RONDA LTRO

La banca pide 1,3 billones al BCE a tipos negativos para asegurar su liquidez

Los bancos han arrasado con la barra libre del BCE, al tomar prestada una cifra récord de 1,3 billones de euros a tipos negativos que están en hasta el -1%

Foto: Christine Lagarde, presidenta del BCE. (Efe)
Christine Lagarde, presidenta del BCE. (Efe)

Los bancos han acudido en masa a la nueva ronda de financiación (LTRO) del Banco Central Europeo (BCE), con un récord de 1,308 billones (millones de millones) de euros. De esta forma, disparan su deuda con la autoridad monetaria pero con préstamos a tipos negativos que servirán a las entidades para asegurar su liquidez y para intentar evitar una nueva caída de su rentabilidad, ya que podrán comprar deuda ('carry trade') o dar financiación con tipos más atractivos que el coste de esta deuda.

En el caso del BCE, engorda aún más su balance, con lo que ante el añadido de las compras de bonos soberanos y corporativos, se irá a los 7 billlones en 2020, una expansión sin precedentes en línea con el objetivo de evitar cualquier riesgo de fragmentación financiera que ha abrazado Christine Lagarde, tras el titubeo inicial. La ejecutiva ya dijo en la penúltima reunión del organismo que los bancos van a disponer en esta crisis de "3 billones a tipos negativos para recibir liquidez que garantice la estabilidad del sistema financiero".

El nuevo programa de LTRO se realiza a tipos de hasta el -1%, lo que ha incentivado que los bancos europeos arrasen con esta barra libre. Antes de esta ronda, la deuda de la banca con el BCE a través de subastas anteriores de LTRO ascendía a 971.253 millones en mayo, según datos del Banco de España, mientras que las entidades españolas adeudaban 176.040 millones.

El tipo de estas subastas está fijado en el -1% al ser 50 puntos básicos por debajo del tipo de depósito, que está en el -0,5%, pero está indexado a este. Si el BCE bajara tipos al -0,6%, como esperan algunos analistas, el tipo del LTRO descendería al -1,1%, para beneficio de los bancos receptores. En cuanto a la cantidad solicitada, el máximo era el 50% de la cartera elegible, que es el crédito al sector privado sin contar entidades financieras o hipotecas residenciales. Es decir, crédito a empresas y crédito al consumo.

Los bancos han puesto su principal prioridad desde marzo en asegurar su liquidez, hasta el punto de disparar a niveles récord los depósitos en el banco central pese a que sufren sobre ellos una 'multa' de hasta el 0,5% por los tipos negativos de la autoridad monetaria, destinados a incentivar el crédito. Las reservas de las entidades de crédito europeas en el BCE alcanzaron en mayo los 1,343 billones, mientras que en el caso de las españolas, la cifra fue de 120.862 millones.

Entre las entidades españolas, Caixabank anunció este miércoles en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que ha participado con una petición de 40.700 millones (de los que 37.160 millones serían sin BPI), que se añaden a los 9.025 millones del LTRO de diciembre de 2019. El resto no ha facilitado datos oficiales, aunque según fuentes del mercado, en el caso de Santander son 55.000 millones, y BBVA 35.000 millones que corresponden a 21.000 millones nuevos y 14.000 millones por vencimientos de LTRO anteriores. Banco Sabadell ha solicitado 27.000 millones, de los que 13.500 son para renovar la ronda anterior, Bankia ha acudido para solicitar 9.200 millones y Bankinter con 3.000 millones.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios