Hasta Warren Buffett duda de que las oficinas tengan futuro
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal

Hasta Warren Buffett duda de que las oficinas tengan futuro

El legendario inversor, a sus 89 años, cree que "cuando el mundo cambia, tenemos que adaptarnos", en referencia a la vuelta a las oficinas tras la pandemia del coronavirus

Foto: Hasta Warren Buffett duda de que las oficinas tengan futuro
Hasta Warren Buffett duda de que las oficinas tengan futuro

Warren Buffett está entre los que dudan del futuro de las oficinas. El presidente y director ejecutivo de Berkshire Hathaway, que lleva mucho tiempo criticando la burbuja corporativa, ha afirmado que la pandemia debería provocar cambios a largo plazo en la forma en que trabajamos. Con las oficinas cerradas y las ciudades en confinamiento, millones de personas se han pasado las últimas semanas teletrabajando.

“La demanda y la oferta por espacio de oficinas ha cambiado significativamente”, afirma Buffett. “Mucha gente se ha dado cuenta de que puede trabajar desde casa, o de que existen otros métodos para dirigir sus empresas que les van a hacer replantearse muchas cosas los próximos años. Cuando el mundo cambia, tienes que adaptarte”, explica.

Suscripción completa a 'The Wall Street Journal' en ECPrevium

Lo mejor del diario económico estadounidense está en El Confidencial. Durante la crisis provocada por el coronavirus, los contenidos seleccionados por nuestra redacción se publican en abierto en El Confidencial.

Prueba ECPrevium gratis durante 30 días y accede a todo 'The Wall Street Journal' sin coste adicional.

Solicita aquí tu prueba gratuita.

Como muchos americanos, Buffett lleva más de siete semanas sin ponerse una corbata. “Mi gran duda es qué sudadera me pongo cada día”, bromea.

Estas palabras las pronunció el pasado sábado, en la reunión anual de los inversores de Berkshire que siempre tiene lugar en Omaha, en el estado de Nebraska, en un acto que superó las cuatro horas.

Habitualmente, miles de inversores acuden en persona para escuchar a Buffett y a Charlie Munger, su socio de toda la vida, hacer un balance sobre el estado de la compañía y de la economía mundial. Esta vez, tuvieron que emitirlo 'online' desde un pabellón vacío, Munger no estaba y Buffett respondió preguntas que llegaron por 'e-mail'.

El legendario inversor pasó gran parte de su intervención defendiendo la buena salud de la economía estadounidense a largo plazo, tirando de un método que siempre había rehuido: una presentación con diapositivas.

Foto: Una charla telefónica con el nº2 de Buffett: "No estamos en modo compra compulsiva"

Además, deslizó su visión sobre el futuro del empleo en su compañía, sus opiniones sobre los programas de estímulos para ayudar a las pymes y sobre cómo gestionar a los trabajadores esenciales.

Posibles despidos

Berkshire, un conglomerado que incluye a la aseguradora Geico, a empresas de construcción, de energía o a firmas de alimentación como Dairy Queen o See’s Candies, tiene 391.500 empleados.

Aunque sus reservas en efectivo alcanzaron los 137.300 millones de dólares al cierre del primer trimestre del año, Buffett dijo que es muy posible que se produzcan despidos en un futuro cercano.

Warren Buffett, en una imagen de archivo. (Reuters)
Warren Buffett, en una imagen de archivo. (Reuters)

Ve un fuerte bajón de la demanda en el negocio de fabricación manufacturera de la compañía, lo que podría provocar “despidos en un momento determinado”. En cualquier caso, sus previsiones apuntan a que continuarán contratando gente. “De aquí a cinco años, creo que Berkshire tendrá una plantilla mucho más grande”, dijo.

Paquetes de estímulos: “como administrar el infierno”

Ninguna de las filiales de Berkshire ha solicitado ayudas públicas o se ha acogido al programa de préstamos para pequeñas empresas, pero Buffett ha alabado los esfuerzos del Gobierno.

El PPP (por las siglas en inglés de Paycheck Protection Program), que da créditos a empresas con menos de 500 trabajadores que no despidan a nadie, es “una muy buena idea”, explicó.

Foto: Así está reinventando la Fed a los bancos centrales
Así está reinventando la Fed a los bancos centrales
The Wall Street Journal Nick Timiraos

Esa iniciativa ha provocado duras críticas de las pequeñas empresas, que ven cómo es muy difícil acceder a los préstamos, mientras que otras que incluso cotizan en bolsa y que ya han recibido dinero han decidido devolverlo. Buffett ha felicitado al Congreso y a las autoridades por actuar tan rápido.

“Debe ser como administrar el infierno. No es tan fácil poner en marcha programas tan grandes. Habrá un porcentaje de error y fraude, no todo va a ir a la perfección. Pero estoy de acuerdo al 100% con cuidar de las personas que han recibido un duro golpe por algo sobre lo que no tienen responsabilidad ninguna”, dijo.

“No sabemos ni sus nombres”

Preguntado sobre cómo se puede ayudar a los sanitarios, los repartidores o los empleados de servicios de restauración que siguen trabajando, Buffett se inclinó por sueldos más altos y por más respeto. “Están trabajando 24 horas al día y no sabemos ni sus nombres. Hay que ayudarles”, afirmó.

Una economía ideal debería permitir a los trabajadores que menos ganan formar una familia con su sueldo por 40 horas a la semana, dijo. Muchos de los empleados esenciales tienen que recurrir a varios empleos, mientras que personas que trabajan en almacenes o fábricas de carne han tenido que dejar sus puestos para protestar por las condiciones laborales.

“Están contribuyendo mucho más que gente que ha tenido la familia adecuada o que ha tenido suerte y sabe gestionar bonos. Se podría pensar que dada nuestra prosperidad, tendríamos unos estándares más altos en cuanto a cuidar de nuestras personas, sobre todo cuando vivimos situaciones como la actual”, afirmaba Buffett en su intervención.

Pese a que las condiciones de vida han mejorado en los últimos 100 años para aquellos que menos ganan, “las que han mejorado de verdad son las del 1% más favorecido”, sentenció Buffett.

Warren Buffett Berkshire Hathaway Inversores