la bolsa de brasil celebra el aval a bolsonaro

El mercado ha elegido en Brasil... "Al capital le gusta más la rectitud que los déficits"

Los inversores han comprado las propuestas liberales de Jair Bolsonaro para rescatar la economía del país frente a la línea continuista que mantiene el progresista Fernando Haddad

Foto: Fotografía de ar
Fotografía de ar

El mercado brasileño se encuentra al rojo vivo. La amplia victoria en la primera vuelta del candidato ultraconservador Jair Bolsonaro se ha traducido en una fuerte subida de la bolsa del país, una caída de su prima de riesgo y el avance del real. No en vano, los inversores han comprado sus propuestas liberales para "rescatar" la economía del país frente a la línea continuista que mantiene el progresista Fernando Haddad.

"Siempre es así. Al capital, y es feo decirlo, le gustan más los uniformes que los déficits y el gasto público", explica a Cotizalia Alex Fusté, economista jefe de Andbank. "Brasil está dividido entre las dos opciones, la de Bolsonaro y la de Haddad, y el mercado tiene muy claras las propuestas económicas de cada uno de ellos", asegura el experto.

Así, en líneas generales, el candidato derechista propone una reforma de las pensiones, necesaria para que el sistema sea sostenible. No en vano, en el país hay entorno a 30 millones de jubilados, de los cuales el 28,5% tienen pensiones privadas y el resto reciben su pensión de la administración cobrando lo mismo que los primeros. Esto se traduce en más de un 11% de PIB, la mitad de la partida de gastos de los presupuestos. A esto hay que sumar la independencia del banco central, las privatizaciones para reducir el déficit y una mayor reducción de la influencia del Estado y del gasto.

En el lado opuesto, Haddad, muy presionado por el Partido de los Trabajadores, aboga por no tocar las pensiones y quiere que el sistema sea sostenible mediante más crecimiento. De hecho, quiere echar abajo la reforma de la congelación del gasto que permitió a Brasil superar la crisis de confianza que sufrió entre 2015 y 2016. A esto hay que sumar que también defiende la derogación de la reforma laboral , la continuidad del modelo intervencionista del Estado de Dilma Rousef con un Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) ofreciendo préstamos subsidiarios por debajo del precio de mercado, haciendo de la institución ineficiente e insostenible o añadiendo un nuevo mandato al Banco de Brasil que va más allá de la estabilidad de precios y pasa por velar por el empleo.

"Al mercado la corrupción o el nepotismo le importa nada, solo le interesa el qué hay de lo suyo. Lo único que quiere es estabilidad" asegura Gonzalo Lardíes, gestor de A&G Banca Privada. No en vano, a pesar de tratarse de un populismo de extrema derecha, tiene un programa que agrupa la idea de luchar contra la delincuencia, con las reformas necesarias y una agenda más o menos liberal, lo que es muy beneficioso para una economía como la brasileña que, al fin y al cabo, tiene un déficit y una deuda asumibles.

En este sentido, desde Bankinter consideran que una victoria de Bolsonaro aliviaría la tensión de los emergentes. Así, tras la rotunda victoria en la primera vuelta -la segunda tendrá lugar el próximo 28 de octubre- "es una buena oportunidad para posicionarse de forma oportunista en el Banco Santander (para el que Brasil representa el 25% de su beneficio), Petrobras, Electrobras y Vale do Río Doce, porque la bolsa brasileña seguirá subiendo ante la expectativa de una victoria de Bolsonaro también en la segunda vuelta", afirman en un informe.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios