Descensos generalizados en los productos para la jubilación

El año en rojo de los planes de pensiones más populares

Parece que el inversor se sigue fijando en exclusiva en la fiscalidad, cuando lo que de verdad marca la diferencia de cara al ahorro para la jubilación es precisamente la rentabilidad

Foto: Jubilados jugando a la petanca. (Reuters)
Jubilados jugando a la petanca. (Reuters)

Seguro que este año, cuando se acerque a la sucursal y le ofrezcan un plan de pensiones, no le hablarán de rentabilidad sino solo de las ventajas fiscales, porque menudo 2016 están viviendo los planes de pensiones más populares de los que ofrece la banca española. 

De los 16 fondos que cuentan con más de 100.000 partícipes, 11 están en números rojos si miramos la rentabilidad a un año, de acuerdo con los datos de Inverco, la asociación del sector, a cierre de octubre, y algunos de ellos incluso han entrado ya en rentabilidad negativa a tres años.

Entre ellos, el que cuenta con más inversores de todos es el llamado Mi Plan Santander Prudente, que cede ya más de un 2% a un año y un 0,22% anualizado a tres años. Este producto del banco de la llama cuenta con más de 215.000 partícipes que en conjunto tienen invertidos casi 2.000 millones de euros. 

Quienes lo tengan desde hace cinco años sí pueden decir que se apuntan una rentabilidad anual del 2%, pero incluso a este plazo el fondo figura entre los peores de su categoría, renta fija mixta. Es decir, aquellos planes que invierten la mayor parte de su cartera en renta fija y pueden destinar hasta un 30% a bolsa. 

Una demostración más del extraño desapego que mostramos los españoles por la rentabilidad cuando elegimos productos para nuestra jubilación. "Resulta sorprendente que el principal factor por el que se debería elegir un plan de pensiones, su rentabilidad esperada a largo plazo, quede en un segundo plano", como reseñan desde Lierde Sicav en Finect.

Cuesta pensar que algunos de los inversores que han elegido el producto de Vidacaixa lo hayan hecho mirando la rentabilidad a largo plazo

Si el plan con más inversores muestra estos números, tampoco es mucho mejor la evolución del mayor en patrimonio bajo gestión: el Plancaixa Equilibrio, que cuenta con más de 3.400 millones de euros de casi 150.000 partícipes. Este 2016 también está resultando difícil para la estrategia, con un descenso del 0,76% que eleva la pérdida a un año hasta el 1,2%. No deja de ser representativo que este producto de Vidacaixa, el mayor plan de pensiones español por patrimonio y por lo tanto el de mayor éxito comercial, tenga rentabilidad negativa a 15 años del 2,2%, según la información en la web de la propia entidad. Cuesta pensar que algunos de los inversores que han elegido este producto lo hayan hecho mirando la rentabilidad a largo plazo.

Parece que el inversor se sigue fijando en exclusiva en la fiscalidad, cuando lo que de verdad marca la diferencia de cara al ahorro para la jubilación es precisamente la rentabilidad. Por ejemplo, como se puede ver al comparar planes de pensiones, la diferencia entre elegir uno de los planes comentados más arriba y otro de los más rentables de su misma categoría, para una inversión inicial de 10.000 euros, puede suponer 4.000 euros más de patrimonio al cabo de 20 años.

Solo se salva en este 2016 el producto de Plancaixa Ambición, que cuenta con más de 200.000 partícipes y 1.281 millones de euros de patrimonio

De entre los planes más populares, de momento solo se salva en este 2016 el Plancaixa Ambición, que cuenta con más de 200.000 partícipes y 1.281 millones de euros de patrimonio. En 2016 logra una revalorización del 1,3%, a pesar de las caídas de las últimas semanas, mientras que a tres y cinco años muestra también una ganancia anual cercana al 4%. 

Del 'Top 10' de planes por número de partícipes, la peor rentabilidad este 2016 corresponde a uno de Banco Popular, el Europopular Vida, que cae un 1,5% en el ejercicio y un 2,7% a un año. Este producto invierte cerca del 60% en renta fija, un 27% en renta variable y el resto en liquidez y depósitos, con datos a cierre de septiembre.

Curiosamente, a pesar de estas rentabilidades, este plan de Popular y otros muchos de los más populares cuentan con la comisión de gestión más alta que se puede poner por ley, del 1,5% de gestión y del 0,25%. Pero parece que los inversores tampoco se fijan en el coste que les va a suponer contratar estos planes a la hora de seleccionarlos. Solo en el ahorro fiscal, quizá sin ser conscientes de lo caro que les está saliendo.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios