UNA ESTADÍSTICA LIGA EL RESULTADO CON EL PARQUÉ

Ni la Fed, ni el dólar, ni el crudo… el futuro de la bolsa se decide en la Super Bowl

¿Se puede predecir el futuro de los mercados? Según una estadística con un 80% de acierto, que el Dow Jones cierre el año en rojo o verde depende de la Super Bowl

Ni subida de tipos en EEUU, ni fortaleza del dólar, ni QE en Europa, ni caída de los precios del crudo… Lo que realmente mueve al principal índice bursátil estadounidense, el Dow Jones (consultar cotización), cada año es la Super Bowl. La gran final del fútbol americano vuelve este domingo a escena en su 49 edición. Sobre el terreno de juego del University of Phoenix Stadium los New England Patriots (de la American Football Conference) se medirán a los Seattle Seahawks (National Footbal Conference) para alzarse con el trofeo de campeón en uno de los eventos deportivos más seguidos del mundo.

¿Y que tiene que ver esto con los mercados? Pues poco para muchos o todo para unos pocos, siempre según se mire. Sobre la mesa hay una estadística cuanto menos llamativa. Según la conferencia a la que corresponda el ganador del partido, el Dow Jones subirá o bajará al final de año. Puede parecer una perogrullada, pero este axioma se ha cumplido en un 80% de las ocasiones desde 1967. Dicho de otra forma, en toda la historia de la competición apenas ha habido doce errores y sólo en dos ocasiones se han encadenado dos o más fallos de forma consecutiva.

La condición de esta ‘ley no escrita’, descubierta por el periodista Leonard Koppett en los 70, indica que siempre que el equipo que pertenece a la NFC se lleva el partido, el Dow Jones cierra un año en verde con una revalorización media del 13%. Por el contrario, si el ganador pertenece a la AFC, las ventas se habrán impuesto durante el ejercicio en el índice de industriales. Las apuestas dan como vencedor por un margen muy ajustado al conjunto de Nueva Inglaterra, de la American Football Conference. En caso de que acierten los pronósticos, el Dow Jones acabará cerrando 2015 en negativo (a cierre de enero el índice estadounidense ha perdido un 4,5%).

No obstante, a pesar de los aciertos históricos, desde el año 2000 se han producido la mitad de todos los errores que se recogen en esta peculiar estadística. El último de ellos fue en 2013, cuando los Baltimore Ravens ganaron a los San Francisco 49ers, circunstancia que no impidió que el Dow Jones cerrara un año para enmarcar con ganancias del 27%. No obstante, pese a las circunstancias del nuevo milenio, si se toman como referencia todas las finales que se han disputado desde su inicio en 1967, el índice de acierto se sitúa en el 79,5% (consultar gráfico con histórico).

Victoria s Secret Angels Play Football

Pero la Super Bowl, ante todo, es un evento forzosamente ligado a grandes cifras. Este domingo a partir de las 00:30 de la madrugada comenzará un partido que reúne frente a los televisores a 120 millones de espectadores. Los anuncios que se emiten durante el descanso tienen el honor de ser los más caros de toda la televisión mundial. Mercedes, Toyota, T-Mobile, Budweiser, Pizza Hut o Victoria’s Secret ya han confirmado su presencia. Encontrar una entrada a estas alturas exige un desembolso de, al menos, 8.000 dólares. Y todo ello sin olvidar al vencedor, que se llevará un trofeo de tres kilos de peso que está diseñado por Tiffaniy’s en oro y plata por valor de unos 25.000 dólares y 150 anillos de oro. A 1.260 dólares la onza, hagan cálculos.

Inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios