10 supersticiones de la Lotería de Navidad: soñar con un toro o frotar el décimo en una embarazada
  1. Lotería de Navidad
los rituales de la suerte

10 supersticiones de la Lotería de Navidad: soñar con un toro o frotar el décimo en una embarazada

Existen fechas fetiche o números de especial importancia que animan a la suerte en la Lotería, pero ¿sabes qué otros rituales o creencias siguen los supersticiosos en Navidad?

Foto: Creencias y supersticiones que rodean la Lotería de Navidad. Foto: Efe
Creencias y supersticiones que rodean la Lotería de Navidad. Foto: Efe

Si hay algo que rodea la Lotería de Navidad es la fortuna. Que te toque uno de los premios que reparte el sorteo navideño de cada 22 de diciembre depende de la suerte. Por ello, muchos ciudadanos prefieren jugar sus propias cartas a la hora de comprar un décimo, como compartirlo con alguien a quien anteriormente le haya tocado la lotería, elegir un número que signifique algo especial o una fecha relevante o adquirir la máxima cantidad de boletos.

La prueba de que los jugadores del Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad son supersticiosos llega cada año, cuando desde Loterías y Apuestas del Estado (SELAE) anuncian las terminaciones que más se han repetido a lo largo de los años o los números 'fetiche'. Este 2021, por ejemplo, el 19921, fecha en la que entró en erupción el volcán Cumbre Vieja de La Palma. El año anterior también estuvo marcado por otro día negro: 14320, el día en el que el Estado decretó el primer estado de alarma.

Foto: Daniel Pérez Palau. (Cedida)

Pero estas creencias, la mayoría de ellas nacidas de la cultura popular, no solo afectan a los jugadores o loteros sino a toda una sociedad que ha hecho de este sorteo toda una tradición con una serie de patrones que, de una forma u otra, parecen repetirse año tras año. La SELAE ha enumerado algunos de estos comportamientos como, por ejemplo, que algunas personas que compran en la administración quieren que el lotero les entregue el boleto adquirido con la mano derecha.

Siguiendo con la tradición de las orientaciones, hay personas que creen que trae suerte para el sorteo entrar con el pie izquierdo al establecimiento en el que vayamos a adquirir el décimo, mientras que otros consideran que, cuando hay una gran cola de gente para comprar el décimo, hay que colocarse a la izquierda de la entrada los días impares, y a la derecha, los días pares, para tener mejor suerte.

Según las estimaciones de la SELAE, las zonas en las que ha tenido lugar alguna catástrofe o desgracia, como, en este caso La Palma, esto puede beneficiarles en la venta de décimos, ya que, según la creencia, "después de la tormenta siempre llega la calma" que llega en forma de buena fortuna. Otros confían su suerte en las figuras de las brujitas o el lomo de un gato negro. Es más, los hay que piensan que para llevarse el primer premio, el Gordo de Navidad, tienen que frotar su boleto por la espalda de una persona con joroba o por el vientre de una embarazada.

Para otros, el animal de la fortuna es el toro y algunas lenguas dicen que si sueñas con él antes de que se celebre el sorteo trae suerte. Es más, si este bovino es de color negro, esto significaría que el número ganador será de cuatro cifras. Otra de las supersticiones más conocida es acudir a comprar masivamente a la administración en la que el año anterior cayó el Gordo.

Lotería
El redactor recomienda