Es noticia
Menú
El Ibex 35 cede un 3,72% y salva los 8.000 pese a caer a mínimos en 13 meses
  1. Mercados
Más penalizado de Europa

El Ibex 35 cede un 3,72% y salva los 8.000 pese a caer a mínimos en 13 meses

El principal selectivo de la bolsa española, que había caído menos que el viejo continente en las últimas sesiones, sucumbe este jueves ante los riesgos crecientes de estanflación

Foto: Parqué de la Bolsa de Madrid. (EFE/Altea Tejido)
Parqué de la Bolsa de Madrid. (EFE/Altea Tejido)

El Ibex 35, que se ha comportado en las últimas sesiones ligeramente mejor que el resto de plazas europeas, ha sucumbido este jueves. El principal selectivo de la bolsa española ha caído un 3,72%, hasta los 8.011,4 puntos, su nivel más bajo en 13 meses. Por tanto, ha logrado salvar los 8.000 puntos 'in extremis' pese a la presión que han ejercido las energéticas, que estaban siendo uno de los principales sostenes del índice tras poner fin la guerra en Ucrania a la 'gran rotación'. Los inversores habían reducido su exposición a sectores como los bancos o las más cíclicas para tomar posiciones en aquellos sectores más defensivos.

Este jueves las caídas han estado lideradas por las energéticas y las más ligadas a turismo, en un escenario en el que la guerra en Ucrania se recrudece y, cada vez más países y compañías, deciden tomar cartas en el asunto contra Rusia. Siemens Gamesa ha caído un 9,2%, Meliá Hotels se ha dejado un 7,75% mientras que Inditex ha retrocedido un 6,95%. Ningún título ha cerrado en positivo y entre los grandes: Iberdrola ha caído un 5,33%, Santander se ha dejado un 1,95%, BBVA ha cedido un 1,89% y Amadeus un 5,27%.

El resto de plazas europeas también ha cedido terreno, tras abrir Wall Street en positivo y pasarse al terreno negativo. El Dax alemán se ha dejado un 2,15%, el Cac francés ha cedido un 1,84% mientras que, a estas horas, el Nasdaq 100 cae un punto porcentual y el S&P 500 se deja en torno a medio punto.

Foto: Planta de gas natural. (Reuters/Paul Hackett)

La caída del Ibex 35 y del resto de plazas europeas se ha producido en medio de un escenario en el que, cada vez más, los bancos de inversión apuntan a un gran enemigo para los países: la estanflación. El repunte del precio de las materias primas, con el gas natural marcando máximos históricos y el petróleo avistando los 120 dólares por barril, ha hecho saltar todas las alarmas y en el mercado hay cierto temor a que el crecimiento económico se desacelere.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, mantuvo una larga conversación con Vladimir Putin que fue poco fructífera, puesto que el mandatario ruso ha dejado claro que completará la ofensiva sobre Ucrania "en cualquier caso", hasta el punto de que el presidente galo asume que "lo peor está por llegar".

Pese al panorama económico incierto fruto de la invasión rusa de Ucrania, y en medio de las altas tasas de inflación, la Fed confirmó este miércoles que está preparada para realizar una subida de tipos. "Me inclino por proponer y apoyar una subida de 25 puntos base", afirmó Powell ante el Comité Financiero de la Cámara Baja estadounidense.

Por su parte, Algunos miembros del Banco Central Europeo están a favor de una "normalización prudente" de la política monetaria debido a que habían aumentado los riesgos geopolíticos. En las actas de la reunión de febrero, publicadas este jueves, el BCE dijo que el Consejo de Gobierno consideró entonces que era crucial conducir la política monetaria de forma "gradual y flexible", manteniendo suficientes opciones respecto al "horizonte temporal" en el que ajustar los instrumentos de política monetaria y según fueran los datos económicos. "Además, se vieron los riesgos geopolíticos más elevados como un aviso para llevar a cabo una normalización de la política monetaria muy prudente", según las actas.

Estas caídas se producen en medio de un repunte de las rentabilidades en los mercados de renta fija. La del bono a diez años se sitúa sobre el 1%, el bund alemán se consolida en terreno positivo con un 0,05% y la referencia a diez años en Estados Unidos renta un 1,86%.

El Ibex 35, que se ha comportado en las últimas sesiones ligeramente mejor que el resto de plazas europeas, ha sucumbido este jueves. El principal selectivo de la bolsa española ha caído un 3,72%, hasta los 8.011,4 puntos, su nivel más bajo en 13 meses. Por tanto, ha logrado salvar los 8.000 puntos 'in extremis' pese a la presión que han ejercido las energéticas, que estaban siendo uno de los principales sostenes del índice tras poner fin la guerra en Ucrania a la 'gran rotación'. Los inversores habían reducido su exposición a sectores como los bancos o las más cíclicas para tomar posiciones en aquellos sectores más defensivos.

Inversores Inflación Banco Central Europeo (BCE)
El redactor recomienda