RESPONDE A Las burlas del ceo de tesla

El zasca de Buffett a Musk: "He oído que necesita levantar algo más de dinero"

Elon Musk (Tesla) y Warren Buffett (Berkshire Hathaway) se enrolan en una guerra de ataques y respuestas entre las redes sociales y los medios de comunicación

Foto: Warren Buffett  y Elon Musk.
Warren Buffett y Elon Musk.

El polémico fundador de Tesla, Elon Musk, no ha salido de un charco para meterse en otro y twitter se ha convertido en su principal arma para alimentar a sus fans y atacar a todo aquel que no crea en su empresa. Pero en esta ocasión parece que se ha pasado de la raya. Y es que, cuando aún no se había apagado el fuego por las dudas generadas con los últimos resultados del fabricante de coches eléctricos y el desprecio a los analistas que participaron en la conferencia telefónica, se ha atrevido, ni más ni menos, que con el Oráculo de Omaha y la respuesta de Warren Buffett no ha tardado en llegar.

No en vano, Musk no ha medido en esta ocasión es la repercusión que este nuevo frente iba a tener, más cuando Buffett cuenta con miles de seguidores, que incluso reproducen cualquier movimiento que da en sus carteras. O tal vez sí. El caso es que Musk aprovechaba este fin de semana que el octogenario inversor respondía en la conferencia anual de Berkshire Hataway a sus críticas sobre uno de los principios fundamentales de su filosofía de gestión, el llamado "economic moat" -empresas con una ventaja competitiva sobre sus rivales- para entrar de lleno en una espiral de tweets burlándose de Buffett y sus apuestas.

Todo empezó cuando Buffett, a raíz de una pregunta de los asistentes a Omaha sobre este asunto, aseguró que "Elon Puede atreverse con algo innovador en algunas áreas. No creo que quiera ir a por nosotros en el negocio de los dulces", refiriéndose a See´s Candy de la que es propietaria desde 1972 y haciendo referencia a su estrategia de jugar con la dificultad de los competidores de entrar en el sector.

A partir de ahí se encendió la mecha y Musk lanzó una batería de mensajes tras compartir el comentario de Buffett con un enlace al vídeo de la película de animación 'Trolls', para inmediatamente después decir que está "empezando creando una compañía de caramelos y va a ser increíble" y que es "súper, súper serio".

Se sucedieron las burlas recordando la mítica película de Willy Wonka y asegurando que su trama estaba desordenada, aludiendo a "cryptocandy" o asegurando que va a "construir un moat y lo va a llenar con caramelos. Warren Buffett no se podrá resistir a invertir! Berkshire Hathaway kryptonite"

Así, en otro de los tweets que publicaba el fundador de Tesla, en el que afirmaba que "Buffett es enorme en caramelos. Es una realidad" y que "afirmar que te gustan los 'moats' es una buena manera de decir que te gustan los oligopolios", los tuiteros han entrado en el debate y ya acumula 1.200 retweets, 15.119 'me gustas' y más de 600 comentarios entre los defensores y los detractores de Musk, al que ya le han salido memes disfrazado de Willy Wonka e, incluso, una petición de Change.org pidiendo de Musk les lleve a caballito al trabajo.

La respuesta de Buffett

Pero Tesla no se encuentra en un momento para bromas ni para polémicas. Las cuentas trimestrales que dio a conocer la semana pasada han vuelto a poner de manifiesto que la compañía es una máquina de quemar caja y, de hecho, en los últimos tres meses se han evaporado otros 1.000 millones de dólares, mientras que las pérdidas operativas han aumentado un 97,5% hasta los 784,6 millones y así se lo recordaban los defensores de Buffett, que ha sido capaz de hacer crecer su compañía durante décadas hasta convertirse en la tercera fortuna del mundo, cuando Musk ni siquiera aparece entre las cincuenta primeras (ocupa el puesto 54 en la lista Forbes).

El público americano el que decida si el señor Musk es un éxito

Ahora ha sido el propio afectado de las burlas, quien por alusiones, ha puesto a Musk en su sitio. Aunque no lo ha hecho a través de las redes sociales -su cuenta oficial, de hecho, no tiene actividad desde 2016- sino en una entrevista en la CNBC esta misma mañana con motivo, precisamente del 76 aniversario de la compra de su primera acción, la más rentable de su cartera, que es justo la de See´s Candy, a la edad de 11 años.

Sobre el farol de montar una fábrica de caramelos, Buffett le ha explicado que los consumidores son leales a su marca de caramelos y que si van a comprar un Snickers y el vendedor les ofrece un producto diferente, aunque sea 10 centavos más barato, se van a otra tienda. "Los top venta en caramelos de América no han cambiado en 50 años y así van a seguir", refiriéndose a las críticas sobre las empresas de nicho. "Yo no puedo cambiarlo. No creo que Elon pueda cambiarlo, son moats", ha asegurado.

Sin embargo, Buffett se ha puesto condescendiente y desde la autoridad moral que le da décadas en lo más alto de la inversión ha afirmado que no tiene relación alguna con el fundador de Tesla, que espera que tenga suerte probando algo nuevo y que será "el público americano el que decida si el señor Musk es un éxito", antes de añadir el comentario quizá más hiriente para el CEO de Tesla haciendo referencia a las últimas informaciones sobre la compañía: "He oído que el señor Musk necesita levantar algo de dinero".

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios