Es noticia
Menú
La fiebre del cartón reciclado: la pandemia dispara la demanda de embalajes
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
cambios en el consumo

La fiebre del cartón reciclado: la pandemia dispara la demanda de embalajes

El auge de los envíos de comida y paquetes durante la pandemia está alimentando el mercado del reciclaje de EEUU con papel y cartón reciclados

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La propaganda por correo y las cajas de reparto desechadas se han convertido en productos básicos codiciados, ya que la industria del papel los utiliza como sustituto al papel de oficina reciclado, que escasea ahora que la gente trabaja desde casa.

Es un giro brusco respecto a hace dos años, cuando el mercado de catálogos, cajas y periódicos reciclados colapsó después de que China endureciera sus criterios para importar residuos de papel. Ahora, las fábricas de papel y cartón están viendo cómo convertir esos residuos en papel higiénico, vasos de café, toallitas de papel y cajas de cartón nuevos. Y tienen más material con el que trabajar, ya que la gente está pidiendo más comida y paquetes a domicilio durante el coronavirus.

“Los que reciclaban ahora reciclan más”, dice Kevin Hudson, vicepresidente de Silvicultura y Fibra Reciclada de la empresa de embalaje WestRock. “Se está viendo sin duda más cartón acanalado viejo procedente de programas residenciales desde el covid”.

Foto:

Muchas fábricas estadounidenses llevaban mucho tiempo evitando utilizar papel reciclado procedente de hogares. La mala calidad del papel mezclado con cristal, latas y residuos domésticos hacía difícil convertirlo en papel y cartón nuevos. Antes de que China endureciese sus normas, compraba dos tercios de dicho papel recogido en EEUU. La demanda de exportación mantenía los precios elevados, lo que disuadía a las fábricas de papel estadounidenses de invertir en formas de utilizar más material de ese tipo. Pero un mejor control de contaminantes y el creciente porcentaje de cajas de pedidos de comercio electrónico en los contenedores han hecho más atractivo ese papel mixto, según operarios.

WestRock, con sede en Atlanta y 18 plantas que operan para clasificar material reciclado de todo tipo, inició una campaña de concienciación este verano para alentar a los consumidores a tirar parte de los 3.000 millones de cajas de pizza producidos en EEUU al año en contenedores de reciclaje. Los restos de grasa o queso no impiden que se conviertan en pulpa reciclada, que puede utilizarse para fabricar cartón nuevo, alega la compañía.

Hay productoras que están utilizando papel mixto de programas de reciclado en lugar de papel de oficina desechado, que se ha reducido desde que la mayoría de trabajadores teletrabaja. “Estamos viendo que el papel mixto se mezcla muy bien”, afirma John Mulcahy, vicepresidente de Sostenibilidad de Georgia-Pacific, que está fabricando papel higiénico y papel absorbente para edificios comerciales y hoteles con papel mixto.

Las empresas han creado programas para que los consumidores tiren su parte de los 3.000 M de cajas de pizza producidos en EEUU cada año

Georgia-Pacific, cuyas marcas de consumo incluyen los vasos de cartón Dixie, el papel absorbente Brawny y el papel higiénico Quilted Northern, ha invertido cerca de 45 millones de dólares en fábricas en Green Bay, Wisconsin, y Muskogee, Oklahoma, en los últimos años para producir pulpa que contenga más papel rescatado de programas de reciclado, incluidos vasos de café.

Se añadieron tramas finas a los equipos de producción de pulpa en las plantas para filtrar las películas de plástico de polietileno dentro de los vasos de café que evitan que este se derrame, pero también hacen que sean más difíciles de convertir en pulpa. El cartón ondulado representa un tercio del papel que entra a las plantas de reciclaje desde los hogares en grandes áreas metropolitanas, un aumento desde el 5% hace unos años, dice Bill Moore, consultor de papel reciclado en Georgia.

Este auge de los paquetes de entrega de cartón está ayudando a otorgar más valor al papel mixto. Las fibras más largas del cartón vuelven la pulpa de papel mixto más resistente, permitiendo que se utilice este tipo de papel para fabricar papel tisú y cartón nuevo para cajas de comercio electrónico y otros envases.

Foto: (Fuente: Pixabay)

Los precios del papel mezclado han crecido desde cero a principios de año a cerca de 30 dólares la tonelada este mes, debido a una mayor demanda de fábricas nacionales, según el proveedor de datos Fastmarkets RISI. Eso es un impulso financiero para algunos procesadores de materiales o basureros que han visto cómo se desploman los beneficios de los programas de reciclado en los últimos años.

El volumen de recogida total de los programas de reciclado residencial en EEUU se ha elevado al menos un 7% respecto el mismo momento del ejercicio anterior, en parte gracias a las montañas de paquetes de pedidos que se amontonan en las puertas, según la Solid Waste Association de Norteamérica.

Estamos más que contentos de verlo. Es un material valioso”, dice Brent Bell, vicepresidente de Reciclaje de Waste Management, la mayor empresa estadounidense de recogida de residuos, con sede en Houston.

Waste Management ha abierto plantas regionales en Chicago y Salt Lake City para procesar materiales reciclados de forma más eficiente y con menos contaminantes, sobre todo papel y cartón, que representan el mayor porcentaje de artículos recogidos. Está prevista la apertura de una tercera planta en Raleigh, Carolina del Norte, a finales de año.

El sector espera que los precios del papel mixto sigan creciendo el año que viene porque los pedidos de recicladoras extranjeras aumentan

Las empresas de reciclado esperan que los precios del papel mixto sigan creciendo el año que viene, porque los pedidos de recicladoras extranjeras y fábricas de papel están aumentando. China no aceptará ninguna exportación de residuos de EEUU después de diciembre, pero el país no recicla papel suficiente para satisfacer su propia demanda de papel y cartón, según analistas de la industria.

Como resultado, las fábricas de Vietnam, Malasia y otros lugares están aumentando su producción de pulpa y cartón fabricados a partir de papel reciclado de EEUU y exportándolos a China. Y empresas chinas han comprado plantas en EEUU que reciclan papel y plástico.

Mientras tanto, las empresas estadounidenses buscan más papel desechado. Texas Reciclyng, con sede en Dallas, recoge papel de usuarios comerciales e industriales y lo vende a fábricas de papel, y necesita más cartón para cubrir la caída de este año del 40% en su negocio de trituración de papel de oficina.

“La demanda de cartón ondulado va a remontar”, dice el copropietario Joel Litman. “Se van a poner en marcha más fábricas”.

La propaganda por correo y las cajas de reparto desechadas se han convertido en productos básicos codiciados, ya que la industria del papel los utiliza como sustituto al papel de oficina reciclado, que escasea ahora que la gente trabaja desde casa.

Reciclaje E-commerce
El redactor recomienda