Una charla telefónica con el nº2 de Buffett: "No estamos en modo compra compulsiva"
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
'The Wall Street Journal'

Una charla telefónica con el nº2 de Buffett: "No estamos en modo compra compulsiva"

Munger, vicepresidente de Berkshire Hathaway y socio de toda la vida de Warren Buffett, comenta la actualidad económica y de los mercados en plena crisis del coronavirus

placeholder Foto: Charlie Munger y Warren Buffett. (EC)
Charlie Munger y Warren Buffett. (EC)

Si el parón económico provocado por el coronavirus ha congelado sus planes de inversión, debe saber que no está solo y que la compañía que tiene no es del todo mala. Charlie Munger también está mirando y a la espera.

A Munger, vicepresidente de Berkshire Hathaway y socio de toda la vida de Warren Buffett, le gusta decir que una de las claves de las grandes inversiones es "quedarse de brazos cruzados". Y eso significa no hacer nada en la mayoría de las veces, pero comprar con "agresividad" cuando afloran las gangas.

Hablé esta semana por teléfono con Munger, que cumplió 96 años el 1 de enero. Se le escuchaba con la agudeza y el vigor de siempre y, como de costumbre, trazó una clara línea divisoria entre aquello de lo que está bastante seguro y aquello que pertenece al "montón de las preguntas difíciles", donde él y Buffett depositan aquellas cuestiones que no saben cómo responder. En líneas generales, Munger deja clara su opinión de que este es un momento más propicio para la cautela que para la acción.

placeholder Charles Munger, presidente de Berkshire Hathaway, en una conferencia en Los Ángeles. (Reuters)
Charles Munger, presidente de Berkshire Hathaway, en una conferencia en Los Ángeles. (Reuters)

En 2008 y 2009, los años de la última crisis financiera, Berkshire gastó decenas de miles de millones de dólares invirtiendo en (entre otros) General Electric y Goldman Sachs Group y comprando el 100% de Burlington Northern Santa Fe Corp.

¿Dará ahora Berkshire un paso adelante de magnitud similar para comprar empresas?

"Bueno, yo diría que básicamente somos como el capitán de un barco cuando llega el peor tifón que ha ocurrido nunca", dice Munger. "Solo queremos superar el tifón, y preferimos salir de él con mucha liquidez. No estamos jugando al 'oh, qué bien, qué bien, todo se está yendo al infierno, así que vamos a utilizar el 100% de nuestras reservas [para comprar empresas]".

Todo el mundo habla como si supiera lo que va a pasar, y nadie sabe lo que va a pasar

"Warren quiere que Berkshire se mantenga como una opción segura para aquellas personas que tienen el 90% de su patrimonio invertido ahí. Siempre vamos a estar en la orilla tranquila. Eso no significa que no podamos hacer algo bastante agresivo o aprovechar alguna oportunidad. Pero básicamente seremos bastante conservadores. Y emergeremos muy fuertes al otro lado del tifón".

Seguramente tendrán hordas de directivos llamando a Berkshire rogando por capital.

"No, no lo hacen", afirma Munger. "Lo que está pasando en general es que la gente está bloqueada. Por ejemplo, las aerolíneas. No saben qué diablos hacen. Están negociando con el Gobierno, pero no llaman a Warren [Buffett]. Están bloqueados. Nunca han visto nada parecido. Su manual de instrucciones no contemplaba esta posibilidad".

Y enfatiza: "Todo el mundo está bloqueado. Y el teléfono no está sonando como loco. Todo el mundo está bloqueado en su posición inicial".

Con las inmensas participaciones accionariales de Berkshire en ferrocarriles, bienes inmobiliarios, servicios públicos, seguros y otras industrias, es posible que Buffett y el Munger tengan la mayor cantidad y calidad de datos sobre la actividad económica de Estados Unidos, con la posible excepción de la Reserva Federal. Pero aun así, Munger no quiere arriesgarse a aventurar cuánto tiempo puede durar la crisis o lo mala que puede llegar a ser.

"Nadie en los Estados Unidos ha visto nunca nada como esto", comenta Munger. "Esto es algo diferente. Todo el mundo habla como si supiera lo que va a pasar, y nadie sabe lo que va a pasar".

¿Es posible otra Gran Depresión?

"Por supuesto que estamos teniendo una recesión", dice Munger. "La única pregunta es cuán grande será y cuánto tiempo durará. Sabemos que esto terminará en algún momento, pero nadie sabe cuánto daño, cuán grande será esa recesión, y cuánto tiempo durará".

Y añade: "No creo que vayamos hacia una Gran Depresión que se prolongue durante mucho tiempo. Creo que el Gobierno tomará tantas medidas que lograremos evitarlo. Pero puede que a cambio nos encontremos con un tipo de desastre diferente. Toda esta cantidad de dinero que se está imprimiendo puede empezar a generar problemas".

¿Podrá el Gobierno reducir su intervención en la economía una vez que el virus esté bajo control?

"No creo que sepamos con detalle cuáles serán las consecuencias macroeconómicas", asegura Munger. "Sí creo que, tarde o temprano, la economía se recuperará, que será una economía más equilibrada. Es muy posible que nunca más, o al menos en mucho tiempo, volvamos a tener un nivel de empleo como el que acabamos de perder. Puede que a efectos prácticos nunca lo recuperemos. No lo sé".

Berkshire no saldrá ilesa de esta crisis. "Esto hará que cerremos algunos negocios", advierte Munger. "Tenemos algunas empresas que nos han salido malas que... Podríamos tolerarlo ya que son parte de la familia. Algunos otros ya los habrían cerrado hace tiempo. Pero tenemos algunas empresas, pequeñas, que no volveremos a abrir cuando esto termine".

Foto: EC.

"No tengo la menor idea de si las bolsas van a caer por debajo de los últimos mínimos o de si no lo van a hacer", continúa. El bloqueo económico del coronavirus es "algo con lo que tendremos que convivir", dejando que las fichas caigan donde tengan que caer. "¿Qué más se puede hacer?", se pregunta.

Los inversores tienen algunas opciones para tratar de recuperar una cierta sensación de control. Por ejemplo, asumir pérdidas para compensar fiscalmente las minusvalías, pero, por ahora, quedarse quieto al lado del señor Munger parece la opción más sensata.

Si el parón económico provocado por el coronavirus ha congelado sus planes de inversión, debe saber que no está solo y que la compañía que tiene no es del todo mala. Charlie Munger también está mirando y a la espera.

General Electric Berkshire Hathaway Warren Buffett