Es noticia
Menú
Cinco claves para controlar tu economía doméstica
  1. Mercados
  2. Finanzas personales
ingresos, ahorros, gastos extra...

Cinco claves para controlar tu economía doméstica

Tener un control efectivo de la economía de casa es esencial para llegar a final de mes sin apuros e incluso para hacer planes a largo plazo. Esto es lo que debes tener en cuenta

Foto: Imagen: Pixabay.
Imagen: Pixabay.

La economía doméstica es uno de los grandes caballos de batalla de cualquier hogar o familia, sobre todo a medida que el número de miembros sube y realizar un control de gastos e ingresos permite planificar planes futuros como salir, viajar, comprarse una casa, tener hijos, planificar la jubilación, etc. Es aquí donde, de entrada, los ingresos de los que partimos se vuelven esenciales. Y según los datos de GAD3, por ejemplo, el 30% de las familias numerosas españolas ingresa entre 1.200 y 2.500 euros al mes.

Pero controlar la economía doméstica no siempre es fácil. Si necesitas ayuda, aquí tienes las cinco claves que marcarán tus cálculos diarios y la forma en que puedes ejercitar ese control.

1.- Elabora un presupuesto

La primera fase es la más importante: ten muy claros cuáles son tus ingresos mensuales y tus gastos. Como los gastos no siempre son estáticos, puedes hacer el control durante dos o tres meses para obtener una cifra más cercana a tu realidad económica. La primera conclusión que debes sacar es de cajón: tus ingresos deben ser superiores a tus gastos.

Hecha esta salvedad, puede que de manera más o menos frecuente tengas que elaborar un presupuesto para afrontar un gasto mayor o imprevisto: una reforma en tu casa, un coche nuevo, un viaje familiar, etc. En ese caso, acude al remanente de dinero que te debería sobrar cada mes y reserva entre el 25% y el 50% de esa cantidad. Es importante que te muevas en esos márgenes: si destinas menos, quizá no consigas tu objetivo; y si destinas más, puede que en un momento dado (Navidad u otros momentos del año con aumento de gastos) no llegues a poder reservar la cantidad presupuestada. Por último, si lo necesitas, recurre a quienes más saben: la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el Banco de España cuentan con una herramienta 'online' que te ayudará a hacer tu presupuesto.

placeholder Imagen: Pixabay.
Imagen: Pixabay.

2.- Agrupa (y reevalúa) tus gastos

Los gastos merecen un apartado aparte, ya que a menudo son los causantes de desajustes en la economía doméstica de cualquier casa. Es importante que distingas entre tres tipos de gastos: los fijos (hipoteca, alquiler, letra del coche...), los variables recurrentes (básicamente los suministros de agua, luz, gas...) y los variables ocasionales (regalos, comidas fuera, viajes...). Todos estos gastos, además, clasifícalos por temática para tener más claro cuáles pueden ser más y menos prescindibles.

Como destaca la Guía de economía doméstica de Plena Inclusión, debes fijarte muy especialmente en los gastos variables recurrentes, ya que seguramente se correspondan con suministros cuyo contrato firmaste hace tiempo y no te has puesto a revisar. Haz comparativa en todos ellos: ¿hay alguna otra compañía que te ofrezca el mismo servicio más barato? O, ¿de verdad necesitas la potencia de luz o los gigas del móvil que tienes contratados? Revisa tu consumo mensual, porque quizá puedas cambiar de proveedor o, si no, pasarte a una tarifa que se ajuste más a tus necesidades reales.

3.- Consejos para ahorrar dinero

En general se puede decir que los españoles somos ahorradores. Así lo aseveran los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), que reflejan que, en los últimos diez años, la tasa de ahorro de los hogares de nuestro país no ha bajado del 13%. Cabe hacer mención especial, eso sí, al segundo trimestre de 2020, en el que el covid-19 nos hizo ahorradores a la fuerza.

De todos modos, si necesitas ahorrar, el Banco de España cuenta con una serie de recomendaciones en la que aconseja establecer metas coherentes, incorporar dicho ahorro como un gasto fijo de nuestro presupuesto y revisarlo periódicamente para comprobar que las cuentas salen como es debido. Además, puedes recurrir a su calculadora 'online' para planificar dicho ahorro de manera sostenida en el tiempo.

4.- Si te endeudas, hazlo de manera responsable

En este apartado hay una clave que nunca debe salir de tu cabeza: no pidas dinero si no lo necesitas. Una vez hecha esta salvedad, endeudarse es una práctica común y totalmente lógica siempre que se haga de manera responsable. El BdE lo tiene claro: "El crédito al consumo está a nuestra disposición para cuando lo necesitamos, pero siempre se debe usar con cabeza. El uso abusivo de la financiación puede llevarte al sobreendeudamiento, con consecuencias a largo plazo que pueden afectar gravemente a tu situación financiera y, en conjunto, a tu proyecto de vida".

Conviene, por tanto, que el endeudamiento que puedas asumir no sea demasiado elevado. Pero, ¿cómo saber si es demasiado elevado o está dentro de unos márgenes asumibles? La CNMV cuenta con una herramienta que te puede resultar de mucha utilidad a la hora de calcular la capacidad de endeudamiento que puedes permitirte.

5.- Planifica tu jubilación

A medida que avanzamos en edad, la jubilación empieza también a ser un tema de reflexión y, en ocasiones, de preocupación. ¿Podré jubilarme con una pensión adecuada a mis necesidades? Eso es precisamente lo que cada vez se preguntan más españoles, según los datos del CIS, que verifican que, desde el año 2017, la preocupación en España por la jubilación está alcanzando unos niveles récord.

Todos los expertos destacan que aquellas personas que vayan a vivir de una pensión exclusivamente pública deben llegar a esa edad, como mínimo, con la primera vivienda ya pagada y como parte del patrimonio familiar, para que eso no suponga un gasto. Y si quieres compensar la pensión pública con una ligera ayuda de capital privado, lo más recomendable es acudir a los planes de pensiones o a la inversión en activos a medio o largo plazo. En cualquier caso, de nuevo la CNMV y el Banco de España disponen de una calculadora 'online' que ayuda a cualquier ciudadano a hacer las cuentas pertinentes de cara a su jubilación.

Una plataforma para mejorar tu educación financiera

Es cierto que controlar la economía doméstica no es una tarea fácil, especialmente cuando no todos los ciudadanos tenemos por qué tener una educación financiera demasiado elevada. En este contexto, Santander Consumer Finance ha lanzado Simplifi, una plataforma que ayuda a cualquier persona a entender y controlar mejor sus finanzas con diferentes herramientas de aprendizaje e información. Para ello, cuenta con tres servicios destacados:

  • Akana. Akana es un servicio que permite conocer el estado de tus cuentas mediante datos objetivos extraídos de los movimientos. Tras analizar más de 50 parámetros, el usuario puede obtener un análisis personalizado que incluye numerosas métricas y consejos relacionados con su situación financiera para que los pueda aplicar en su día a día.
  • Simple Finance. Se trata de un aula virtual de economía y finanzas que ofrece cursos gratuitos 100% 'online' sobre temas esenciales de economía doméstica que ayudan al interesado a conocer conceptos útiles para mantener sus finanzas bajo control, saber lo que hace con su dinero y evitar asumir compromisos financieros por encima de sus posibilidades.
placeholder Imagen: Pixabay.
Imagen: Pixabay.
  • TuFuturoPróximo. El blog que, a través de las noticias que publica, permite al usuario estar al día de las novedades financieras. Incluye contenidos y consejos sobre tendencias, salud financiera, ahorro y consumo responsable. Los lectores también pueden suscribirse a un 'newsletter' mensual que recoge los mejores artículos sobre tendencias.

El objetivo de esta plataforma es simplificar la vida financiera de las personas para que vivan más tranquilas ayudando a controlar mejor los recursos económicos y tomar decisiones financieras mejor informadas. No es necesario ser cliente de Santander Consumer Finance para acceder a los contenidos.

La economía doméstica es uno de los grandes caballos de batalla de cualquier hogar o familia, sobre todo a medida que el número de miembros sube y realizar un control de gastos e ingresos permite planificar planes futuros como salir, viajar, comprarse una casa, tener hijos, planificar la jubilación, etc. Es aquí donde, de entrada, los ingresos de los que partimos se vuelven esenciales. Y según los datos de GAD3, por ejemplo, el 30% de las familias numerosas españolas ingresa entre 1.200 y 2.500 euros al mes.

Ahorro e inversión ECBrands