Es noticia
Menú
El vaso medio lleno de Bankinter y las perspectivas de la banca española
  1. Mercados
  2. El Valor Añadido
Subidas por encima del 4% en bolsa

El vaso medio lleno de Bankinter y las perspectivas de la banca española

Los mensajes de Bankinter alejan, de momento, las visiones más pesimistas sobre la situación actual, pero aboca a seguir vigilantes ante las incertidumbres

Foto: EC
EC
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La banca española ha empezado la ronda de resultados del primer trimestre con buen pie. Bankinter, el encargado una vez más de dar el pistoletazo de salida a la nueva oleada de cuentas bancarias, ha logrado convencer a los inversores con sus cifras, hasta el punto de que sus acciones han llegado a revalorizarse durante la mañana cerca de un 5%.

La entidad que preside Maria Dolores Dancausa ha convencido con un desempeño más que satisfactorio durante el primer trimestre del año, compensando, además, la pérdida de aportación de Línea Directa, tras su salida a bolsa. Crecimiento de volúmenes, con fuerte incremento de la inversión crediticia; mejora de márgenes, con un sólido comportamiento de los ingresos por provisiones; y descenso de la tasa de morosidad, que favorece una relajación de las provisiones.

Pero, como suele ser frecuente, y más en un entorno de incertidumbre como el actual, el foco del mercado estaba principalmente en la visión que la entidad ofrecería sobre lo que viene por delante. Y ahí también encontraron ciertas razones para la confianza de parte de una entidad que no ha visto motivos para cambiar sus estimaciones para el conjunto del año.

Foto: Sede del BCE, en Fráncfort (Alemania). (Reuters/Wolfgang Rattay)

Los bancos han vivido en los últimos meses un escenario ambivalente, esperanzados ante la perspectiva de tipos de interés más altos en los próximos trimestres, pero lastrados ante la posibilidad de que estos vengan acompañados por un deterioro de la situación económica que acabe diluyendo las buenas nuevas. Y en las últimas semanas parecen estar imponiéndose los que ven el vaso medio vacío.

Sin embargo, los anuncios de Bankinter parecen apuntar en el sentido opuesto. Al fin y al cabo, el banco lanzó un mensaje de tranquilidad sobre la evolución de los activos en su balance, al contrario de las señales que se desprenden, por ejemplo, de las cuentas más recientes de la banca estadounidense. "No estamos preocupados por la morosidad, tenemos una enorme confianza en el tejido empresarial español y, por el momento, no vemos datos preocupantes de la morosidad del banco”, se atrevió a señalar en declaraciones a la prensa la presidenta del banco, que cifra en 292 millones el volumen de créditos que han pasado en el trimestre a clasificarse como ‘stage 2’ (aquellos en que se ha detectado un incremento del riesgo).

“Precisamente en el contexto de incertidumbre en el que nos movemos y la falta de información, es importante que el mensaje que se dé a los inversores no sea negativo y no dé la impresión de que esto pueda tener consecuencias lo suficientemente importantes como para poner en peligro los objetivos a 2023”, apunta Nuria Álvarez, analista de Renta 4, quien incide en que el contexto actual también permite lecturas positivas sobre lo que espera al sector, en forma de mayores márgenes.

El segundo trimestre será clave para valorar el impacto de los riesgos actuales

Sin embargo, la experta considera que, más que un mensaje optimista, el de Bankinter debe entenderse como un mensaje de cautela a la espera de mayor visibilidad sobre cómo se desarrollan las incertidumbres que acechan a la economía en general y al sector bancario en particular. Pues no será hasta el final del segundo trimestre cuando puedan calibrar de forma más completa el impacto de la guerra en su negocio, así como el del final de la carencia de los créditos ICO. Será entonces cuando los objetivos de Bankinter (y previsiblemente del conjunto del sector) pasen su verdadera prueba de fuego.

En la banca española, siempre que las buenas noticias parten de Bankinter, queda la duda de cuánto puede corresponder a la realidad general del sector y cuánto a las tan reconocidas particularidades de la entidad. Y quizás por eso se entiende que sus resultados de este jueves hayan quedado lejos de motivar una reacción eufórica en el resto de sus competidores (solo Sabadell sube más que la media de la banca europea).

Probablemente, Bankinter ha dado razones a los inversores para no centrarse tanto en la parte vacía del vaso de las perspectivas bancarias. En los próximos días, el resto del sector tendrá en sus manos reforzar esta sensación, lo que quizás podría ayudarle a recuperar parte del 10% de pérdidas que arrastra desde mediados de febrero. Pero para convencer al mercado de que en el entorno actual son más las razones para el optimismo que para la inquietud, probablemente aún haya que esperar un trimestre más.

La banca española ha empezado la ronda de resultados del primer trimestre con buen pie. Bankinter, el encargado una vez más de dar el pistoletazo de salida a la nueva oleada de cuentas bancarias, ha logrado convencer a los inversores con sus cifras, hasta el punto de que sus acciones han llegado a revalorizarse durante la mañana cerca de un 5%.

María Dolores Dancausa Noticias de Bankinter Banca
El redactor recomienda