Es la heredera de la inmobiliaria de bañuelos

'Astroc vuelve a bolsa': Quabit crea su propia socimi con un patrimonio de 500 millones

La heredera de la inmobiliaria que creó Enrique Bañuelos acaba de anunciar que prevé crear una socimi, decisión que llega poco después de sellar su refinanciacón

Foto: Quabit es la heredera de la antigua Astroc
Quabit es la heredera de la antigua Astroc

Es el esqueleto de la antigua Astroc y ha conseguido sobrevivir a la crisis. Con Félix Abánades a la cabeza, empresario alcarreño que, tras vender Rayet Promoción a Enrique Bañuelos y ver cómo esté la subía al Olimpo y la descendía a los infiernos en cuestión de meses, decidió tomar la riendas del grupo para evitar que se llevara por delante también a su constructora.

De esto hace ya siete años y, tras sellar un acuerdo de refinanciación con su banca acreedora, Quabit se ha puesto manos a la marcha para crear su propia socimi, lo que singifica que las cenizas de Astroc volverán a estar presentes en el Mercado de Valores.

Según acaba de comunicar Quabit a la CNMV -Comisión Nacional del Mercado de Valores- este vehículo nacerá con un patrimonio de 500 millones de euros y con la vista puesta en crear una cartera de activos diversificada y que abarcará desde el residencial, hasta el comercial, pasando por oficinas. En cambio, donde prevé tener menos presencia es en logística.

Con una capitalización bursátil de 154 millones de euros, los 0,108 euros por acción en que ha cerrado hoy la compañía distan mucho de los 67,83 euros por título que llegó a valer cada acción de Astroc en su máximo apogeo, en febrero de 2007.

Historia de una burbuja

Considerada el máximo exponente de la burbuja inmobiliaria, la inmobiliaria de Bañuelos se fusionó hace siete años con Rayet Promoción y Landscape dando lugar a un grupo que un año después, en 2008, tuvo que cambiar su nombre por Afirma para intentar desmarcarse de unos de los grandes símbolos de los excesos del parqué español, junto a Terra.

Pero esta denominación apenas duró unos meses, por un problema de registro de marca, lo que forzó al grupo a tener que cambiar su marca por la actual de Quabit.

Desde entonces, la empresa ha hecho complejos equilibrios para mantenerse en pie, con todo tipo de acuerdos con sus acreedores, ampliaciones de capital y entradas de fondos oportunistas como GEM que, al final, han permitido a la compañía sobrevivir a Astroc.

Pero, este mismo carácter simbólico y la fiebre de socimis que hay ahora en el mercado hace que no pueda evitar relacionarse las burbujas del pasado con las eclosiones del presente. El tiempo, y el mercado, dirá.

Inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios