Es noticia
Menú
Guggenheim quiere bajar su huella de carbono, que equivale a 172 vuelos de avión
  1. Medioambiente
  2. Energía
SOSTENIBILIDAD

Guggenheim quiere bajar su huella de carbono, que equivale a 172 vuelos de avión

Ha implantado diversas medidas, como la sustitución de las lámparas de las salas por las de tecnología led, lo que ha supuesto una reducción de emisiones de 335 toneladas de CO2

Foto: Museo Guggenheim Bilbao (EFE)
Museo Guggenheim Bilbao (EFE)

El Museo Guggenheim Bilbao generó en 2019, último año en que no tuvo limitada su actividad por la covid-19, una huella de carbono de 4.313 toneladas, equivalente al que produce la actividad de 120 familias vascas al año o 172 vuelos en avión Bilbao-Madrid.

Así lo ha dado a conocer el director general del centro museístico, Juan Ignacio Vidarte, en una conferencia de prensa en la que ha presentado el plan de sostenibilidad ambiental que ha puesto en marcha el Museo para limitar progresivamente las emisiones de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera que produce su actividad.

El Guggenheim Bilbao ha calculado la huella de carbono que produce tanto su actividad directa como la indirecta, fundamentalmente los desplazamientos de su personal y el transporte de las obras de arte para sus exposiciones temporales, actividad esta última que supone un cuarto de las emisiones totales del Museo (unas 1.078 toneladas), ha indicado Vidarte.

placeholder Fuente: iStock
Fuente: iStock

Otro 40 % del total de las emisiones de CO2 a la atmósfera del Guggenheim (unas 1.725 toneladas) proceden del consumo de energía para iluminar y mantener la climatización de sus salas a la temperatura requerida para la correcta conservación de las obras de arte que se exhiben y en el resto de estancias del museo.

Para reducir este impacto ambiental del Museo, el Guggenheim Bilbao ha implantado diversas medidas como la sustitución de las lámparas de la salas por las de tecnología led, lo que ha supuesto una reducción de emisiones de 335 toneladas de CO2 y un ahorro en la factura de la luz de unos 170.000 euros al año.

Foto: Las renovables ya producen un 38% del total de energía del planeta (iStock)

Además, se aplica un tratamiento especial a la gran lona anunciadora de sus exposiciones en el exterior del museo, así como a las banderolas y vinilos que promocionan sus exposiciones en las farolas Bilbao y el tranvía, tratamiento que contribuye a purificar el aire en su entorno de forma similar a como lo harían 250 árboles.

El Museo va a introducir otras medidas, como priorizar el alquiler de embalajes para las obras de arte en detrimento de la fabricación de cajas nuevas para cada exposición, compartir con otros centros expositivos el transporte de las obras de arte, en lugar de realizar transportes exclusivos, y reutilizar y compartir con otros museos de Bilbao y Bizkaia elementos escenográficos de las exposiciones o elementos museográficos como peanas, pedestales, o vitrinas.

También va a iniciar este año la apertura de todos los luminarios de las salas de la tercera planta, hasta ahora cegados para evitar que la luz natural dañase las obras expuestas, y va a instalar paneles fotovoltaicos con los que generar energía solar

El Museo Guggenheim Bilbao generó en 2019, último año en que no tuvo limitada su actividad por la covid-19, una huella de carbono de 4.313 toneladas, equivalente al que produce la actividad de 120 familias vascas al año o 172 vuelos en avión Bilbao-Madrid.

Museo