en vano, se estima que, con esta medida, Turquía asume un riesgo en moneda extranjera de alrededor de 3,3 billones de liras (algo más de 200.000 millones de euros). El país podría verse forzado a emitir nueva moneda, lo que podría azuzar aún más la espiral inflacionaria, o a solicitar financiación en el exterior, con el consiguiente deterioro del balance de un país que ya ha visto encarecerse sus CDS (seguros contra impago) en más de un 97% desde el inicio de 2021.

Incluso, en caso de éxito en su propósito, Turquía tendrá que lidiar también con las consecuencias negativas de contar con una moneda más fuerte en un momento en que el Gobierno está pugnando por hacer de la competitividad exterior uno de los pilares de su economía.

Erdogan ha encontrado un plan efectivo para detener a corto plazo la sangría de la moneda turca. Pero los riesgos de que la situación se dé la vuelta nuevamente siguen siendo más que notables.

Recep Tayyip Erdogan tiene un plan para salvar la lira. Y en su primera prueba en el mercado se ha mostrado tremendamente poderoso.

Divisas Depósitos
El redactor recomienda