Abengoa sale trasquilada de Bolivia y recibe 25 centavos donde reclamaba 25 millones de dólares

El viaje a Bolivia ha resultado poco rentable. Abengoa ha salido malparada del país que desde el pasado fin de semana preside el indígena Evo Morales.

Autor
Tags
    Tiempo de lectura2 min

    El viaje a Bolivia ha resultado poco rentable. Abengoa ha salido malparada del país que desde el pasado fin de semana preside el indígena Evo Morales. La familia Benjumea, propietaria de la firma de ingeniería, regresa con menos de 25 centavos de dólar en el bolsillo, precio que ha pagado el nuevo Gobierno boliviano por el 80% de una empresa de aguas en la que participaba la compañía española (25%) y la británica International Water (55%).

    La incursión de Abengoa en Bolivia se remonta al año 2000, a través de su presencia en la empresa Aguas del Tunari, que prestaba servicio a la ciudad de Cochabamba. Tras incrementar las tarifas un 200%, las revueltas populares obligaron a la compañía española a abandonar sus actividades, movilizaciones que fueron bautizadas como la ‘guerra del agua’. Desde entonces, los inversores extranjeros reclaman una indemnización de 25 millones de dólares.

    La llegada de Evo Morales al poder ha precipitado el fin de un contencioso que todavía permanecía sin resolver en el CIADI, la corte de arbitraje dependiente del Banco Mundial, donde se dirimía el pago de los 25 millones de dólares reclamados. El pleito ha concluido por la vía rápida, con la compañía de aguas en manos públicas por un precio simbólico, como ocurrió a principios de 2005 con Aguas de Illimani, propiedad de la francesa Suez, después de que hubieran sido privatizadas a finales de los noventa condicionada por Banco Mundial, FMI y BID.

    El gas no es el único bien preciado en Bolivia. También el agua ha sido objeto de polémica, hasta convertirse en uno de los puntos fuertes del líder indígena en su campaña electoral. Bajo el lema “el acceso al agua es un derecho humano”, Evo Morales se comprometió a nacionalizar la administración de los recursos hídricos con su llegada al poder. Y así ha sucedido, actuación que se ha visto además reforzada con la creación de un Ministerio del Agua.

    La polémica surgida a cuenta de la quita reclamada por Abengoa no pasó desapercibida para algunas organizaciones civiles, que reclamaron durante el pasado año a la empresa española una rectificación y la retirada de la denuncia. Las ONG argumentaron su petición aludiendo a la desproporción entre la inversión que comprometieron las compañías extranjeras -"varía solamente entre medio millón y dos millones de dólares"- y la cantidad demandada. En Bolivia, con más de 4.900 millones de dólares de deuda externa, 25 millones de dólares equivalen al pago anual de 3.000 médicos en las zonas rurales.

    Mercados
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios