Es noticia
Menú
¿Máximos históricos para el precio del oro? La transición energética y China juegan a favor
  1. Mercados
También los bancos centrales

¿Máximos históricos para el precio del oro? La transición energética y China juegan a favor

Los bancos centrales durante 2022 han comprado la mayor cantidad del metal precioso desde 1967, puesto que hasta el tercer trimestre adquirieron 700 toneladas

Foto: Varios lingotes de oro. (EFE/Filip Singer)
Varios lingotes de oro. (EFE/Filip Singer)

Las perspectivas para el precio del oro son muy positivas y algunas firmas de inversión prevén que alcance nuevos máximos históricos durante este curso, sobre todo si se producen episodios de volatilidad en los mercados. Por ejemplo, la francesa Ofi Invest AM, quinta gestora por activos en Francia, augura que este año la transición energética se verá favorecida por el entorno geopolítico y económico, lo que elevará el consumo de metales preciosos y metales industriales, por lo que la inversión en oro puede ser una de las mejores alternativas.

Así, prevén que el metal precioso supere los 2.070 dólares por onza, niveles similares, pero ligeramente superiores, a los que alcanzó cuando la pandemia sanitaria provocada por el covid impactó en los mercados financieros. Una visión optimista fundamentada en que la evolución de la economía y la geopolítica a nivel global podría acelerar la transición energética, a lo que se sumaría que la crisis energética provocada por la guerra de Ucrania se podría prolongar, lo que acentuará la necesidad de diversificar las fuentes de energía. Además, China es el mayor consumidor mundial de metales y el segundo de petróleo en el mundo, por lo que podría volver a ser clave para que aumente la demanda de metales y materias primas, gracias a un potencial crecimiento de su economía tras el relajamiento de su política de covid cero.

La trayectoria del precio del oro en 2023 estará dominada, a juicio de Ofi Invest AM, por la demanda financiera, que afecta también a otras clases de activos y al nivel de los tipos de interés reales. "Los riesgos de que la inflación aumente, provocados por el alza de los precios de los recursos naturales y la inelasticidad de la demanda de metales a causa de la transición energética, podrían obligar a los bancos centrales a subir los tipos nominales más allá de los niveles esperados por el mercado", recalcan desde la gestora. Un escenario que "provocaría una menor exposición al riesgo de los inversores, tanto en renta variable como renta fija. Una tendencia que impulsaría los movimientos hacia los activos refugio, como el oro y los metales preciosos, así como hacia el dólar y los depósitos bancarios", recalcan.

Los bancos centrales durante 2022 han comprado la mayor cantidad de oro desde 1967, puesto que hasta el tercer trimestre adquirieron 700 toneladas, superando el récord de 2018, que fue de 650 toneladas. Alrededor del 25% de los 56 bancos centrales encuestados a mediados del año pasado por el Consejo Mundial del Oro (WGC) mostraron predisposición a ampliar sus compras en los próximos 12 meses y ninguno optaría por reducirlas.

Claudio Wewel, estratega de divisas en J. Safra Sarasin Sustainable AM, también tiene una visión optimista sobre el precio del oro. "Creemos que el reciente repunte del oro aún tiene recorrido. El dólar estadounidense debería seguir debilitándose en los próximos meses y esperamos que los rendimientos reales se moderen más adelante, lo cual es positivo para el oro. Además, observamos que la evolución de la situación política propicia una mayor demanda estructural de oro, lo que debería actuar como suelo de los precios. Por último, esperamos que la recuperación de la actividad en China impulse las compras de oro físico, que siguen constituyendo la mayor parte de la demanda total".

Las perspectivas para el precio del oro son muy positivas y algunas firmas de inversión prevén que alcance nuevos máximos históricos durante este curso, sobre todo si se producen episodios de volatilidad en los mercados. Por ejemplo, la francesa Ofi Invest AM, quinta gestora por activos en Francia, augura que este año la transición energética se verá favorecida por el entorno geopolítico y económico, lo que elevará el consumo de metales preciosos y metales industriales, por lo que la inversión en oro puede ser una de las mejores alternativas.

Materias primas Materiales
El redactor recomienda