Es noticia
Menú
Prisa se dispara un 26% tras lograr un aplazamiento del crédito de 1.950 millones que vencía en marzo
  1. Mercados
  2. Finanzas personales
BUSCA CAPITAL ENTRE EMPRESAS LATINOAMERICANAS

Prisa se dispara un 26% tras lograr un aplazamiento del crédito de 1.950 millones que vencía en marzo

Las acciones del Grupo Prisa se han disparado hoy un 26% hasta los 1,20 euros animadas por la noticia que, tal y como informa hoy El

Foto: Prisa se dispara un 26% tras lograr un aplazamiento del crédito de 1.950 millones que vencía en marzo
Prisa se dispara un 26% tras lograr un aplazamiento del crédito de 1.950 millones que vencía en marzo

Las acciones del Grupo Prisa se han disparado hoy un 26% hasta los 1,20 euros animadas por la noticia que, tal y como informa hoy El Confidencial, apunta a que la compañía que preside Ignacio Polanco tiene prácticamente cerrado un acuerdo con los bancos para volver a aplazar el crédito de 1.950 millones que en su día asumió para poder hacer frente a la opa lanzada sobre Sogecable y que vence el próximo 31 de marzo. “Va a costar algo más de dinero, pero en Prisa no hay inquietud. Los bancos del sindicado le concederán un waiver [dispensa temporal]. Lo que se está negociando estos días es por cuánto tiempo; eso ya no está tan claro, puede ir desde un año a tres”, aseguran fuentes de toda solvencia próximas a la empresa. Superado ese escollo, ya maneja una hoja de ruta: reducir costes drásticamente, estudiar la venta de activos y buscar inyecciones de capital, sobre todo en Latinoamérica. 

En julio de 2008 Prisa logró la novación del crédito acordado inicialmente con HSBC y después sindicado por La Caixa, Banesto, BNP, Caja Madrid y Natixis. “En ningún caso se ha planteado que los bancos entren en el accionariado como canje de deuda”, aseguran estas fuentes, descartando una opción esgrimida desde varios servicios de analistas. “En septiembre había más presión de las entidades financieras, hasta el punto de que muchos en la cúpula de Prisa pensaban que había sólo dos caminos: o vender o vender, con Digital+ como principal pieza de cambio. Pero en enero las cosas se han flexibilizado”, explican. Fuentes financieras consultadas no quisieron entrar en detalles y se limitaron a afirmar que “se continúa hablando”.

Un tiempo añadido que sólo aplaza una situación más que delicada sobre la que habrá que actuar tarde o temprano. No en vano esos 1.950 millones de euros son sólo una parte de la deuda de Prisa, situada por encima de los 5.000 millones. En la compañía se manejan en este momento tres frentes complementarios para salir del atolladero. En primer lugar, “se sabe que hay que reducir gastos dramáticamente”, aseguran fuentes conocedoras del debate. Y ése es un punto en el que la plantilla podría verse afectada. Según ha podido saber El Confidencial, en la cúpula de la editora hay quienes defienden que la plantilla del grupo, actualmente en el entorno de las 14.000 personas, debe pasar a 12.000 o 11.500 profesionales.

En segundo lugar, está la venta de activos. “Aquí la clave es Digital+, pero no es buen momento para inversiones. Para nadie. En Prisa se defiende que la plataforma digital es anticíclica. De hecho, el ingreso por abonado no ha bajado. Además, existe el convencimiento en la editora de que otra compañía que no tuviera las amenazas tecnológicas que tiene Prisa podría sacarle más valor. Mayor motivo para no malvenderla”, aseguran estas fuentes. De hecho, la plataforma es la división con mayor generación de caja de todo el grupo. Los ingresos por abonado permanecieron estables en 2008 hasta alcanzar los 1.141,1 millones, con el contrato medio en 44,5 euros. La base de abonados no se mueve de los dos millones; cerró el año en 2.035.000.

Prisa aseguró a principios de año que las ofertas recibidas por Digital+ no cumplían con sus exigencias –una cantidad superior a 2.500 millones de euros para empezar a hablar- y paralizó la operación. La oferta de los principales interesados, Vivendi y Telefónica, era entonces inferior a los 2.000 millones. Las conversaciones lideradas por Vivendi han continuado sotto voce, sin acuerdo. Por debajo de los 2.500 millones, Prisa no reduciría sus ratios de endeudamiento. La más importantes de las condiciones que el grupo de medios aceptó en la refinanciación de esos 1.950 millones en julio de 2008 fue la reducción de apalancamiento del grupo hasta situarse por debajo de 4,5 veces ebitda (resultado bruto de explotación). El ebitda del grupo fue de 948,34 millones en 2008, frente a una deuda superior a 5.000 millones.

Capital latinoamericano al rescate

¿Opciones B? Prisa tiene margen para dar entrada a algún socio en algunas de las compañías del grupo, como Santillana o el holding de medios portugués Mediacapital, de los que controla el 100% del capital. De hecho, el gigante editorial es otras de las joyas de la corona. En 2008 aumentó sus ingresos un 8,5% y su ebitda mejoró un 12%, hasta los 134,3 millones, con importantes crecimientos en Latinoamérica. Una opción que pasa por no perder en ningún caso el control de las sociedades. Sin embargo, más deseable sería para la compañía lograr alguna inyección de capital, el tercer frente en el que actualmente se están moviendo los gestores del grupo de medios de comunicación. Sus conversaciones se centran en Latinoamérica.

Y es que, de lo que no hay duda es de que a la familia Polanco no le sobra el dinero. “En caso contrario, ¿por qué no han comprado acciones cuando éstas ni llegan al euro?”, se pregunta más de un analista. “Las inyecciones de capital hacen falta sí o sí. No hay más que ver la relación entre la capitalización bursátil y la deuda. Se están llevando a cabo gestiones, sobre todo en Latinoamérica, con familias como los Santo Domingo. Eso sí, llegado el caso habría que buscar fórmulas para que los Polanco no pierdan la mayoría, ya se vería a través de qué instrumentos financieros”. Prisa ya fue socio del colombiano Julio Mario Santo Domingo en Radio Caracol. La familia Polanco y su socio Francisco Pérez controlan aproximadamente el 70% del grupo.

La acción de Prisa sí que no puede dar más motivos de preocupación. Ayer cayó otros 5% y cerró en 0,95 euros, de nuevo un mínimo histórico que arroja una capitalización bursátil de apenas 208 millones. Precisamente la sociedad comunicó ayer a la CNMV la ejecución del plan de entrega de acciones procedentes de autocartera destinado a los consejeros ejecutivos y directivos del Grupo, en línea con la prórroga acordada en la última Junta de Accionistas. El importe total de las acciones a entregar -valoradas a 1,12 euros por título-, asciende a 290.000 euros, con un valor máximo para cada destinatario de 12.000 euros.

Las acciones del Grupo Prisa se han disparado hoy un 26% hasta los 1,20 euros animadas por la noticia que, tal y como informa hoy El Confidencial, apunta a que la compañía que preside Ignacio Polanco tiene prácticamente cerrado un acuerdo con los bancos para volver a aplazar el crédito de 1.950 millones que en su día asumió para poder hacer frente a la opa lanzada sobre Sogecable y que vence el próximo 31 de marzo. “Va a costar algo más de dinero, pero en Prisa no hay inquietud. Los bancos del sindicado le concederán un waiver [dispensa temporal]. Lo que se está negociando estos días es por cuánto tiempo; eso ya no está tan claro, puede ir desde un año a tres”, aseguran fuentes de toda solvencia próximas a la empresa. Superado ese escollo, ya maneja una hoja de ruta: reducir costes drásticamente, estudiar la venta de activos y buscar inyecciones de capital, sobre todo en Latinoamérica. 

Ignacio Polanco