Es noticia
Menú
Fieldfisher diseña un sistema para captar el talento de 'boutiques' sin plan de sucesión
  1. Jurídico
Junto con la consultora BlackSwan

Fieldfisher diseña un sistema para captar el talento de 'boutiques' sin plan de sucesión

La firma que lidera Jordi Ruiz de Villa lanza el programa Senior Alliance, un innovador método para integrar pequeñas firmas especializadas con un socio director cerca de la jubilación

Foto: Jordi Ruiz de Villa, socio director de Fieldfisher. (Cedida)
Jordi Ruiz de Villa, socio director de Fieldfisher. (Cedida)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Detrás de cada problema hay una oportunidad. Esa es la filosofía que parece estar detrás del novedoso sistema puesto en marcha por el despacho de abogados Fieldfisher para captar talento de las boutiques. En colaboración con la consultora BlackSwan, la firma que lidera Jordi Ruiz de Villa lanza el programa Senior Alliance, una metodología con la que pretende integrar en su estructura aquellos pequeños despachos especializados en una materia cuyo socio director (quien, normalmente, además es el fundador) está próximo a la edad de jubilación, pero que no cuentan con un plan de sucesión que garantice la viabilidad del bufete una vez este se retire.

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz clic aquí.

Este programa, según explican desde Fieldfisher, combina dos elementos. Por un lado, ofrece al socio (o a los socios) sénior un plan de jubilación, de forma que pueda aprovechar al máximo su prestigio y experiencia, y prolongar su carrera mediante la integración en el comité académico del bufete. Y, por otro, brinda al resto de los abogados que componen la boutique un plan de carrera específico, para que puedan desarrollar toda su potencialidad en un nuevo entorno.

Ruiz de Villa asevera que Senior Alliance nace de la evidencia de que en Madrid y Barcelona, plazas en las que está presente Fieldfisher en España, "cuentan con numerosas boutiques con socios directores o fundadores cercanos a la jubilación, que atesoran un gran talento, pero que tienen dificultades para la sucesión". El programa de integración en su bufete, continúa, les ofrece "un proyecto sólido y con futuro para las segundas líneas".

Foto: Foto: iStock.

Las denominadas boutiques son despachos hiperespecializados en una materia del derecho o un sector de actividad. Una de sus características es que suelen depender en exceso, desde el punto de vista comercial, de su socio o sus socios fundadores, que suelen ser quienes además dan nombre a la firma. El resto de abogados, de gran conocimiento técnico —pues dedican todo su tiempo a una especialidad—, sin embargo, no han ejercido ni desarrollado esa capacidad de venta, lo que pone en riesgo la viabilidad de la organización una vez se jubila el socio director.

Metodología

Fieldfisher, despacho que se encuentra en pleno proceso de crecimiento en nuestro país, ha identificado en esa necesidad de dar un horizonte profesional a esas segundas líneas una oportunidad para seguir reforzándose con abogados de primer nivel. "La gran novedad del programa Senior Alliance, más allá de la idea en sí misma, es que ofrece una metodología pautada de evaluación de la boutique", explica Ruiz de Villa a este diario. El sistema evalúa, por un lado, si la integración es atractiva desde el punto de vista de negocio y, por el otro, si despacho y profesionales tienen una visión compartida desde una perspectiva humana y aspiracional. "No se trata de comprar facturación, sino de captar el mejor talento y ofrecer a las personas un sitio en el que desarrollarse de forma integral", remata el socio director de Fieldfisher.

Foto: De izquierda a derecha: Javier Fontcuberta, director general de Cuatrecasas; Pedro Pérez-Llorca, socio director de Pérez-Llorca, y Antonio Vázquez-Guillén, socio codirector de Allen & Overy. (EC)

El sistema está diseñado para que la fase de estudio mutuo no supere los tres meses. En ese plazo como máximo, Fieldifisher y la boutique estarán en disposición de decidir si existe interés mutuo —en tal caso, firmarán un preacuerdo y comunicarán al mercado la operación— o si, por el contrario, abandonan la negociación. "No queremos que nadie pierda el tiempo. Si se cumplen los hitos marcados en el programa, pasaremos rápidamente al diseño del plan de integración", detalla Ruiz de Villa, que asevera que ya han detectado en el mercado media decena de boutiques que potencialmente encajarían en el programa.

Las áreas en las que la firma está más interesada, asevera, son Litigación, Mercantil o Derecho Público. El objetivo del despacho, de acuerdo con su estrategia de crecimiento, "no es rellenar huecos", indica el letrado, sino "doblar todas las posiciones en las que ya contamos con socios". El socio de BlackSwan, Miguel Ángel Pérez de la Manga, agrega que "más allá de los drivers económicos", es muy relevante asistir a dos despachos en un proceso como el descrito "no solo en el cambio cultural, sino chequear que existe coincidencia en las aspiraciones vitales de todas las partes implicadas".

Detrás de cada problema hay una oportunidad. Esa es la filosofía que parece estar detrás del novedoso sistema puesto en marcha por el despacho de abogados Fieldfisher para captar talento de las boutiques. En colaboración con la consultora BlackSwan, la firma que lidera Jordi Ruiz de Villa lanza el programa Senior Alliance, una metodología con la que pretende integrar en su estructura aquellos pequeños despachos especializados en una materia cuyo socio director (quien, normalmente, además es el fundador) está próximo a la edad de jubilación, pero que no cuentan con un plan de sucesión que garantice la viabilidad del bufete una vez este se retire.

Despachos Abogados Talento
El redactor recomienda