Deja de ser el apoderado de Alvasebi

Javier Solsona administra Gowex a golpe de despidos para borrar la huella de Icox

Icox es una de las instrumentales de las que se sirvió la 'trama Gowex': se usó para dar de alta a muchos empleados que ahora son despedidos a toda prisa

Foto: Javier Solsona.
Javier Solsona.

Hay quien sostiene que la polémica decisión del juez Santiago Pedraz de nombrar a Javier Solsona administrador concursal de Gowex responde en verdad a una estrategia. Que lo que en realidad espera el juez es que Solsona, consejero de la compañía y número 3 de Gowex en los últimos años tras las figuras de Jenaro García y Francisco Martínez Marugán, dé algún paso en falso, guiado por su nerviosismo, que muestre un poco más lo que hay debajo de la alfombra de la empresa.

Si es así, Pedraz tendrá mucho que mirar en la intensa actividad de Solsona en los últimos días. Fuentes internas de la compañía aseguran que Solsona ha aprovechado la designación del juez para acelerar el desmantelamiento de Icox Web Consulting, una de las empresas que forman parte del entramado de Gowex. Esas mismas fuentes aseguran que lo que el ahora administrador pretende es, precisamente, borrar la huella de Icox en Gowex.

Y ha entendido que la mejor forma de hacerlo es a golpe de despidos. Aunque ya puso en marcha este proceso en los días posteriores al 6 de julio, fecha en la que Jenaro García confesó, ha sido ahora cuando lo ha acelerado. Tiene tanta prisa, que en algunas reuniones ha afirmado, para sorpresa de los empleados, que iba a pedir dinero a su madre para abonar los atrasos y las indemnizaciones. Todo con tal de seguir adelante con la liquidación de Icox. 

"Por hacerle un favor a Jenaro"

Las urgencias de Solsona parten de que, desde junio de 2012, se convirtió en el administrador único de Icox. Según ha reconocido él mismo en las últimas semanas, lo hizo por "hacerle un favor a Jenaro". Hasta ahí, no hay problema. Una cuestión de amigos. Pero el asunto se complica porque Icox ha sido una de las empresas instrumentales de las que se ha servido la trama Gowex. 

Primero, porque Icox se ha usado como empresa para la contratación del personal de Gowex. Aunque las cifras son difusas, precisamente por la discreción con la que se ha llevado este asunto, más de 20 empleados de Gowex podrían haber sido contratados a través de Icox. "Te presentabas a una oferta de trabajo de Gowex, hacías la entrevista de trabajo con Gowex... y luego, cuando firmabas el contrato, lo hacías con una empresa que se llamaba Icox. No le dabas importancia a este asunto porque tus hojas de gastos, tus tarjetas, tu seguro, tu equipo... Todo era de Gowex y lo soportaba Gowex. Dabas por hecho que Icox era una sociedad de Gowex", relatan esas fuentes. 

El matiz que esos empleados han descubierto ahora es que no resulta tan evidente que sea así. Que Icox no es Gowex, es lo que les han venido a decir. De hecho, Solsona les ha dejado claro que por un lado están los empleados de Gowex y por otro los de Icox. "Nos han engañado, no lo hubiéramos firmado si hubiéramos sabido lo que sabemos ahora sobre la relación entre Icox y Gowex", reconocen esas fuentes.

Y para dejarlo aún más claro, inició una ronda de negociaciones, en grupo e individuales, para negociar los despidos. "Se le ha visto muy nervioso. En algunos momentos nos decía que nos lo pagaría todo, los atrasos y la indemnización; en otros, que solo lo que pudiera; y estaba tan desesperado y tenía tantas prisas, que incluso nos decía que iba a pedirle dinero a su madre para afrontarlo", cuentan esas personas.

Al más puro estilo Gowex, Icox ha servido para captar ayudas y luego se ha convertido en una empresa instrumental más

"Quería que saliéramos, pero también nos avisaba de que no iba a aceptar que nadie objetara que no estaba conforme con la propuesta de despido. No quiere que haya denuncias, le preocupa mucho esto", prosiguen. Tal vez lo que tema es que alguna denuncia active el procedimiento de agrupación de empresas y que esto descubra hasta qué punto Icox formaba parte del día a día de Gowex.

Así, sobre estas bases, se han sucedido los despidos. Esas fuentes aseguran que, por un lado, se han finiquitado los contratos de las personas que estaban en periodo de prueba y que, por otro, Solsona ha alegado causas objetivas para ofrecer 20 días por año trabajado. Pero admiten que la variedad está siendo amplia y que, como el administrador ha ido negociando individualmente con algunos empleados, ignoran si en algún caso se ha asegurado que no habrá denuncias con una oferta mejor o promesas de pago futuras.

Pero Solsona tiene que resolver aún cómo seguir adelante. "Nos ha reconocido que hay un grupo de personas al que no puede despedir. Posiblemente será para no levantar más sospechas en Trabajo, porque tendría que solicitar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), o porque ahora no tiene dinero para afrontar más gastos, vete tú a saber", añaden.

En todo caso, se reconocen impresionados por lo ocurrido en la última semana. "En cuanto comenzamos a descubrir qué es Icox y cómo se estaba moviendo Solsona, nos dimos cuenta de lo que estaba pasando. Pero cuando Pedraz lo nombró administrador, pensamos, que aunque fuera por estética, se iba a cortar. Nada de eso, lo que ha hecho es acelerarlo todo. No entendemos cómo el juez pudo tomar esa decisión", afirman.

"Icox no es nada"

Junto a la vertiente laboral figura otra que es marca de la casa en Gowex. Esto es, que Icox ha servido para captar ayudas y luego se ha convertido en una empresa instrumental más. "Icox no es nada", certifican esas personas.

Icox se constituyó en 2008 y entró en el universo Gowex en mayo de 2011, cuando la empresa de redes wifi entró en el accionariado de FDI Internet & Mobile SL, una compañía que resultó a su vez de la integración en 2010 de los negocios de los hermanos Jorge y Raúl Mata Jiménez. Desde entonces, FDI actúa como holding que agrupa inversiones en otros proyectos empresariales y que ofrece servicios de Internet. En el momento en el que Gowex entró en FDI, entre sus participadas figuraba Icox. Tras la entrada de Gowex en FDI, Jorge Mata fue nombrado consejero de Gowex, aunque solo permaneció en el consejo unos meses, ya que lo abandonó a finales de ese mismo año.

Jorge Mata, presidente de FDI Internet & Mobile.
Jorge Mata, presidente de FDI Internet & Mobile.

A través de FDI, Gowex multiplicó su presencia en el proyecto SUSAN, una iniciativa cofinanciada por el Ministerio de Industria y la Unión Europea. Se trataba de un proyecto de I+D que pretendía "desarrollar un sistema inteligente o cerebro que permita una interacción hablada con aplicaciones que se conectan con contenidos que existen en Internet".

El consorcio del Proyecto SUSAN estuvo liderado por Gowex, a traves de su división de Wireless, pero en él también participaban Icox Web Consulting, Shiver Technologies, otra empresa fundada por Jorge Mata y participada por FDI, y Wildbit Studios, otra iniciativa más de la factoría Jorge Mata Jiménez. Según recogió el BOE del 27 de diciembre de 2011, la ayuda conjunta concedida a las cuatro sociedades se acercó a los 4 millones de euros. 

Sin embargo, finalmente, y por una cuestión de avales, solo Gowex podía participar totalmente en el proyecto. Como la empresa comandada por Jenaro García no estaba dispuesta a perder las ayudas y le resultaba más fácil conseguir los avales por el hecho de cotizar en bolsa, acabó comprando Icox. Es decir, fue el proyecto SUSAN el que forjó la vinculación definitiva entre ambas sociedades. 

Tras pescar este proyecto, en Icox se instauró la nada. "No sabemos nada de Icox. Ha pasado a ser una empresa instrumental", dicen actualmente desde dentro de Gowex. Lo último que se sabe es el movimiento de mediados de 2012, por el que Solsona pasó a ser el administrador único, con el director financiero de Gowex, Francisco Martínez Marugán, como apoderado. En cuanto a la composición accionarial, fuentes internas de Gowex aseguran que Solsona les ha reconocido que tiene el 85% de Icox. Pero se lo quiere quitar de encima. Su participación y todo Icox, empresa que esas mismas fuentes aseguran que quiere liquidar a toda prisa y a toda costa.

Cambios en Alvasebi

Pero estos no están siendo los únicos cambios en la actividad de Solsona en los últimos días. También ha dejado de ser el apoderado de Alvasebi, el family office que, con el 9,9% del capital, es el segundo mayor accionista de Gowex, tras el 47% que está en manos de las sociedades de Jenaro García. Tal como recoge el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME) del 6 de agosto, sus poderes han sido revocados con fecha de inscripción de 28 de julio.

Inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios