Es noticia
Menú
Los riesgos de la apuesta del mercado por las renovables ante el caos energético
  1. Mercados
  2. El Valor Añadido
Fuertes subidas en bolsa

Los riesgos de la apuesta del mercado por las renovables ante el caos energético

En medio de las tensiones generadas por la crisis de Ucrania, los inversores se han agarrado al sector de las energías limpias como uno de los beneficiados más evidentes

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

En medio de las turbulencias desatadas en los mercados financieros por la invasión de Ucrania por parte de Rusia, los inversores han hecho de las energías renovables una de sus apuestas predilectas.

Los números lo atestiguan con rotundidad: desde que el Ejército ruso inició la ofensiva, el pasado 24 de febrero, Solaria ha acumulado ganancias superiores al 50%, las de Soltec rozan el 40%, Audax y Grenergy suman en torno a un 30 y un 25%, y Siemens Gamesa y Acciona Energías Renovables superan el 15% de repunte. Estas cifras contrastan de forma marcada con las pérdidas de más del 5% que ha registrado la bolsa española en el mismo periodo.

La apuesta por el sector de las energías limpias, que tiene su correlato a escala internacional, parece bastante obvia en las circunstancias actuales. La brusca escalada de los precios del petróleo y el gas representa un fuerte reclamo para que los gobiernos internacionales aceleren sus planes de transición energética. Máxime cuando lo que está en juego no es un mayor o menor impacto económico, sino la soberanía energética de regiones como Europa, enredadas en una dependencia de Rusia que se ha revelado ahora muy arriesgada.

“La crisis en curso en Ucrania brinda una oportunidad para que la UE acelere los esfuerzos de descarbonización, lo que también ayudará a reducir la dependencia de las importaciones de gas y cumplir los objetivos de cero emisiones netas”, observaban los analistas de JP Morgan en un informe reciente, en el que resaltaban que, “históricamente, la seguridad energética ha sido un impulsor clave de la inversión renovable”.

El cambio de escenario en los tipos ayuda a reevaluar los proyectos de futuro del sector

A esto se añade un factor adicional que también juega a favor de la inversión en estas compañías. “Las renovables habían empezado bastante flojas el año, afectadas por las perspectivas de subidas de los tipos de interés. Con la subida de la guerra, esa situación se ha aliviado y esto está llevando a los inversores a reevaluar los ‘pipelines’ de estas compañías”, explica Álvaro Navarro, analista de Mirabaud Securities. En el caso concreto de Solaria, su PER estimado para 2022 ha pasado, en solo dos semanas, de poco más de 25 veces a cerca de 34 veces.

Estos movimientos han supuesto un soplo de aire fresco para una industria que arrastraba un largo periodo de dificultades sobre el parqué. La sensación de que, durante los primeros meses de la pandemia, el mercado se había excedido en sus expectativas sobre el sector se conjugó con el citado cambio en las expectativas de tipos, y una serie de decepciones particulares en el ‘delivery’ (provocadas en gran medida por las dificultades de las cadenas de suministro y el efecto de la fuerte inflación) para provocar correcciones muy violentas.

Foto: EC.

Resulta bastante elocuente que, pese al repunte reciente, Solaria y Grenergy cotizan más de un 30% por debajo de los máximos que alcanzaron a inicios de 2021, mientras que Soltec y Siemens Gamesa ven aquellos niveles a más de un 50% de distancia.

Pero no cabe leer en el reciente giro de las acciones de energías renovables una mejora de la situación en los frentes citados. Al contrario, el conflicto de Ucrania está llamado a provocar nuevos problemas en las cadenas de suministro y un repunte de los precios de las materias primas que puede seguir ocasionando retrasos en la ejecución de proyectos o ajando la rentabilidad de los mismos, como viene sufriendo desde hace varios trimestres Siemens Gamesa.

Y tampoco parece lógico estimar una mejora ostensible de los resultados a corto o medio plazo. Es cierto que el avance de los precios de la energía puede suponer un importante incremento de la retribución que perciben. Pero precisamente, dado lo crítico de la situación, el Gobierno ya valora efectuar un ajuste de estas primas. Y, si cabe esperar una aceleración de la inversión en transición energética, sus efectos en la cuenta de resultados de las compañías del sector no serán visibles hasta el muy largo plazo.

Cualquier impulso actual a la inversión tardaría en plasmarse en las cuentas de resultados

“Las inversiones en energías renovables generalmente se realizan en un horizonte de 20 a 30 años y la competitividad de la industria también será un factor clave, así como la evolución de las tecnologías futuras, que podrían ser superiores a las disponibles en la actualidad”, indican en JP Morgan, advirtiendo de que no esperan ningún impulso a las expectativas de beneficios del consenso para los próximos años.

Una opinión que es compartida por Navarro. “Más que un impulso de los resultados, de lo que se trata es de salvar los muebles y evitar un impacto significativo de esta situación en las cuentas y en los proyectos”, observa el analista de Mirabaud.

En estas circunstancias, y aun reconociendo que puede ser lógica cierta reevaluación de los múltiplos dado el cambio en el escenario de los tipos de interés, Navarro apuesta por ser selectivos y centrar las apuestas en compañías grandes con una base amplia de proyectos ya desarrollados y que, por ende, puedan lidiar mejor con una nueva serie de problemas de entrega en los próximos trimestres.

El futuro pinta prometedor para las energías renovables. Pero eso no es nada nuevo y no ha evitado que en el pasado el mercado haya incurrido en excesos cuya depuración ha resultado muy dolorosa. El último está aún demasiado presente como para olvidarlo tan a la ligera.

En medio de las turbulencias desatadas en los mercados financieros por la invasión de Ucrania por parte de Rusia, los inversores han hecho de las energías renovables una de sus apuestas predilectas.

Energía Energía fotovoltaica Energía eólica