Más del 48% de los residuos que generamos en España terminan en vertedero
  1. Medioambiente
  2. Ciudad
486 kilos de residuos por persona al año

Más del 48% de los residuos que generamos en España terminan en vertedero

Los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística ponen de manifiesto que España todavía tiene que recorrer un largo camino para lograr la circularidad total de sus residuos

placeholder Foto: La gestión de residuos para lograr su circularidad y que no acaben en vertederos sigue siendo un punto a mejorar. Reuters
La gestión de residuos para lograr su circularidad y que no acaben en vertederos sigue siendo un punto a mejorar. Reuters

La economía española genera en torno a 137,8 millones de toneladas de residuos, de los que 122 millones de toneladas fueron gestionados en empresas de tratamiento final. De estos 2,3 millones de toneladas eran residuos peligrosos y 119,6 millones de toneladas no peligrosos.

Son los últimos datos de las cuentas ambientales del Instituto Nacional de Estadística (INE) que recogen las cifras de 2018 y que, aunque no son los más actuales, sí reflejan la tendencia creciente en materia de gestión y reciclaje de residuos, en línea con las directivas europeas y la normativa española.

No obstante, del total de residuos tratados, el 48,3% terminaron en el vertedero; frente al 38,7% que se recicló, el 10% que se reutilizó y el 3% acabó incinerado. Por otro lado, las cuentas del INE calculan que de todos los residuos los hogares generaron el 16,5 por ciento frente al 83,5 por ciento que proceden de los distintos sectores de actividad.

Queda mucho camino por recorrer en España para lograr la circularidad total de los residuos

Precisamente, del volumen de residuos de los ciudadanos, cada español recogió 485,9 kilos de residuos urbanos al año, un 0,4% más que en 2017, de acuerdo con la ‘Estadística sobre recogida de residuos urbanos’ de INE, que estima asimismo que las empresas gestoras de residuos urbanos recogieron 22,7 millones de toneladas. Sin embargo, hay diferencias entre las distintas comunidades autónomas, pues cerca de duplicar la media nacional figura Baleares, con una recogida per cápita de 815,2 kilogramos, frente a Madrid que se queda casi 100 kilos por debajo de la media, con 386,1 kilogramos.

Del total de residuos generados en 2018 se reciclaron 47,2 millones de toneladas de residuos, lo que sale más o menos a 1 millón de toneladas de residuos per cápita.
En lo que concierne a los residuos urbanos que cada día se generan en los hogares y los servicios municipales, los distintos sistemas de gestión han ido ofreciendo las cifras de su actividad en 2020 a lo largo de los primeros meses de 2021, ya que deben remitir sus datos al Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico en el primer cuatrimestre del año y a su vez, el Gobierno, tras analizarlos, los envía a Eurostat, que da cuenta de las diferencias en la materia entre los Veintisiete Estados miembro.

placeholder El 48% de los residuos españoles acaba en los vertederos. Foto: EFE
El 48% de los residuos españoles acaba en los vertederos. Foto: EFE

De este modo, los datos de Cicloplast –que representa a la industria de fabricación y transformación del plástico-- reflejan que en los últimos diez años los españoles han duplicado el reciclaje de envases de plásticos domésticos, hasta las 616.282 toneladas en 2020, lo que indica que cada español recicló unos 13,1 kilogramos de envases domésticos. En total, cada ciudadano depositó 18,6 kilogramos en el contenedor amarillo y 19,3 kilogramos de papel y cartón en el azul.

Por su parte, según una encuesta realizada por Catchment para Ecoembes, la entidad que gestiona en España los residuos de los contenedores amarillo y azul, refleja que ocho de cada diez españoles afirma reciclar en casa y el 82,3 por ciento dice tener varios cubos para separar sus residuos. La muestra de 8.800 individuos, se traduce en que 38,9 millones de españoles se declaran “recicladores”, dos millones más que en 2019.

Por franjas de edad el estudio destaca que la separación de residuos es un hábito muy extendido, especialmente en los mayores de 55 años, que son “los más comprometidos” (el 84,5%), seguidos de la franja entre 35 y 54 años (83,9%) y, sorprendentemente los menos comprometidos son los jóvenes de 25 a 34 años (76,4%) y de 16 a 25 años (76,3%), lo que apunta que cerca de un cuarto de los ciudadanos de entre 16 y 34 años no separa sus residuos en el hogar.

placeholder Se gestionaron un total de 59.154 toneladas de residuos electrónicos en España. Reuters
Se gestionaron un total de 59.154 toneladas de residuos electrónicos en España. Reuters

Con todo, los últimos datos de Ecoembes, que reflejan los resultados de 2020, un año marcado por la pandemia señalan que se enviaron a las plantas recicladoras casi 1,5 millones de toneladas de envases domésticos de plástico, brick, metal, papel y cartón. De estos, cada español depositó en 2020 un total de 18,6 kilogramos en el contenedor amarillo y 19,3 kilos en el azul.

El reciclaje de vidrio resultó lastrado en 2020 por la pandemia, según datos de Ecovidrio, que precisa que se recogieron 8 millones de envases de vidrio cada día, un 6 por ciento menos que en 2019. En total, durante el ejercicio se recuperaron 843.049 toneladas, debido a que buena parte de estos envases se consume en la hostelería, que permaneció cerrada de forma total o parcial durante buen parte del año en el marco de las medidas para frenar la pandemia. Con todo, cada ciudadano llevó al contenedor verde 17,8 kilogramos de vidrio, unos 61 envases por individuo.

Por su parte, la recogida de pilas alcanzó una cifra récord en 2020, con 7,31 millones de kilos recogidos a través de Ecopilas, lo que supone un índice de recogida del 45 por ciento, que cumple con los objetivos legales. En cuanto a las pilas portátiles, se superaron las 3.289 toneladas, y 3.700 toneladas de pilas y baterías industriales.

En cuanto a los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), a través de la plataforma Recyclia se gestionaron 59.154 toneladas de residuos, de los que 51.839 eran de aparatos electrónicos. La entidad destaca que en 2020 se ha experimentado un crecimiento del 329 por ciento del volumen de paneles solares reciclados, hasta las 481 toneladas en 2020. Se trata de un residuo cuyo reciclaje es obligatorio desde 2015.

placeholder Un 'Punto Limpio' en la Comunidad de Madrid. EFE
Un 'Punto Limpio' en la Comunidad de Madrid. EFE

También Recyclia, a través de la fundación Ecofimática gestionó 6.357 toneladas de aparatos ofimáticos y de impresión, y se retiraron 438.517 kilos de cartuchos de impresión el año pasado, un 18% más que en 2019 y Ecoasimelec gestionó 39.421 toneladas durante el pasado año, mientras que Ecolum informa de que en 2020 retiró 6.61 toneladas de residuos de iluminación.

Los resultados de otra de las entidades que gestiona en España pilas y acumuladores European Recyclin Platform (ERP) reflejan que durante 2020 se recuperaron 2.069 toneladas de materiales valorizables de pilas y baterías en desuso.

Los electrodomésticos grandes aportaron 67.154.7 toneladas a las cifras de reciclaje en 2020 y los aparatos de aire acondicionado o frigoríficos aportaron 32.759,7 toneladas, según los datos aportados por Ecolec, que añade que el sistema recuperó y trató 12.277 toneladas de pequeños aparatos de sonido, imagen, juguetes eléctricos o electrónicos, videocámaras, planchas o tostadores y que los monitores y pantallas gestionados llegaron a las 2.637,8 toneladas. Desde el sistema de gestión Ecolec también se salvaron 503 toneladas de paneles fotovoltaicos y 417,5 toneladas de teléfonos móviles, calculadoras, impresoras o aparatos GPS, a las que se suman otras 70,4 toneladas de lámparas tratadas.

Perjudicial residuo en el medio ambiente es el aceite industrial usado, aunque según las cifras de la entidad que lo gestiona, SIGAUS se recogieron 147.381 toneladas de las que se trataron y regeneraron finalmente 121.004 toneladas. Mientras, los neumáticos usados gestionados a través de SIGNUS alcanzaron las 150.228 toneladas.

Foto: Foto: iStock.

La marea de cifras da idea de la capacidad de recuperar materiales con el debido esfuerzo de la industria y de los ciudadanos. Si el INE apunta que más del 48% de los residuos terminan en vertedero, queda aún mucho camino por recorrer en España para lograr la circularidad total de los residuos y lograr que el lema cero residuos a vertedero sea una realidad.

Precisamente, en el Congreso de los Diputados comenzarán a debatirse después del verano las enmiendas a la Ley de Residuos y Suelos contaminados, una norma que deberá esclarecer el modo en que estos se gestionan para alcanzar los objetivos ambientales fijados tanto en España como en el conjunto de la Unión Europea pero, al mismo tiempo dar las señales adecuadas para lograr oportunidades económicas en este sector en el contexto de la recuperación económica post-COVID y en consonancia con el Pacto Verde Europeo.

Reciclaje
El redactor recomienda