pese a las rebajas de comisiones máximas

Los planes de pensiones son más caros y menos rentables que los fondos de inversión

Pese a la rebaja de las comisiones máximas, los planes individuales aún son más caros que los de empleo y que los fondos de inversión, el producto estrella para las familias

Foto: Foto: Corbis.
Foto: Corbis.

Los planes de pensiones se han colado en el debate público en este inicio de 2018. Tanto por las medidas del Ministerio de Economía para aumentar su atractivo como por los recortes en términos reales (descontando la inflación) de la pensión pública. Sin embargo, aún representan únicamente el 5% del patrimonio financiero de las familias.

El Gobierno ha tomado medidas para incentivar el ahorro en estos productos, que sirven para canalizar ahorro que complemente a la pensión pública. El PP incorporó en el programa electoral una revisión de la fiscalidad de estos productos. Sin embargo, no ha sido Hacienda, sino Economía, el Ministerio que ha movido ficha, al fijar una ventana de liquidez de diez años y rebajar las comisiones máximas.

Los nuevos topes son del 0,85% para los planes de renta fija, del 1,3% para los de renta fija mixta (máximo del 30% en renta variable), y del 1,5% para el resto, que incluyen mixtos agresivos, bolsa y garantizados. La medida entrará en vigor el 10 de abril, y se une al recorte de 2014 desde el 2% al 1,5%. Sin embargo, aún siguen siendo productos caros. Al menos en comparación a otras opciones de ahorro.

Así lo refleja el Banco de España en el boletín económico que publicó este martes, que analiza los fondos de pensiones (el plan es el producto contratado y el fondo es el vehículo que articula las inversiones). Los planes individuales cobran comisiones de gestión y de depósito superiores a los fondos de inversión y a los planes de empleo.

Evolución de las comisiones de planes y fondos.
Evolución de las comisiones de planes y fondos.

“Las comisiones de los fondos de pensiones ligados a planes individuales son sustancialmente superiores a las de los planes de empleo y asociados, lo que podría venir explicado por el mayor poder de negociación que los tenedores de estos últimos tienen sobre los gestores del fondo”, señala el Banco de España. “También son más elevadas que las aplicadas a otros instrumentos de ahorro, como los fondos de inversión”, agrega.

En efecto, los planes de pensiones son más caros. Al menos, en media. Los expertos aluden a la mayor competencia en los fondos de inversión, donde operan bancos, aseguradoras, gestoras independientes y grupos internacionales. Aunque la brecha se ha reducido levemente con los máximos fijados por Economía.

Esfuerzos para elevar el atractivo

La ventana de liquidez se abrirá por primera vez en 2025 para las aportaciones realizadas antes del 31 de diciembre de 2015. Hasta ahora solo era posible disponer del dinero aportado antes de la jubilación por enfermedad grave o por desempleo de larga duración.

La reducción de comisiones debe incrementar las rentabilidades netas de los planes de pensiones, que desde 2025 serán menos ilíquidos. La mayoría de planes ofertados tienen rertornos inferiores a los del Ibex 35 o la deuda pública española, según los cálculos de Pablo Fernández, profesor del IESE. Asimismo, la rentabilidad media es inferior a los fondos de inversión durante los últimos años, según datos de Morningstar.

“Es de prever que la reciente reforma de los planes y fondos de pensiones contribuya a aumentar el atractivo de estos instrumentos”, arguye el Banco de España, que anticipa un efecto positivo en la contratación “incrementando su importancia como complemento al sistema público de pensiones”.

Es de prever que la reciente reforma de los planes y fondos de pensiones contribuya a aumentar el atractivo de estos instrumentos

Hasta ahora no ha sido así. El empuje comercial de la banca y las desgravaciones fiscales han sido insuficientes. Aunque precisamente el peaje ante Hacienda tiene culpa de ello, denuncian desde el sector. Los ahorradores pueden deducir las aportaciones en la base imponible de la declaración de la renta con un máximo de 8.000 euros. Sin embargo, al rescatar el dinero se tributan las aportaciones y la rentabilidad obtenida con los tramos del IRPF. El resto de inversiones tienen una tributación más ventajosa con los tramos del ahorro, del 19% al 23%.

El patrimonio de los fondos de pensiones alcanzó los 111.000 millones de euros en diciembre, repartidos entre 74.400 millones en los individuales y 36.700 millones en los de empleo. El volumen de activos ha crecido desde 2012, aunque casi solo por las rentabilidades. Además, dos de cada tres partícipes no realizan aportaciones periódicas.

Según datos de Inverco, patronal del sector, el patrimonio de los planes ha aumentado un 28% en cinco años, y el de los fondos de inversión un 115% en el mismo periodo. Si se tienen en cuenta los fondos nacionales y los internacionales, las familias españolas acumulan una inversión de más de 300.000 millones de euros, casi el triple que en planes de pensiones o que en los depósitos a plazo.

Los planes de pensiones españoles se quedan muy atrás en la comparativa con otros productos y, también, al enfrentar sus datos con los de otros países. El patrimonio de estos vehículos de ahorro a largo plazo supone el 9,5% del PIB, lejos de la media europea, en torno al 20%. “Las diferencias entre países están relacionadas con el distinto grado de cobertura en los sistemas públicos”, arguye el Banco de España. De hecho, España aún es uno de los países más generosos de la OCDE con sus pensionistas si se compara la pensión pública con el salario medio.

Patrimonio de los fondos de pensiones. Fuente: BdE
Patrimonio de los fondos de pensiones. Fuente: BdE

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios