Es noticia
Menú
Máxima tensión en Reino Unido: el banco central interviene para frenar el desplome de la libra
  1. Mercados
En mínimos de más de 50 años

Máxima tensión en Reino Unido: el banco central interviene para frenar el desplome de la libra

La caída de la divisa a sus niveles más bajos en al menos 50 años ha obligado al banco central a señalar su disposición a subir los tipos todo "lo que sea necesario"

Foto: Foto: EFE/Andy Rain.
Foto: EFE/Andy Rain.

La tensión se dispara en Reino Unido. El desplome de la libra y de la deuda británica ha obligado este lunes al Banco de Inglaterra y al Gobierno que dirige Lizz Truss a intervenir para aplacar la desconfianza de los inversores.

Después de que la libra se desplomara este lunes a mínimos de al menos 50 años frente al dólar, el Banco de Inglaterra ha señalado en un comunicado urgente su disposición a subir los tipos de interés tanto como sea necesario para devolver la inflación al objetivo del 2%. La declaración de la institución que dirige Andrew Balley se produce apenas unos días después de que anunciara una nueva subida de los tipos de interés, de 50 puntos básicos, hasta el 2,25%, que fue acogida de forma negativa por unos mercados que esperaban un movimiento más contundente.

Las noticias de que el Banco de Inglaterra preparaba un comunicado fueron suficientes para borrar las pérdidas de la libra frente al dólar, que esta mañana habían llegado a superar el 4,5%, y poner a la moneda británica en positivo frente al billete verde. Sin embargo, poco después del comunicado, las ventas volvían a cebarse con la libra, con pérdidas del 1,5%, hasta perder el nivel de 1,07 dólares, evidenciando que el mensaje del banco no había sido suficiente para eliminar las dudas de los inversores.

Foto: Billetes libras esterlinas y un dólar. (EFE/Andy Rain)

Una de las claves de esta reacción pudo ser el hecho de que, según se desprende del comunicado, el banco central británico no tiene previsto celebrar ningún movimiento fuera del calendario de reuniones ya fijado, por lo que habría que esperar hasta noviembre para conocer sus medidas, mientras los inversores contemplan ya un agresivo proceso de subidas de tipos que llevarían la tasa clave de política monetaria al entorno del 6% en 2023.

En paralelo a la acción del Banco de Inglaterra, el Tesoro británico ha comunicado que el ministro de Economía Kwasi Kwarteng presentará el próximo 23 de noviembre un plan fiscal en el que "expondrá con mayor detalle las reglas fiscales del Gobierno, entre las que se incluye asegurar que se mantenga la rebaja de la deuda, en relación con el PIB, a medio plazo".

De este modo, el Ministerio trata de aplacar las dudas que el propio Kwarteng ha ido alimentando en los últimos días, ante su persistencia en mantener el plan de rebaja de impuestos anunciado por el Gobierno de Truss (valorado en cerca de 291.000 millones de libras) e, incluso, ampliarlo a otros tributos. La reacción del mercado se ha hecho notar no solo en el descalabro de la divisa británica, sino también en una presión vendedora sin precedentes en la deuda del país, que ha elevado las rentabilidades a sus niveles más altos desde 2008.

El mercado contempla ya subidas de tipos hasta el 6% en el próximo año

El interés del bono a dos años se elevó este lunes 60 puntos básicos y ya supera el 4,5%, tras sumar más de 100 puntos básicos en solo dos sesiones. Por su parte, los títulos a 10 años también tocaron máximos de 14 años tras superar la cota del 4,2%, 40 puntos por encima del cierre del pasado viernes.

"La reacción negativa del mercado a los anuncios fiscales de la semana pasada parece deberse a las dudas sobre la credibilidad de los planes fiscales a largo plazo del gobierno del Reino Unido. Aunque creemos que la posición estructural no es tan mala como implica la caída de los precios de los activos del viernes pasado, está claro que el gobierno tendrá dificultades para mantener la credibilidad si no se compromete con las preocupaciones del mercado", sugerían este lunes los analistas de Oxford Economics antes de conocer la intervención del Banco de Inglaterra y del Gobierno.

La tensión se dispara en Reino Unido. El desplome de la libra y de la deuda británica ha obligado este lunes al Banco de Inglaterra y al Gobierno que dirige Lizz Truss a intervenir para aplacar la desconfianza de los inversores.

Reino Unido Rentabilidad
El redactor recomienda