crecen las dudas sobre la compañía

Pocoyó se queda sin amigos: Güemes renuncia a su silla en el consejo de Zinkia

Los problemas crecen en Zinkia. Juan José Güemes, exconsejero de la Comunidad de Madrid, ha comunicado hoy su renuncia como miembro del Consejo de Administración de Zinkia.

Foto: Pocoyó se queda sin amigos: Güemes renuncia a su silla en el consejo de Zinkia

Los problemas crecen en Zinkia. Juan José Güemes, exconsejero de la Comunidad de Madrid, ha comunicado hoy su renuncia como miembro del Consejo de Administración de Zinkia. Aunque en el Hecho Relevante enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se especifica que su marcha responde a "motivos personales", este anuncio se produce en un momento en el que la viabilidad de la compañía está en entredicho. 

La marcha de Güemes se añade a la cascada de novedades que se han producido esta semana en torno a Zinkia, la productora de Pocoyó. El miércoles, la compañía comunicó que cambiaba de asesor registrado: ONEtoONE dejaba de serlo y le relevaba DCM Asesores Dirección y Consultoría de Mercados.

Y, sobre todo, el plato fuerte tuvo lugar el martes. Ese día, Zinkia anunció su voluntad de conseguir 7,78 millones de euros mediante la emisión de bonos a 3 años. Aunque estos títulos ofrecerán un interés del 11%, la CNMV advirtió de que "la remuneración ofrecida por la presente emisión de obligaciones resulta inferior a la que debería tener para colocarse adecuadamente una emisión similar que estuviera dirigida al mercado mayorista"

Juan José Güemes
Juan José Güemes

No fue el único aviso que realizó el organismo supervisor en el folleto de la emisión. Aún hubo otros dos igualmente relevantes. "Zinkia no cuenta a corto plazo con liquidez suficiente para atender el pago de sus deudas", expuso por un lado. Por otro, y tras recalcar que la compañía contaba con un fondo de maniobra negativo a fecha 30 de junio y que en los seis primeros meses del ejercicio vio descender su cifra de negocios y sufrió pérdidas, continuó: "Si todas estas circunstancias persistiesen, Zinkia podría incurrir en alguno de los supuestos previstos en la normativa concursal"O lo que es lo mismo, se vincula la captación de dinero mediante esta emisión a la necesidad de captar fondos para evitar el concurso de acreedores. 

Estas contundentes advertencias, con las que la CNMV intenta avisar a los ahorradores de los riesgos de una emisión que va dirigida a inversores minoristas, han disparado la incertidumbre en torno a la viabilidad de Zinkia. Y la compañía ha intentado reaccionar para templar los ánimos. Su presidente y fundador, José María Castillejo, salió al paso el miércoles de las comparaciones con los casos de Pescanova o Nueva Rumasa. "El regulador tiene mucho miedo por las circunstancias del mercado: Nueva Rumasa jamás pasó por la CNMV, jamás dió la información, y Pescanova engañó a todo el mercado con un montón de empresas filiales", señaló a Europa Press. Por el contrario, expuso, Zinkia ha sido "totalmente transparente". Además, sostuvo que "la compañía tiene un negocio que está creciendo enormemente con una marca potentísima, nuestras ventas están creciendo y aquí parece que nos estamos muriendo".

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios