Ferrari sigue en punto muerto en bolsa: sin hoja de ruta para su giro a los eléctricos
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
estrategia a más largo plazo

Ferrari sigue en punto muerto en bolsa: sin hoja de ruta para su giro a los eléctricos

Los inversores todavía tendrán que esperar otro año para conocer la hoja de ruta hacia la electrificación que va a emprender el fabricante de vehículos de la más alta gama

placeholder Foto: EC.
EC.

A Ferrari le gusta tomarse su tiempo para hacer las cosas bien. Ese es un punto fuerte a la hora de fabricar coches que justifica los precios exorbitados, pero también significa que los inversores no pueden esperar que el valor se acelere de repente.

Al igual que el sector de lujo del que a veces parece parte, el fabricante de coches deportivos italiano está saliendo de la pandemia con calma. Los beneficios de explotación del segundo trimestre (presentados este lunes) fueron alrededor de un 15% superiores a los del mismo periodo de 2019, antes de que golpeara el covid-19. Vendió un número parecido de vehículos, pero los coches que vendió como el SF90 Stradale, híbrido enchufable con un precio inicial por encima de 500.000 dólares— eran más caros y rentables que los de hace dos años. Junio fue el mejor mes de la historia en compras.

Pero, hoy en día, eso no es suficiente para complacer a los inversores de Ferrari. A pesar de que las cifras superaron las previsiones de los analistas, el valor cayó en una jornada por lo demás sólida para el mercado. Ha descendido este año, aunque los sectores del automóvil y del lujo hayan avanzado.

Foto: EC.

Puede que lo que los inversores necesiten sea una mayor visibilidad de las perspectivas a largo plazo de Ferrari, a medida que aborda el desafío de descarbonizar sus productos. Y puede que no haya respuestas claras en, al menos, otro año. En junio, el presidente, John Elkann, tomó la interesante decisión de designar al directivo de microelectrónica Benedetto Vigna para conducir Ferrari hacia una nueva era tecnológica. Este lunes, Elkann explicaba que será en junio de 2022 cuando su nuevo director ejecutivo, que llegó al puesto en septiembre, presente su hoja de ruta estratégica. Y aprovechó para avisar al mercado de que no puede esperar muchos detalles hasta entonces.

Elkann también ha dejado claro que Ferrari no lanzaría un vehículo totalmente eléctrico estilo Tesla hasta que no hubiera dominado la tecnología. “Creo que la oportunidad general [de la electrificación total] es más grande de lo que era. Solo tenemos que ser muy disciplinados para no intentar captarla demasiado rápido, sino esperar a tener realmente lo mejor y más único en términos de productos que podemos ofrecer”, dijo.

Ferrari puede permitirse adoptar una perspectiva a largo plazo porque tiene un accionista de referencia favorable en Exor, vehículo de inversión de la familia Agnelli gestionado por Elkann, que posee cerca del 23% del valor patrimonial y el 36% de los derechos de voto asociados. Tener un capital tan paciente detrás podría ser muy valioso en la transición del fabricante hacia tecnologías de motores menos contaminantes, pero también implica que otros inversores deben ser pacientes. Puede que las acciones de Ferrari sigan en punto muerto durante un tiempo.

*Contenido con licencia de ‘The Wall Street Journal’.

A Ferrari le gusta tomarse su tiempo para hacer las cosas bien. Ese es un punto fuerte a la hora de fabricar coches que justifica los precios exorbitados, pero también significa que los inversores no pueden esperar que el valor se acelere de repente.

Ferrari Inversores Coche eléctrico
El redactor recomienda