BIEN CULTURAL CALIFICADO CONJUNTO MONUMENTAL

Máxima protección para el Peine del Viento y su entorno tras el ataque con lazos amarillos

La decisión del Gobierno vasco llega tres meses después del ataque vandálico en apoyo a los políticos catalanes encausados y abre la puerta a que el conjunto sea declarado Patrimonio de la Humanidad

Foto: Una persona fotografía la obra con los lazos amarillos pintados por el ataque vandálico de septiembre. (EFE)
Una persona fotografía la obra con los lazos amarillos pintados por el ataque vandálico de septiembre. (EFE)

El Gobierno vasco ha dotado de la mayor protección al Peine del Viento de San Sebastián con su declaración de Bien Cultural Calificado con la categoría de Conjunto Monumental, lo que permite la puesta en valor y preservación en las mejores condiciones de una obra escultórica que aspira a ser calificada como Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco.

La medida, acordada este jueves en el último Consejo de Gobierno del año, llega tres meses después de que este símbolo de San Sebastián fuera objeto de un ataque vandálico en apoyo a los políticos independentistas catalanes encausados por el desafío soberanista al Estado con tres lazos amarillos pintados en una de las tres piezas de acero que integran la emblemática obra de Eduardo Chillida.

La protección no alcanza solo a las tres esculturas de acero de Chillida, sino también a la plaza diseñada por Peña Ganchegui y al "entorno natural"

La protección, además, no alcanza únicamente a las tres esculturas de acero de Chillida, de unas diez toneladas de peso cada una, que están incrustadas en las rocas donde golpea con fuerza el Cantábrico, sino también a la plaza diseñada por el arquitecto Luis Peña Ganchegui y al “entorno natural” dada la “vinculación” que existe entre la obra y la naturaleza. “La condición de límite entre lo urbano y lo natural es un factor fundamental en la concepción del proyecto”, refleja el expediente por el que se reconoce al conjunto de la plaza y las esculturas del Peine del Viento con su entorno natural como Bien Cultural Calificado con la categoría de Conjunto Monumental, esto es, la máxima calificación.

La decisión aprobada este jueves culmina un proceso que iniciaron en febrero el Gobierno vasco y el Ayuntamiento de San Sebastián de la mano con la publicación en el Boletín Oficial del País Vasco (BOPV) de la propuesta de protección del conjunto escultórico de cara a lograr una calificación que es requisito indispensable para que la Unesco avale, en su caso, la distinción de Patrimonio de la Humanidad. Ahora, tras el último paso dado por el Gobierno, y que pone fin a la fase de alegaciones, el Consistorio de la capital guipuzcoana tiene la vía despejada para iniciar el procedimiento para que el conjunto escultórico que vigila la Bahía de la Concha desde 1976 sea declarado Patrimonio de la Humanidad. "Se trata de una gran noticia, ya que es un paso más para conseguir el objetivo de la ciudad y del ayuntamiento para que el Peine del Viento sea declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco”, ha celebrado el concejal de Cultura, Jon Insausti.

Una persona pasea por el conjunto escultórico. (EFE)
Una persona pasea por el conjunto escultórico. (EFE)

Ahora, la pretensión del ayuntamiento es conformar un “grupo de presión” o ‘lobby’ que avale la candidatura a presentar ante la Unesco con la implicación, entre otros, del Gobierno español, que deberá proponer la declaración de este conjunto como Patrimonio de la Humanidad ante este organismo de la ONU. De momento, a la espera de que la organización de la ONU para la educación, la ciencia o la cultura pueda atender esta petición, el Ejecutivo vasco ha aprobado su inclusión en el registro de Bienes Calificados por “reunir unas características que son únicas en este país”, lo que le lleva a este conjunto escultórico a ser “un símbolo para San Sebastián y también en símbolo cultural de nuestra comunidad”, según ha señalado el consejero de Cultura, Bingen Zupiria.

El reconocimiento definitivo incluye un relevante cambio en relación a la propuesta de protección presentada en febrero de cara a la concreción de las medidas de protección del medio marino. Al respecto, el ayuntamiento pone en valor que la protección alcance al entorno natural. "No hablamos solo de las esculturas diseñadas por Eduardo Chillida, hablamos también del entorno arquitectónico de Peña Ganchegui y del entorno natural, tal y como recoge la declaración del conjunto monumental, con las formas que dibuja el mar y la propia ladera de Igeldo", resalta Insausti.

El nivel de seguridad del entorno natural estará supeditado al futuro Plan de Ordenación del Espacio Marítimo de la Demarcación Marina Noratlántica. En este sentido, el Servicio Provincial de Costas, dependiente del Gobierno español, alegó que el entorno natural marítimo protegido es parte del dominio público estatal marino y, en consecuencia, las medidas de protección deben ser coherentes con un futuro Plan de Ordenación del espacio marítimo.

La pretensión del ayuntamiento es conformar un "grupo de presión" que implique al Gobierno español que avale la candidatura a presentar ante la Unesco

Una vez aprobada esta protección, a partir de ahora queda establecido un régimen de protección para los diferentes elementos que conforman este conjunto escultórico. Entre los que cuentan con la protección más alta se incluyen aquellos elementos que tienen “valores esenciales de tipo arquitectónico o artístico”: las tres esculturas de hierro de Chillida, incluidas sus bases rocosas, la arquitectura original de la plaza, a excepción de los elementos listados en el apartado ‘carentes de protección’, la ladera natural de Igeldo y los bajos rocosos no sumergidos permanentemente.

Dada su relevancia, el Ayuntamiento de San Sebastián viene adoptando medidas para proteger de la acción humana este entorno, que recibe diariamente numerosas visitas, convertido en un punto de paso obligado para el turismo, si bien la calificación de Bien Cultural obliga al Consistorio a reforzar las acciones encaminadas a la seguridad de este conjunto, que en septiembre fue atacado en apoyo a los políticos independentistas catalanes. Los lazos amarillos pintados en una de las piezas permanecieron visibles varios días ya que fue necesario llevar a cabo un cuidadoso proceso de limpieza consensuado con la familia de Chillida para borrar su huella sin afectar a su estado original.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios