devaluación del real y caída de la demanda

La crisis de Brasil pasa factura a la filial vasca de Arcelor con un impacto de 218 millones

La devaluación del real y el descenso de la demanda en Latinoamérica obligan a ArcelorMittal Aceralia Basque Holding a apuntarse un deterioro millonario en el valor de su participada brasileña

Foto: Foto: Arcelor.
Foto: Arcelor.

La inestabilidad económica en los países sudamericanos no deja de dar malas noticias a las empresas españolas. Si Telefónica, BBVA, Santander o Abertis han visto cómo el mercado castiga el valor de su cotización en bolsa como consecuencia de la crisis en Argentina, recientemente otra compañía de carácter global, con sede en Luxemburgo pero bien asentada en España, como ArcelorMittal, también ha tenido que realizar sus ajustes contables para adaptarse al cambiante entorno al otro lado del Atlántico. La matriz vasca, ArcelorMittal Aceralia Basque Holding, se vio obligada a apuntarse el año pasado un deterioro de 218 millones de euros en la valoración de su filial ArcelorMittal Brasil ante la "desfavorable evolución del tipo de cambio del real brasileño y la ralentización de la recuperación de la demana interna del país", según explica la propia mercantil en su memoria de las cuentas de 2017.

Este ajuste contable millonario en el valor recuperable de su paquete del 100% en su filial brasileña impactó en los resultados de Aceralia Basque Holding. El pasado año cerró con unas pérdidas de 155 millones de euros, pese a disfrutar de unos beneficios de explotación de 92,2 millones. Esta sociedad, con sede en Sestao, donde la acerera tiene planta de producción siderúrgica, está participada al 52,64% por ArcelorMittal Spain Holding y en un 47,36% por la cotizada del Ibex35 ArcelorMittal España, y se beneficia del régimen fiscal vasco, de cuya Hacienda depende.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

La multinacional acerera controla desde Euskadi una serie de filiales, como Arcelor Gipuzkoa (que opera la planta de Zumárraga) o Distribución Norte. En conjunto, tienen una valoración en libros de más de 1.274 millones a cierre del año pasado. Uno de los activos más valiosos es la participada brasileña, con sede en Belo Horizonte. Opera principalmente en Brasil, pero extiende su actividad a otros países de la zona, como Costa Rica o Argentina. Los riesgos de Arcelor Basque con su filial no están solo en el impacto de la situación económica y política del gigante canariño sobre su valoración económica, sino también en los créditos que la compañía vasca tiene pendientes de cobro con ella y que ascendían a 305 millones de euros, incluyendo intereses. Ambas sociedades han suscrito acuerdos desde 2015 para retrasar el calendario de amortizaciones, con un vencimiento situado ahora en septiembre de 2020.

La filial vasca de ArcelorMittal mantiene una relación de cierta tensión con la Hacienda Foral de Guipúzcoa, con la que ha tenido pleitos judiciales por razones fiscales, básicamente relativas al impuesto de sociedades. En marzo de 2014, el TSJ vasco falló en contra de la empresa como sociedad dominante de otras filiales y la obligó a liquidar 868.000 euros extra por las liquidaciones de ejercios anteriores. Actualmente, tiene abiertos a inspección los principales impuestos de los últimos cuatro ejercicios.

A nivel global, ArcelorMittal ha mejorado sus resultados en el último semestre con un beneficio neto de 2.617 millones de euros, un 31,5% más que en el mismo periodo del año anterior. Las ventas crecieron un 17,6% y se situaron en 39.184 millones de dólares (33.549 millones de euros), a la vez que la deuda neta al cierre del primer semestre descendió hasta 10.500 millones de dólares (8.991 millones de euros).

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios