El precio del café, por las nubes: por qué lo que pasa en Brasil y Colombia se traslada a tu taza
  1. Mercados
STARBUCKS PIERDE UN 18% EN BOLSA

El precio del café, por las nubes: por qué lo que pasa en Brasil y Colombia se traslada a tu taza

Los futuros del café arábigo han subido más de un 90% en el último año. Mientras, en Colombia, la producción cayó casi un 20% en otoño, al inicio de la temporada

Foto: Granos de café (Unsplash)
Granos de café (Unsplash)

Los precios del café practicamente se han duplicado en el último año. Ya al cierre de 2021, la producción y exportación de la materia prima agrícola en Colombia, uno de sus principales productores, se desplomaron. Y, al inicio de su temporada otoñal, la producción en el país había caído casi un 20% con respecto a 2020.

Los futuros del café arábigo rozan niveles máximos en diez años, muy cerca de las 240,5 libras de 2010; y en el último año han subido más de un 90%. ¿El motivo? Las dificultades que han experimentado los agricultores con las cosechas de la región sudamericana, la mayor productora de café del mundo, sobre todo por cuestiones climatológicas: heladas, sequías, lluvias torrenciales,...

Además, el pasado año, el sector cafetero colombiano se vio afectado por las protestas civiles que se iniciaron contra la ley de reforma fiscal, por las que se produjeron grandes cortes en las principales vías del país que impidieron la salida de exportaciones como la del café hacia los puertos. A su vez, un exceso de humedad en algunas regiones ha lastrado la oferta del producto, según ha explicado el director ejecutivo de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia en una nota de prensa.

Foto: Granos de café. (EFE/Bienvenido Velasco)

Por otra parte, en Brasil han sufrido fuertes lluvias torrenciales recientemente, que han provocado inundaciones en una de las mayores regiones que trabaja con la materia prima. A los problemas con las cosechas se ha sumado también el encarecimiento de los costes del transporte marítimo, que aún se encuentran muy por encima de los niveles previos a la pandemia.

Unos altos precios que en parte pueden ser absorbidos por el productor e intermediario/s, pero que también pueden acabar trasladándose a tu taza de café diaria; e incluso reducir el consumo hasta "un grado incierto", de acuerdo a un informe de Rabobank International recogido por la agencia Bloomberg, quienes estiman que aumentar los envíos a granel podría aliviar la escasez de oferta y la necesidad de recurrir a las reservas acumuladas de café.

Starbucks tampoco ha escapado de la tormenta en Brasil y Colombia, de donde proceden algunas de sus variedades de café favoritas. La compañía se ha visto penalizada desde sus máximos de julio hasta los 102,40 dólares a los que se negocian ahora sus títulos. Un descenso del 18% muy dispar al del índice en el que cotiza, el Nasdaq, que se ha mantenido en unos niveles muy similares a los de entonces.

Colombia Brasil Inundaciones Café