la empresa dice desconocer por qué se dispara en 2019

Torbellino bursátil en Berkeley por el cruce de información sobre la mina en Salamanca

La minera negó por la mañana haber recibido el visto bueno del CSN y, a su vez, este ha anunciado tras el cierre de mercado que sí que aprobó la seguridad del proyecto

Foto: La localidad en Retortillo (Salamanca) donde Berkeley Energía quiere imponer su mina de uranio. (Reuters)
La localidad en Retortillo (Salamanca) donde Berkeley Energía quiere imponer su mina de uranio. (Reuters)

Berkeley Energía cerró el jueves con un subidón de 63,8% para posteriormente cerrar con una pérdida del 3%. ¿A qué responde semejante volatilidad? Mientras que la sesión anterior circulaban informaciones de una aprobación por parte del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) para el proyecto de la minera australiana en Salamanca, este viernes la compañía lanzó un comunicado que fue percibido por el mercado como un desmentido. Sin embargo, tras el cierre de las bolsas, la institución encargada de velar por la seguridad nuclear ha lanzado unas informaciones que apuntan a que las informaciones del jueves eran correctas.

El jueves, la agencia Reuters informaba citando una fuente con conocimiento de la situación que el Consejo de Seguridad Nuclear español había dado el visto bueno a dos informes de impacto radiológico y medioambiental para que la minera australiana consiguese la autorización para la mina el 19 de diciembre. Con todo, la agencia también informó de que un portavoz de la compañía había rechazado hacer comentarios ya que prefería esperar a que se emitiese el informe oficial del CSN.

El viernes, la minera australiana, que también cotiza en Londres y en Madrid, lanzó un hecho relevante a primeras horas de la mañana en el que negaba haber recibido los permisos por parte de la CSN para construir la única mina de uranio a cielo abierto de Europa en Retortillo, Salamanca. Lo hizo, con todo, un día después de que las informaciones publicadas por Reuters llevasen a la compalía a cerrar el jueves con un avance del 63,8%.

"Ante las noticias publicadas por los medios de comunicación respecto a la aprobación de su proyecto en Salamanca, Berkeley Energía Limited informa de que no ha recibido ninguna notificación oficial al respecto", alega la empresa en un comunicado con fecha del 11 de enero. A finales del pasado año, el Ayuntamiento de Retortillo había denegado a la empresa la licencia urbanística.

Sin embargo, en un nuevo giro, la CSN ha dicho el jueves que, tal como informaba la agencia Reuters, el Pleno del CSN acordó "apreciar favorablemente" en diciembre los resultados del Programa de Vigilancia Radiológica Ambiental (PVRA) y del Programa de Vigilancia y Control de las Aguas Subterráneas (PVCAS) para las minas de uranio de Retortillo. Es decir, que el pleno dio visto bueno a la mina —lo que no ha aclarado el CSN es si ya ha notificado o no a Berkeley—.

Queda por ver qué hará la cotización de la energética el lunes. Los movimientos de tal volatilidad son comunes en este valor —tanto que, por ejemplo, el verano la CNMV tuvo que avisar de hechos anómalos en la cotización)—. La compañía ya avisó el lunes, mediante otro hecho relevante, que desconocía el por qué de las elevadas subidas que su cotización llevába acumulando desde el arranque de 2019 (en España, por ejemplo, la empresa ya acumula un rebote del 67%). "La empresa no sabe de informaciones que pudiesen explicar la reciente cotización de [Berkeley Energía]", explicaba, añadiendo que "la reciente venta de acciones en la empresa por parte de un accionista significativo ya ha terminado".

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios