Es noticia
Quabit sobrevive a Astroc y celebra con subidas el cierre de su refinanciación
  1. Mercados
acuerdo con la banca

Quabit sobrevive a Astroc y celebra con subidas el cierre de su refinanciación

La inmobiliaria, que ha conseguido cumplir todos los compromisos de su última refinanciación, es una de las pocas cotizadas del sector que sigue en pie

Foto: Félix Abánades
Félix Abánades

Tres meses después, Quabit ha conseguido llevar a buen puerto todos los compromisos que adquirió el pasado mes de diciembre con su banca acreedora para lograr el cierre de su refinanciación. Y el mercado se lo ha recompensado con una fuerte subida del 2,4%, que ha situado el valor de sus títulos en los 0,127 euros.

Estos céntimos quedan muy lejos de los 67,83 euros que llegó a valer cada acción de Astroc en su máximo apogeo, un lejano mes de febrero de 2007, clímax que también representó los mayores excesos de la burbuja inmobiliaria.

Porque Quabit es, al fin y al cabo, los restos que han conseguido sobrevivir al mayor exponente de la locura que hubo entorno al ladrillo hace siete años.

Aquel exceso tuvo en Enrique Bañuelos el nombre propio del hombre que encarna todos los desórdenes de aquella época; mientras que Félix Abánades, actual presidente de Quabit, es la otra cara de la moneda, ya que, lejos de huir despavorido, ha seguido peleando siete años más hasta conseguir refinanciar su deuda.

Auge y caída

El empresario alcarreño vendió la mitad de su inmobiliaria, Rayet Inmobiliaria, a Bañuelos con un acuerdo para que se quedara también con la otra mitad. Pero cuando llegó el momento de ejecutar esta segunda parte, la burbuja ya había estallado y el empresario valenciano se mostró incapaz de cumplir con su palabra.

De hecho, lo que ocurrió fue justo lo contrario: Abánades recompró su compañía, tomó las riendas de la empresa, se sentó a negociar con la banca acreedora... y así lleva casi siete largos años que, por el momento, ha conseguido salvar con el honroso mérito de ser unas de las pocas inmobiliarias que no sólo han sobrevivido a Astroc, sino al descalabro del sector

Eso sí, pagando una muy seria factura, ya que la compañía ha quedado reducida a la mínima expresión y el valor de la acción ni siquiera alcanza a ser los céntimos que iban detrás de los 67 euros que llegó a valer cada acción de Astroc.

Daciones en pago

Dentro de su plan de refinanciación, Quabit ha conseguido reducir de 479 a 317 millones su deuda financiera, ha inyectado 6,2 millones de euros de liquidez y ha acordado con Sareb la comercialización de activos que garantizan la deuda financiera cedida al banco malo.

Al acuerdo con la banca se suma que la compañía consiguió abandonar los números rojos al cierre del pasado ejercicio, ya que obtuvo un beneficio de 6,94 millones, frente a las pérdidas de 76,72 millones de 2012, aunque su cifra de negocio se redujo en un 50%, hasta 181,07 millones.

Para conseguir seguir adelante, la inmobiliaria ha llevado a cabo varias operaciones de compraventa y dación en pago con los bancos, que se han traducido en una reducción de su deuda a casi la mitad, la haber pasado de 579 millones al cierre de 2012, a los 317 actuales.

Refinanciación Sareb Enrique Bañuelos