Xiaomi se lanza a conquistar el mercado de los coches eléctricos e invierte 10.000 M
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
último gigante en subirse al barco

Xiaomi se lanza a conquistar el mercado de los coches eléctricos e invierte 10.000 M

El gigante de telefonía chino se convierte en el último competidor del concurrido mercado del vehículo eléctrico

placeholder Foto: EC.
EC.

El gigante electrónico chino Xiaomi se ha convertido en la última tecnológica en entrar en el creciente mercado del coche eléctrico chino, comprometiendo 10.000 millones de dólares durante la próxima década para el esfuerzo. El director general de Xiaomi, Lei Jun, liderará la nueva filial independiente centrada en vehículos eléctricos, declaró la empresa este martes. Hará una inversión inicial de 10.000 millones de yuanes, equivalentes a 1.500 millones de dólares, para crear la nueva compañía, y aumentará su inversión en los próximos años.

La entrada de Xiaomi en el mercado del coche eléctrico la convierte en una de las empresas tecnológicas chinas más destacadas en unirse al mercado de dichos automóviles, que está cada vez más concurrido. La posición de Xiaomi como marca popular entre los consumidores con un impacto global cada vez mayor le podría otorgar una ventaja frente a sus numerosos rivales, aunque los nuevos competidores del mercado automovilístico se enfrentan a importantes obstáculos.

Lei hizo una aparición este martes por la noche ante un teatro lleno de espectadores en Pekín después del anuncio. Dijo a la audiencia que había reflexionado durante meses con el consejo de la empresa sobre si Xiaomi debía entrar en el mercado del coche eléctrico. Dijo que finalmente decidió que el gran colchón de efectivo de la compañía le daba la seguridad para seguir adelante. "Hemos acumulado mucho conocimiento y experiencia, y es momento de probar las aguas", aseguró Lei.

Foto: Lei Jun, fundador de Xiaomi. Foto: Reuters.

Lei dio pocos detalles sobre cómo o cuándo saldría al mercado un coche Xiaomi, y no reveló si había conseguido un fabricante externo para la labor. La semana pasada, el fabricante de coches chino Great Wall Motor negó los rumores de que estaba trabajando con Xiaomi en coches eléctricos.

China es el mercado de coches eléctricos más grande del mundo, y Xiaomi se une a un sector lleno de empresas que buscan competir en el negocio. Las ventas de vehículos eléctricos han estado creciendo desde que Tesla, campeón de la industria, empezó a fabricar sus coches de alta gama en Shanghái a finales de 2019. Los competidores locales incluyen a NIO —cuyas acciones en alza lo han convertido en uno de los fabricantes de coches más valiosos del mundo—, así como Li Auto y Xpeng.

En enero, el gran motor de búsqueda Baidu reveló que iba a entrar al mercado del coche eléctrico junto a su socio Geely Automobile Holdings. Apple ha estado buscando socios para fabricar un coche eléctrico desde finales del año pasado, a pesar de que las negociaciones para llevarlo a cabo con el grupo surcoreano Hyundai Motor se terminaron en febrero.

Xiaomi apuesta por que su iniciación en el vehículo eléctrico se construya sobre su renaciente éxito con los móviles

Xiaomi apuesta por que su iniciación en el vehículo eléctrico se construya sobre su renaciente éxito con los móviles. En el cuarto trimestre, la compañía se convirtió en el tercer fabricante de móviles del mundo, por detrás de Apple y Samsung Electronics, ocupando ese puesto por primera vez. Las crecientes ventas en China, India y Europa occidental han alimentado su ascenso, mientras que los problemas de su rival chino Huawei Technologies han provocado que sus clientes vayan en tropel a por sus dispositivos baratos.

Los detalles sobre el proyecto del vehículo eléctrico de Xiaomi llegaron hacia el final de una presentación de un nuevo producto de cerca de dos horas por Lei en Pekín este martes. Además de móviles, Xiaomi vende una gama de dispositivos de consumo, y Lei estuvo la mayor parte del evento desvelando una caja de sorpresas de nuevos dispositivos, incluidos un aparato de aire acondicionado conectado a internet, un humidificador doméstico y un nuevo portátil.

No fue hasta el final cuando Lei comentó los planes del vehículo eléctrico de Xiaomi. Mientras aparecía una imagen de Lei abrazando al CEO de Tesla, Elon Musk, detrás de él, el CEO chino dijo que había sido propietario de un Tesla desde 2013, y llevaba mucho tiempo interesado en la tecnología. "Espero que un día haya un coche Xiaomi en todas las calles", dijo.

El gigante electrónico chino Xiaomi se ha convertido en la última tecnológica en entrar en el creciente mercado del coche eléctrico chino, comprometiendo 10.000 millones de dólares durante la próxima década para el esfuerzo. El director general de Xiaomi, Lei Jun, liderará la nueva filial independiente centrada en vehículos eléctricos, declaró la empresa este martes. Hará una inversión inicial de 10.000 millones de yuanes, equivalentes a 1.500 millones de dólares, para crear la nueva compañía, y aumentará su inversión en los próximos años.

Xiaomi Coche eléctrico Inversiones